Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Miércoles, 19 abril 2017 | Leída 295 veces
CONFIDENCIAL

El runrún: Isla Chica, un poco más verde

Marcar como favorita

Se había notado el cambio. La eliminación de los árboles que hasta no hace mucho poblaban esa zona de la plaza del Estadio, unida al macroaparcamiento habilitado en la zona en los coletazos de la anterior legislatura, había quitado a Isla Chica buena parte del color verde. Color que ahora vuelve… aunque pintado en el suelo.

Pese a que la esperanza es que lo haga también en forma de árboles y jardines, por ahora los vecinos y vecinas de la zona se van a tener que ‘conformar’ con ser uno de los escenarios a los que otros ‘verdes’ acudirán: [Img #175795]los que hayan optado por los coches menos contaminantes, los eléctricos, que en breve podrán cargarse en el barrio. El punto de carga se está habilitando en una zona reservada hasta el momento para aparcamientos. El lateral de la avenida Federico Molina, un poco antes de su intersección con Pedro Alonso Niño, pasando Muñoz de Vargas. El verde ha invadido el suelo y pronto, con un poco de suerte, lo hará la energía con la que ha de caminarse –o conducirse- hacia ciudades con un aire más respirable, a lo que los coches eléctricos contribuyen en buena medida.

 

Juan Ramón Jiménez, eficaz reclamador. El poeta universal nacido en Moguer Juan Ramón Jiménez tiene entre sus obras más destacadas ‘Diario de un poeta recién casado’ (1916), producción literaria que refleja su felicidad tras contraer matrimonio con Zenobia Camprubí y su viaje de novios. El escritor Juan Ignacio Varela Gilabert investigó que eso no es del todo así. Como publica El País el poeta emprendió hace un siglo una batalla legal contra la naviera que les llevó desde América a España. El matrimonio se casó en Nueva York y después tomó un barco en Montevideo rumbo a Cádiz. Se ha investigado la documentación de esta empresa y en sus hojas de reclamaciones hay escritos de Juan Ramón Jiménez, quien se queja de que su equipaje estaba mojado por una filtración en el barco y quedó inservible su ropa, por lo que logró una indemnización de 4.000 pesetas, cuando lo estipulado para ese caso era de 400. Bien podría haber sido el poeta un buen defensor de la OCU o Facua. Según se muestra en este reportaje, a ojos de la empresa Juan Ramón realizó una reclamación "excesiva”. De hecho retrasó su regreso a Madrid para buscar a un notario en Cádiz y emprender la reclamación.  "La forma en que se presentó el señor Jiménez fue violenta, dejándose decir que él tenía la culpa por viajar en vapores que no eran de pasaje, sino cargueros y otras frases por el estilo (…) El señor Jiménez me parece que tiene un carácter vidrioso y desagradable". Y añade unas palabras del sobrecargo: "Dice que desde que entró a bordo el señor Jiménez, conoció que era uno de esos pasajeros que tienen que proporcionar disgustos en la travesía". Y argumentaba que la verdadera causa se debió a que "el señor Jiménez llegó al muelle para embarcar en los momentos en que estaba  lloviendo torrencialmente y su baúl venía en el techo del coche que los conducía". Juan Ramón insistió y ganó: ”Después de un aprecio minucioso, sacamos un perjuicio de 4.000 pesetas por baúles, trajes de señora y caballero, pieles de señora, sombreros y zapatos de señora (de baile y de vestir) todo lo cual ha quedado inutilizado por el agua salada". La compañía cedió: ”Nuestro señor presidente, por razones especiales, ha dispuesto que se satisfagan al señor Jiménez las 4.000 pesetas que reclama".

 

Buscan al dueño de un inseperable herido. Nos hacemos eco del caso de un pájaro perdido. Un lector ha encontrado un inseparable de Fischer en el parque de Zafra. El animal tiene una herida en la cabeza y problemas para volar porque tiene un ala dañada. Si alguien reconoce al animal, que mande sus datos personales a [email protected]

 

[Img #175796]

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress