Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Miércoles, 1 marzo 2017 | Leída 32 veces

Despreocúpate de la seguridad de tu bebé mientras disfruta jugando

Marcar como favorita

Es muy normal que los padres primerizos tengan muchas dudas en los primeros meses del bebé y que traten de estar pendientes de todo lo que éste hace para asegurar su seguridad y cuidados. Y esto es, lógicamente, más que necesario pero, de vez en cuando, también toca hacer otras tareas y en el momento en el que el bebé es capaz de mantenerse sentado sin ningún tipo de ayuda externa se puede dar el siguiente paso.

Este es optar por los parques para bebés (también llamados 'corralitos') Para muchos padres este es un gran invento porque permite mantener seguro al pequeño, mientras juega y, a la vez, ellos pueden desempeñar otras tareas.

 

[Img #171725]Es más que recomendable hacerse con uno de estos parques para los más pequeños de la casa, no sólo porque permiten hacer otras cosas a los progenitores, también es útil porque, en un entorno controlado y seguro, el bebé sigue con su desarrollo. A la par que juega va probando a ponerse de pie enganchándose a las redes o cuerdas que suele haber en las paredes del mismo parquecito y, en caso de que se caiga (algo muy probable y habitual en los comienzos) no hay nada que temer porque cae sobre una superficie blanda pensada para ellos. También sirve para que se siga fortaleciendo con el gateo.

 

La estimulación en estos corralitos es constante y llevan a que el pequeño quiera superarse sin darse cuenta, mientras se divierte con sus juguetes favoritos. Aquí puede lanzarlos y recogerlos sin mayor peligro. Todo el entorno se ha desarrollado para que el bebé esté siempre seguro, lejos de las temibles esquinas de las mesas o de las sillas que ceden cuando ellos apoyan su peso. Por no hablar de las puertas donde pueden pillarse sus dedos o la zona de la cocina, que ha de quedar vetada para ellos durante bastante tiempo.

 

Cómo elegir un buen parque para bebés

Aún con todo lo expuesto, no está de más que, cada cierto tiempo, se eche un ojo al bebé. Casi todo está ya previsto pero, a veces, los más pequeños sorprenden con alguna que otra travesura.

 

Resulta fundamental a la hora de elegir un parque para bebés que éste haya sido fabricado de acuerdo a la normativa europea, que marca unos parámetros mínimos de seguridad. Por supuesto, también hay que asegurarse de que no cuenta con ningún desperfecto o rotura (más plausible cuando son de segunda mano o heredados). En el momento en el que ya ha adoptado el parque la posición normal se han de poder bloquear las barandillas, a fin de evitar accidentes.

 

También es importante asegurarse de que, contando con una red de malla, ésta tenga los agujeros, como mínimo, más pequeños que de 7 milímetros. Y, en el caso de que el corralito sea de madera, el tamaño mínimo recomendable es de 6 centímetros.

 

Siguiendo estas recomendaciones no hay problema alguno en echar mano de uno de estos parques infantiles, siempre y cuando se complemente con el afecto, el cariño y el apego por parte de los padres.

 

Un consejo que suele resultar muy favorable es el de poner el parque en diferentes lugares de la casa, así se le permite diferentes ángulos al pequeño y puede observar cosas nuevas, algo que estimula su crecimiento también.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 2 marzo 2017 a las 16:18
DescansoBebe.com
Además de los parques convencionales, que también pueden ser usados como cunas, últimamente están teniendo mucho éxito los parques pentagonales.
El problema de estos últimos parques pentagonales frente a los tradicionales, es que para los parques pentagonales se necesita tener espacio en casa.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress