Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Lunes, 17 abril 2017 | Leída 730 veces
Confidencial

El runrún: Jesús León vuelve a escena

Marcar como favorita

Ya se daba prácticamente por descartada la opción de Jesús León como futuro dueño del Recre, pero el fútbol es tan variable y pasa tan rápido del blanco al negro que a día de hoy de nuevo el cordobés ha saltado a escena como una de las opciones más firmes para hacerse con la mayoría del porcentaje del accionariado del Decano una vez que el Ayuntamiento de Huelva saque el club a concurso público.

[Img #175645]La noticia la ha avanzado Onda Cero, que indica que León llegaría de la mano de un conocido empresario onubense del mundo de la construcción. El cordobés, que fue accionista del Sevilla y que estuvo a un paso de comprar el Córdoba hace un par de años, conoce, por lo tanto, los entresijos del Recre y del fútbol andaluz, y estaría de nuevo muy bien posicionado para ser el dueño del Decano. De hecho, el pasado verano ya adelantó un aval económico que permitió al club albiazul poder inscribirse para competir en Segunda B. Pero luego las dificultades que puso Pablo Comas para salir del Recre le impidieron colocar a Rafael Berges como entrenador y a Juan Luna Eslava como secretario técnico y ya no vio nada claro entrar en el Decano con un proyecto de garantías. Además, el tema de la auditoría forense y de las múltiples deudas que arrastra la entidad onubense por culpa de Gildoy también le echaron hacia atrás. Pero entre la política y la construcción pueden acabar convenciendo a Jesús León para optar a comprar el Recre una vez que ya esté hecho el pliego de condiciones y el club salga a la venta. Habrá que esperar a las próximas semanas o meses, pero el caso es que el Decano tampoco puede marear ya mucho más la perdiz porque el tiempo corre en su contra y necesita bastante dinero antes del día 30 de junio para evitar la tragedia deportiva e institucional.

 

Vuelve la sombra del peaje. Hasta ahora los onubenses habíamos vivido con relativa lejanía un problema que afecta cada vez a un mayor número de españoles, y aunque nos molesta encontrarnos con él cuando viajamos a [Img #175646]Portugal o a la vecina Cádiz, podemos considerarnos afortunados. Al menos de momento. Efectivamente, hablamos de los peajes. ¿Afortunada una provincia tradicionalmente castigada por los dos principales partidos a un déficit de inversiones que lastra su desarrollo? Sí, si la comparamos con muchas otras al norte de Despeñaperros, donde por contra sí disfrutan de las infraestructuras de comunicaciones que aquí demandamos. Pero como todo puede empeorar, hace escasos días nos enteramos de que en el plazo de un mes el Parlamento Europeo debatirá la posible implantación en todo el territorio comunitario de la conocida como Euroviñeta, una pegatina que a modo de salvoconducto autorizará la circulación por autopistas y autovías de los vehículos de más de 3,5 toneladas –camiones– que hayan pagado el peaje. Este sería el mejor de los escenarios, ya que hay países nórdicos y centroeuropeos en los que este peaje (sin las tradicionales cabinas de peaje) afecta también a los turismos y se trata de una práctica asumida por la población. El Gobierno español ya se ha posicionado en más de una ocasión en contra de esta medida, aunque en nuestra contra juegan la política anti emisiones comunitarias y la presión de las empresas propietarias de las concesiones de las autopistas de pago (en España, Abertis, casi exclusivamente). ¿Veremos el día en que tengamos que pasar por caja para viajar por la concurrida A-49? Hasta ahora nadie apostaba por ello, pero quizá no debamos considerarlo una posibilidad tan remota. 

 

En pie de guerra contra el glifosato. Se usa para tratar parques, jardines y distintos rincones de las ciudades, pese a que sus peligros para la salud y el medio ambiente están demostrados. Hablamos del glifosato, un herbicida cuyo uso ya ha sido prohibido en numerosas localidades, pero que se sigue utilizando en Huelva para el control de vegetación, pese a que algunas organizaciones como Mesa de la Ría e IU ya han pedido que se atienda al principio de precaución y se prohíba su uso. Petición a la que ahora se está sumando la ciudadanía gracias a la iniciativa de Eva Rodríguez, una onubense que quiere presentar una moción ante el Ayuntamiento de la capital, para lo que se encuentra recogiendo firmas. Para poder presentarla necesita las rúbricas de 150 personas censadas en Huelva y que estén dispuestas a facilitar una copia de su DNI, y en ese cometido es en el que trabaja ahora mismo. ¿Conseguirá esta iniciativa ciudadana lo que no se ha logrado a través de las formaciones políticas? Habrá que verlo. Por ahora, todo aquel que quiera unirse a la causa puede dirigirse al corre [email protected] para solicitar una hoja de firmas y conocer el procedimiento que se está siguiendo.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress