Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Miércoles, 11 enero 2017 | Leída 213 veces
CARTA AL DIRECTOR

La transparencia esmerilada

Marcar como favorita

No me he erigido para ser la pluma que describa una sanidad novelada. Me lo manda el ser actor de una historia de la que soy participe diariamente, en la que ninguna marea influye. Sería una novela de pocos capítulos, pero intensos, porque intenso es cuidar de la vida de los demás. Sus episodios son conocidos por los “encargados “de la Salud Pública Andaluza y que no dejan de ser renglones torcidos para ellos.

Hablar de la Atención Primaria (A.P) en Huelva puede ser extrapolable a la de cualquier punto de la geografía andaluza pero quizás, según mi visión, la AP en la Sierra de nuestra provincia, entraña connotaciones específicas: la orografía y la dispersión de los núcleos poblados, que influyen de forma profunda y profusa en la atención sanitaria práctica (no a la de números y estadísticas) con tan escasos medios humanos y materiales.

 

La Sierra de Huelva está “salpicada” por núcleos habitados pequeños y separados unos de otros por carreteras, en muchas ocasiones tortuosas y estrechas y aderezadas, sobre todo en invierno, por nieblas y firmes con hielo. En la mayoría de esas localidades, salvo en las que tienen un Centro de salud, se cubren con consultorios cuya dotación de personal está compuesta por el facultativo y uno/una enfermera por consultorio. No hay administrativo, ni celador, ni ambulancia asignada. La ambulancia, una para cubrir toda la zona básica  (unos 14000 habitantes como ocurre en  la de Aracena, por ejemplo), por lo que lo mismo debe cubrir un accidente de tráfico que ocurra en Linares de la Sierra, como un Infarto que ocurre simultáneamente en Valdelarco o un parto en Los Marines… ¿No es descabellado?

 

Pero sigamos con nuestro ejercicio diario, y como, desde la soledad de dos personas como equipo, y solo con el bagaje de la ilusión y la formación, intentamos hacernos fuertes y conseguir que la atención de nuestros pacientes, (que si son nuestros y no moneda de cambio de políticos), sea la más completa que nuestra profesionalidad sabe dar. Dentro de nuestra labor cotidiana, con un paciente citado cada 6 minutos, hemos de hacer labores administrativas, de gestión, ajenas a nuestra profesión y competencia. Hacer los traslados urgentes con tu enfermera al hospital (dejando sin asistencia la localidad) y una vez realizado el mismo, volver a continuar, como si tal cosa, la consulta interrumpida (tu estado anímico no importa, ni tu sensibilidad, ni el stress al que estas sometido..). Las extracciones de sangre sólo se realizan 1 día a la semana y, en las épocas estivales, (cuando la población aumenta con muchos habitantes foráneos) pasan a realizarse cada 15 días, amén de muchos días tener a la enfermera solo durante media jornada.

 

Lo más duro de nuestro aislamiento llega cuando estas “absolutamente solo” sin siquiera tu enfermera. Muy, muy frecuentemente, el “gran” equipo de dos queda reducido a UNO. La falta de personal y sustituciones hace que quedes sólo con tu DESAMPARO, solo en el pueblo. Venga lo que venga lo atiendes solo. Poco le importan al SAS, los procesos ligados al tiempo, la premura en la atención que requiere una RCP (reanimación cardiopulmonar) la necesidad de varios miembros del equipo para llevarla a cabo, algo vital en la supervivencia del paciente …¿Con qué miembros y de qué equipo podemos contar? UNO.

 

Esta ansiedad y angustia que sufrimos (espero que la compartan algún día los gestores sanitarios) llega a los niveles más altos soportables (si eres un profesional responsable) cuando además de tu población,  te asigna una u dos poblaciones cercanas más para que también las cubras porque no sustituyen a su médico. Reza el creyente para que no venga un dolor precordial; una picadura de alacrán que desemboque en un choque anafiláctico; un parroquiano con un traumatismo craneoencefálico; o un accidente de tráfico en las proximidades y al que acudes (para atender a los siniestrados hasta que venga la ambulancia) en tu coche particular, con solo tu conciencia, tu humanidad y algo de valentía. Porque para mayor INRI, la ambulancia asignada a la zona básica, carece de un equipo de médico y enfermera de urgencia exclusivo, por o que debe recoger al médico, en el pueblo más cercano al accidente y además atiende una amplia zona, por lo que puede tardar un tiempo que puede ser vital.

 

¿Todas estas carencias y medios son conocidos por los gestores o ...no? En una escala de mandos jerárquica: Directores de Unidades de Gestión Clínicas que informan, solicitan…al Director Gerente de AGS Norte de Huelva y este, si lo hace, a su vez al Director Gerente del SAS. ¿Todos lo conocen o…no? En cualquier caso, si es vergonzoso desconocer lo que se gestiona es ridículo gestionar lo que se desconoce…o no?

 

La calidad asistencial del ciudadano no puede ser medida  por su publicidad: “los andaluces gestionan 350 mil citas con enfermería en AP a través de salud responde”; tampoco la avala el facilitar aplicaciones para móviles para acceder más fácilmente a la cita con su médico. ¿Se pregunta alguien si hay profesionales en número suficiente, motivados, y si han contado con ellos para algo? Quedar bien con cifras y números, vacíos al fin y al cabo de contenido real, hace, de los esperpentos de Valle Inclán, sus escritos de referencia.

 

A estos ciudadanos serranos, que lo son como los demás, les gustaría, por ejemplo, no esperar meses una consulta en Huelva de especialidades como: Dermatología, Endocrinología, Neurología, Alergología, Reumatología (¿por qué no se pregunta, ante las cámaras, en coloquios, la prensa si es verdad esto que decimos, a los ciudadanos?) . Les encantaría poderse beneficiar de medios como la telemedicina (la teledermatología por ejemplo, está implantada en cualquier centro de salud de Sevilla…¿verdad?), o no tener que desplazarse desde Cortegana a Rio tinto para un control de embarazo  ¿Saben los gestores o acaso les importa si estos pacientes tienen medios para desplazarse a esa localidad?

 

La Sierra de Huelva, y en particular la de Aracena, sigue teniendo ciudadanos de segunda. Areas deficitarias, como la atención sanitaria en consulta a personas con procesos crónicos: en diabetes ausencia de retinografías, de consejo dietético real y estructurado, en EPOC ausencia de espirometrías, de cirugía menor reglada, y no realizada de forma voluntarista como ahora, de promoción de la salud en centros educativos y otros, así como la carencia de impulso a algo tan significativo como la investigación en AP.

 

Las reuniones con la jerarquía, generalmente solo sirven para demorar lo que ya sabemos cómo solventar. Dilatar en el tiempo para aburrir, para que el tiempo sirva de compaña al olvido. La transparencia es el nuevo paradigma del buen hacer de la política. Hablar de transparencia es un marchamo de calidad, pero se olvida que la transparencia tiene que ir avalada por la verdad, y esta a su vez, por la valentía.

 

Desde estas líneas, animo muy encarecidamente a hablar con los profesionales para que sea eficiente la labor de la interrelación y no entrar en tirar con pólvora del Rey, ni con la pólvora blanca de nuestras batas, para desacreditar algo desprovisto de un trasfondo que no sea el del paciente bien cuidado.

 

La transparencia del cristal esmerilado donde solo deja ver algo de luz, pero no las figuras, la realidad, carece de lugar en los ventanales de esa casa que es la sanidad, igual e igualada para todos.

 

Julia Paloma Hergueta

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress