Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ricardo Ubric
Miércoles, 1 febrero 2017 | Leída 255 veces

La venta eterna

Marcar como favorita

Nos están mintiendo. O al menos no nos están diciendo toda la verdad. La venta del Recre es una especie de juego de tronos, de lucha por el poder. Es un tablero de ajedrez en el que cada uno mueve sus piezas de manera interesada. Da la sensación de que el Ayuntamiento no quiere convocar el concurso público hasta que en la sombra tenga bien atado a un comprador o hasta que ya haya llegado a un acuerdo con Hacienda. El caso es que habrá que esperar y no es ni siquiera descartable que la venta se aparque hasta que concluya la temporada liguera.

Algo que no deja de ser arriesgado. Evidentemente el Recre no deja de ser un equipo de fútbol. Hoy, día 1 de febrero, el club vale algo menos que ayer porque no ha podido hacer fichajes y en teoría está debilitado en comparación con sus rivales directos a la hora de lograr el objetivo de la permanencia en Segunda B. Pero a mediados de mayo, si consigue la salvación, pues otra vez será atractivo para los inversores porque con la masa social que tiene sería lógico pensar que la próxima temporada optaría a estar en la zona alta y a buscar el ascenso. Así que, una vez que se ha mareado tanto la perdiz y no se ha cumplido la promesa de sacar a la venta las acciones antes de finales de enero, yo al menos ya no soy nada optimista respecto a que el concurso público se convoque antes de que finalice el campeonato.

 

Hace justo un año que Pablo Comas le anunció en Fitur a Gabriel Cruz que ponía el Recre a la venta. Desde entonces, demasiadas milongas, mucho ruido, pocas nueces y apenas ningún avance, así que la depresión sigue siendo muy grande. Es verdad que el Ayuntamiento ha estado batallando en varios frentes y ha conseguido la expropiación, que no es poca cosa, ya que de hecho sin eso seguramente en verano el Decano hubiera echado el cierre. Pero también hay que achacarle que no esté acelerando el proceso. Dice el alcalde que ya se ha reunido con varios inversores. Públicamente ninguno ha dado la cara, y no sé si eso es bueno o no. Al menos no han hecho el ridículo de Felipe Cascajo publicitando gratuitamente su empresa durante varias semanas a comienzos del año pasado para después quitarse de en medio. Porque si de verdad hubiese querido comprar el Recre lo lógico sería que acudiese ahora a por él visto que ya el interlocutor sí que es serio. A saber la relación que tenía con el innombrable. En fin…

 

Que si la auditoría forense, que si estructurar la deuda con Hacienda, que si las cuentas de la última temporada de Comas aún no están en la hoja registral… El caso es que el tiempo pasa y el Decano no ve la luz al final del túnel. Miseria en el día a día en la Ciudad Deportiva, lástima en el día a día de los empleados, unos jugadores que ya saben que es poco probable que cobren algo más de aquí al verano… Es una pena que se perdiera, por motivos personales, a un portavoz de valía como era Antonio Ramos. Ahora no nos cuentan nada. No nos enteremos de la misa la mitad. Está claro que Jesús León tenía pie y medio dentro con el aval que adelantó y poniendo a tres consejeros suyos en la directiva albiazul. Salieron escopeteados en Navidad y eso ya descarta al cordobés de la compra del Recre. Pero según el alcalde hay más candidatos. Bueno, ¿y a qué espera para convocar el concurso público? Se decía que el PSOE no iba a ser como el PP en Huelva Deporte y que iba a contar con la opinión de los otros grupos políticos con representación en el Ayuntamiento para decidir el presente y el futuro del Decano, pero por ahora eso no está ocurriendo.

 

Se mintió con la fecha de convocar el concurso público y también con la del pliego de condiciones. Y aquí no pasa nada. No hay apenas voces críticas. Todo vale. La cosa no ha cambiado en exceso respecto a hace un año. Nos las prometíamos felices y por ahora la inacción continúa. Así que vamos a tener que centrarnos en lo deportivo y soñar con que los de la zona noble hacen mientras tanto los deberes. Y nos vamos a salvar. Que a nadie le quepa duda. El equipo está cortito de calidad y psicológicamente roto. Pero es mejor que el de la pasada temporada y lo va a acabar demostrando. Ya sí que hay que exigirle también a Pavón porque no le vale la excusa de estar en la grada o de no poder dar explicaciones en las ruedas de prensa y sus números son tan decepcionantes como los de Ceballos. Hay que sacar la mitad de los puntos en juego. Parece una quimera, pero se va a conseguir seguro. La afición también echará una mano. No fallará. Es un calco de la situación de la pasada temporada por estas fechas y buena parte de la permanencia la lograrán con su aliento. Pero después en verano Huelva no soportaría otra campaña de salvación. Así que esperemos que la venta no siga eternizándose y que los que tienen que coger el toro por los cuernos, un PSOE responsable y una oposición de verdad crítica y que no siga pasando de todo, saquen a nuestro Recre de la UVI antes de que ya sea demasiado tarde.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress