Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Fotografía enviada por Cuesta
12 de agosto de 2016
Cada día paso por aquí con mi bicicleta de camino a mi casa. Y antes de que alguien me diga que por la acera no puedo circular, además de decir que lo sé perfectamente, a las horas que paso, o no hay nadie, o son escasos los peatones con los que me cruzo.
Pues hoy, al pasar junto a estos contenedores de basura me he dado un arañazo en el brazo derecho por culpa de lo que yo llamo "una trampa" de algún ciudadano con poca vista.
Dejan una tabla de unos dos metros metida dentro del contenedor sobresaliendo aproximadamente un metro. Al acercarse con la bici no puedes ni verlo hasta que estás encima. Suerte que me ha rozado. De pasar más cerca habría sido peor y me abría tirado de la bicicleta. De pasar alguien con menos altura, un niño por ejemplo, el peligro sería aún peor.
No entiendo a quien se le ocurre dejar eso así.
Me he dado la vuelta, he tirado la fotografía y he sacado la tabla del contenedor y la he dejado en el suelo.

Conductas incívicas en una #Huelva enferma socialmente.
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress