Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Viernes, 24 marzo 2017 | Leída 656 veces
confidencial

El runrún: Una caca de campaña

Marcar como favorita

Llama la atención, y no tenemos decidido aún si para bien o para mal, la verdad, la campaña diseñada por la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) que está difundiendo estos días la delegación onubense, y en la que han colocado como protagonista a la mierda. Como suena.

[Img #173650]De hecho, el título de la campaña –al menos según se deduce de los diseños que se están difundiendo- es ‘Mierda en huelga’, y la imagen protagonista es la clásica caca en versión emoji, que sujeta un cartel en el que solicita el fin de las injusticias. Sinceramente ante esta imagen es toda una incógnita que es lo que pretende la campaña, lo que es ya de por sí un error de base, porque de poco sirve que llame la atención –que, desde luego, lo  hace- si el mensaje que pretende lanzar no queda claro. Para eso hay que detenerse un poco más y leer que lo  que se pretende es combatir las desigualdades que existen respecto a la detección de cáncer de colon en función de la comunidad autónoma en la que se resida. Al parecer, en Andalucía toca ponerse en ‘huelga de mierda virtual’ para reclamar la implantación del diagnóstico precoz en este tipo de cáncer. Desde luego en la finalidad estamos todos de acuerdo; sobre la campaña en sí, hay para todos  los  gustos.

 

[Img #173651]El futuro de Luzardo. De momento es una incógnita saber qué jugadores seguirán de los actuales en el Recre la próxima temporada. Uno de los que no tiene contrato en vigor es Ubay Luzardo, que acaba su vinculación con el Decano el 30 de junio y no va a renovar por partidos jugados. Tenía una cláusula en la que se aseguraba la continuidad si llegaba a la cifra de 25, pero a falta ya de sólo ocho por disputarse en el presente campeonato liguero suma 14 encuentros, con un gol ante el San Fernando. Eso sí, ha ido paulatinamente a más y en las últimas jornadas le ha dado bastante seguridad a la zaga albiazul, así que no está descartada al cien por cien su continuidad. En principio Bonaque y José Alonso tienen contrato en vigor y a la dirección deportiva y el cuerpo técnico, siempre y cuando sigan en sus cargos, ya que aún no se sabe si habrá un nuevo dueño a partir del verano o seguirá mandando el Ayuntamiento de Huelva, no les desagradaría reforzase con el central argentino, Ignacio Prieto, que ha causado una grata impresión en los dos meses que lleva a prueba. El central canario Luzardo llegó, vía Pablo Comas, el pasado verano al Decano tras una carrera de auténtico trotamundos por España, Hong Kong, Australia, Noruega o Inglaterra. Tiene 33 años y no ha desentonado esta temporada aunque le costó asentarse en el once albiazul. Con Alejandro Ceballos en el banquillo únicamente disputó dos encuentros de diez posibles, y con Juan Manuel Pavón lleva 12 de los últimos 20, y eso que en los cuatro primeros no jugó ni un minuto y en enero estuvo ausente por motivos personales. Tras el cierre del mercado invernal se ha convertido en un fijo. Su futuro es una completa incógnita y los técnicos valorarán su compromiso. Ahora ya sí que está al cien por cien implicado, algo que hubo un momento que estuvo en duda, sobre todo cuando vio que Ceballos prefirió colocar a Jesús Vázquez como central antes que a él cuando hubo bajas o en el primer tramo de Pavón como primer técnico albiazul, donde en alguna ocasión no entrenó con toda la intensidad necesaria, algo que le costó una reprimenda.

 

[Img #173658]El muelle del Tinto, un gimnasio Pokémon. Hasta ahora, de este monumento decimonónico sabíamos lo fundamental: que es uno de los símbolos de la ciudad y que forma parte del amplio legado que dejaron los ingleses tras su paso por nuestra provincia. También que es uno de esos ‘marcos incomparables’ de los que los onubenses echamos mano en bodas y comuniones para nuestros álbumes de fotos. Lo que desconocíamos, aunque probablemente sea un dato sobradamente conocido para los iniciados, es que además de todo eso, el Muelle del Tinto –sí, el que está en el Odiel– es un ポケモンジム. ¿Y eso qué es? Pues traducido al cristiano, un gimnasio Pokémon, es decir, un lugar donde se disputan combates Pokémon. Es cierto que la fiebre que provocaron estas criaturas japonesas hace tiempo que remitió y dejó de ser un tema recurrente en los medios informativos que tanto contribuyeron a su popularidad. Eso no significa, sin embargo, que los aficionados a este popular juego hayan dejado de existir, ni mucho menos. Quizá puedan verlos, además de en el emblemático muelle de minerales, en la catedral de la Merced, así como en otro enclave ‘british’ de la capital, el Barrio Obrero, donde hay otros dos de estos ‘gimnasios’. Quién sabe, es posible que este juego basado en la geolocalización haya atraído a más un joven viajero despistado a puntos clave de nuestro patrimonio cultural.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)