Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Sábado, 24 diciembre 2016 | Leída 403 veces

Muerto el perro no se acabó la rabia

Marcar como favorita

Perfectamente el título de este artículo podría ser Pesadilla antes de Navidad. Bueno, antes, durante y después porque la situación en el Recre es dramática. Ni se iba a arreglar todo el día después del adiós de Pablo Comas, ni nadie tampoco pensaba que los pasos que se iban a ir dando para resucitar al cadáver iban a ser tan oscuros y lentos. En el término medio dicen que está la virtud, así que es lógico que seamos realistas y pesimistas con el incierto futuro del Decano. Pero también hay que tener memoria y echar la vista atrás para darnos cuenta de que todo estaba perdido hace medio año y ahora al menos hay un hilo de vida. Pequeño, porque esto apunta a nadar para morir en la orilla, pero hasta que haya esperanza hay que confiar en el milagro y tratar de buscar soluciones.

Como decía el alcalde, el Recre es como un puzzle y hay que ir colocando varias piezas a la vez. Todo va de la mano. Si no se cobra, los jugadores no rinden, y si no rinden hay riesgo de descender a Tercera División. Si no cobran, no retirarán las denuncias y el club no podrá fichar en el mercado invernal. Y además si no cobran también hay riesgo de que alguno haga las maletas en los próximos días. Y si no hay un acuerdo con Hacienda, el club no saldrá a la venta. Pero es que Hacienda sólo accede a negociar con dinero de por medio, y ese dinero tendrá que adelantarlo el nuevo dueño del Decano. Todo es un caos y lo peor es que la afición está ya sin ilusión y apática. No le gusta lo que está viendo. Esperaba otro panorama más ilusionante y despejado después de haber sido la que de verdad sí que aprobó con nota este verano durante la campaña de salvación. Exigen respuestas y por ahora no las tienen, y es que todo parece muy enmarañado y envuelto en una guerra de guerrillas en la que el principal perjudicado es el Recre. Divide y vencerás. La famosa filosofía de Pablo Comas que sigue reinando en el entorno albiazul.

 

No me convence lo de la auditoría forense. Es una táctica para ganar tiempo. A Gabriel Cruz pienso que le han fallado a última hora algunas cosas que ya veía seguras, principalmente la llegada de Jesús León al poder, y eso ha provocado que ahora mismo ande algo perdido. Dando palos de ciego y sin sacar a concurso público el Recre. Con un comprador, al menos habría una solución a corto y medio plazo a la agónica realidad de un club que se desangra y camina hacia su muerte. Y es que con datos objetivos sobre la mesa esto es insostenible. Los futuros dueños ya saben que la deuda se acerca a los 30 millones de euros. Tampoco hay que estar mareando tanto la perdiz. Es sota, caballo y rey. Y es verdad que la papeleta es muy chunga y se ve prácticamente imposible que aparezca alguien. Pero bueno, ya Felipe Cascajo, ahora escondido, le daba en su día siete millones de euros a Gildoy, y se habla también de un grupo inversor madrileño que ofertaría cerca de cinco. Algo es algo al menos para empezar y dotar al Decano de un mínimo de estabilidad financiera para terminar esta temporada sin sobresaltos y hacer las cosas con cabeza y apoyados por el Ayuntamiento y por la afición a la hora de configurar un proyecto más sólido la próxima campaña. No dando bandazos y tapando los agujeros que van surgiendo, sino con cierta capacidad y libertad de movimientos en lo deportivo y en lo económico. Además, en esa venta se pueden poner varias cláusulas en el pliego de condiciones para poder recuperar la entidad albiazul en el caso de que se esté gestionando mal.

 

Si se sabía que no iba a dar tiempo para vender las acciones municipales antes del día 31 de enero, no me explico por qué se aprobó con mayoría absoluta en el pleno. La verdad es que los políticos nunca cambiarán. Sólo les interesa el voto y salvar su culo. Sean del color que sea. Si no lo tenían claro, que no hubiesen votado eso de cara a la galería. La afición ya está muy hartita, después de la etapa de Gildoy, de falsas promesas incumplidas. Así que si se dan fechas es para cumplirlas. Es de cachondeo que ni se sepa cuando se va a sacar el Recre a concurso público. Cada día que pasa es un triunfo de Pablo Comas y un paso más hacia la desaparición. Y mientras tanto, los trabajadores sufriendo lo indecible y con una huelga justificada y que no se sabe cuándo va a tener fin. Hay que ponerse en su piel y es tremendo lo que han aguantado. Aunque también es cierto que están pagando justos por pecadores, ya que desde la expropiación casi que están al día y el que les dejó a deber 14 ó 15 nóminas se marchó, por ahora, de rositas a la capital de España. Debieron de protestar antes, pero repito que toda mi admiración y respeto hacia ellos.

 

El Ayuntamiento tiene que mojarse y actuar con celeridad. Y no puede echar a los leones a los diez miembros del Consejo de Administración. Muchos de ellos ya están asustados por si esto afecta a sus patrimonios, y además también algo desencantados porque hay muchas cosas de las que les dijeron desde el Consistorio que después ni por asomo están siendo así. Pero sin cobrar ni un euro y echando muchas horas sigue siendo admirable su papel. Los propios trabajadores del club que están en huelga han reconocido esa cercanía y ese innegable esfuerzo. No se les puede pedir más, la verdad. Si dimiten, es que es más que razonable. Fueron unos valientes y ojalá que aguanten y que sigan ayudando en esta transición que está siendo más dramática que dulce hacia la llegada de un nuevo dueño. Los primeros meses de 2017 van a ser totalmente definitivos para la suerte del Decano. En lo deportivo, pero sobre todo en lo institucional. Pintan bastos. No hay que esconder la realidad. Algo extraño ha ocurrido en las últimas semanas en la propiedad albiazul. Posiblemente no esperaban que Hacienda siguiera mostrándose tan inflexible como cuando estaba el innombrable moroso en el poder. Y los inversores sin un acuerdo previo con Hacienda yo la verdad es que veo casi improbable que se arriesguen a dar el paso adelante. Dicen que los hay. Pues si es así, que salgan a la luz pública, den la cara y así todos nos dejamos de especular y de, entre comillas, hacerle daño al Recre. Porque un nuevo culebrón como el de hace unos meses con Cascajo sería de juzgado de guardia. Yo al menos no me voy a prestar a ese juego de estar jugando al gato y al ratón y promocionando gratis a cualquier persona jurídica o seria. El Recre no se merece que aparezcan oportunistas para aprovecharse de él.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)