Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Jueves, 4 mayo 2017 | Leída 149 veces

Del 7 al 31 de mayo

Marcar como favorita

¿Qué fue antes: el huevo o la gallina? ¿Qué es más importante en el Recre: lograr la estabilidad institucional o la permanencia en Segunda B? Nunca se sabe, pero ya se ha repetido por activa y por pasiva que el club en Tercera División tendría un panorama aún más incierto. Así que si después de medio año apenas se ha avanzado nada en el tema de la venta y en de los impagos parece de cajón que es aconsejable aparcar ese importante tema unos días para centrar todo el mundo todos los esfuerzos en la final deportiva de este domingo ante el San Fernando.

Por aquello de cuando las barbas de tu vecino veas cortar… sólo hay que trasladarse unos kilómetros en Andalucía para analizar la dramática situación que le espera al Jaén. Con ruina económica, en Tercera División y sin la masa social que tiene el Decano. Son muchos clubes históricos los que han tocado fondo y después han resucitado y algunos de ellos incluso están actualmente en la máxima categoría nacional. Pero mejor no tentar a la suerte, lograr de una vez por todas esta temporada la salvación y tratar de hacer las cosas este verano con más cabeza y sin tantas trabas de todo tipo para buscar en el próximo ejercicio si no el ascenso sí tener una campaña tranquila y con las miras puestas en luchar por los puestos medio-altos de la clasificación.

 

En las últimas dos décadas ha habido muchos partidos claves para el Recre. Varios contra Osasuna y el Numancia, el del filial del Deportivo de la Coruña, el Xerez o el Granada B, entre otros. El de este domingo día 7 de mayo contra el San Fernando es otro de ellos. De los que entran con mayúsculas en la centenaria historia albiazul. Si se gana, algo de lo que no tengo duda viendo el potencial de ambos equipos y sobre todo el factor clave que será ver un Nuevo Colombino a reventar, ya se desterrará el sufrimiento y se podrán empezar a hacer los deberes para la próxima temporada. Pero un empate o una derrota pondría al Decano con pie y medio en la promoción de descenso teniendo en cuenta que en la última jornada liguera visita a un Cartagena que es cierto que está venido a menos pero que ese día si se juega el liderato es muy poco probable que falle. El conjunto onubense no ha hecho méritos para llegar a estas alturas de la competición jugándose la vida al duelo de este domingo. Pero esto es fútbol y ahora llega la hora de la afición, que seguro que no le va a fallar al equipo, por lo que el domingo alrededor de las 21.45 horas ya se pondrá fin al objetivo de la permanencia. No hay gloria sin sufrimiento, y además es el sino histórico de nuestro Recre.

 

Y después llegará otro partido como mínimo igual de importante para el Decano, que es el de la venta y el de la estabilidad financiera después de una década de demasiados sinsabores por no haber hecho las cosas bien y no haber puesto en la cabecera de la mesita de noche de los dirigentes un libro de cómo gestionar un club de fútbol al estilo del Éibar, el Leganés o el Numancia. Parece que no ha cambiado casi nada desde la marcha de Pablo Comas y Gildoy a excepción, y no es algo baladí, de los interlocutores a los que dirigirse. Y es que la sangría de los impagos ha seguido creciendo y nadie parece ponerle fin, además de que las instalaciones siguen bastante dejadas de la mano de Dios y tampoco desde el Ayuntamiento de Huelva, propietario del club, ofrecen ningún tipo de respuestas ni soluciones ni a nivel público ni privado. Está claro que hay un as en la manga y que este verano no habrá que llegar al 30 de junio para saber si la entidad albiazul se inscribe en la Segunda B y la única duda es saber si el proceso del concurso público de la venta de las acciones del Recre será limpio al cien por cien o tendrá truco por aquello de los famosos trajes a medida.

 

Desde el lunes, siempre y cuando se le gane al San Fernando, que no hay por qué pensar en otra cosa, ya sí que la presión sobre el Ayuntamiento va a empezar a crecer no sólo desde los empleados, jugadores y técnicos del club sino también desde el entorno (prensa y afición). Hay que agilizar ya todo el proceso de la venta, que parece la historia de nunca acabar (no olvidemos que nos mintieron diciendo que se haría antes de finales de enero); hay que concluir ya de una vez por todas la auditoría forense y conocer el pliego de condiciones; hay que dialogar con los trabajadores del Decano porque están sufriendo de lo lindo para sacar a sus familias adelante en los dos últimos años y eso no se lo merece nadie; hay que ver qué sucede con el entrenador y el secretario técnico para no llegar a mediados de julio con la casa por barrer y todo enquistado… Son muchas asignaturas pendientes y todas ellas de vital importancia. No hay elecciones, pero la gente no olvida. El alcalde, Gabriel Cruz, se comprometió a pagarles a los trabajadores el 31 de mayo todo lo que se les adeuda si antes no llega un nuevo dueño, algo que va a ser imposible para esa fecha. Así que a ver cómo se las apaña para cumplir su promesa. No debería valer que otra vez echara balones fuera. El Recre es algo más serio que eso y también está el tema del factor humano, para mí de importancia suprema en la vida. No todo vale en política. No más huidas hacia adelante, por favor.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)