Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel García
Miércoles, 12 octubre 2016 | Leída 175 veces

Algas ‘enzapatás’

Marcar como favorita

¿Qué pensarían los domingueros si supiesen que el ritual de la fiambrera con tortilla de patatas, filetes empanados y bocadillos de chorizo para las jornadas de playa tiene sus días contados? Pronto no será necesario cargar con toneladas de avituallamientos para resistir la canícula y aplacar la gula.

Únicamente habrá que esperar a que suba la marea para que el oleaje nos sirva nuestro banquete o pasear por la orilla para que el tentempié matutino quede enredado en nuestras piernas y poder ir sirviéndonos el almuerzo a nuestro gusto conforme el hambre apriete.


Las algas, esos molestos hierbajos que maldecimos en arameo y esquivamos torpemente al acceder al agua o que sirven de arma arrojadiza para incordiar a tu hermano pequeño pueden ser la fuente principal de alimento en los próximos lustros. Obviamente será necesaria una fase previa de doma del paladar que contará con numerosos escépticos y opositores, pero parece evidente que se abre un nuevo espectro gastronómico en el panorama onubense.    


Varios investigadores de la Universidad de Huelva llevan años analizando y apostando por la incorporación de determinadas algas a nuestra dieta. En gran parte porque nuestra provincia es un entorno en el que este tipo de vegetales posee gran protagonismo. No obstante, un grupo de científicos de Biotecnología de la UHU ha descubierto una microalga en el entorno del río Tinto dotada de una gran cantidad de antioxidantes que contribuyen a la reducción del colesterol y los triglicéridos, tal y como han comprobado estudiando los efectos positivos de su ingesta en ratas de laboratorio.


Pese a que se tuvo constancia de su existencia hace ocho años, no ha sido hasta hace unos meses cuando se ha catalogado oficialmente. La nomenclatura elegida es de evidente inspiración choquera, para que el hallazgo se asocie a su lugar de origen, puesto que se trata de un espécimen exclusivo de estas latitudes; se ha denominado ‘Coccomyxa onubensis’.


Las algas están consideradas como uno de los alimentos del futuro por ser una fuente inagotable de nutrientes (son ricas en fibra, minerales, calcio, proteínas, vitaminas, etc.). Y tampoco es nada desdeñable para los obsesos de la báscula, ya que es un férreo aliado de la operación bikini al contar con una composición calórica prácticamente nula.


No quedan ahí sus ventajas  para los talibanes del culto al cuerpo, ya que su alto contenido en yodo estimula el funcionamiento de la tiroides, acelerando el metabolismo y ayudando a quemar grasas. Su condición diurética evita también la retención de líquidos y, por tanto, la celulitis; no en vano, muchas cremas reductoras están sintetizadas a partir de algas.


Difícilmente desterraremos nuestros venerados manjares para incorporar a la carta un menú monopolizado por las algas, aunque seguro que algunos cocineros locales ya empiezan a investigar cómo fusionar la gamba con la ‘Coccomyxa onubensis’ o una reinterpretación de las habas ‘enzapatás’ integrando en la sinergia de sabores este ingrediente peculiar.


Aún tienen tiempo para maquinar, los padres de la microalga están en conversaciones con el hospital Juan Ramón Jiménez para iniciar un proceso de pruebas con humanos para verificar si es apta para su consumo. Esta fase suele durar varios años, así que de momento habrá que seguir con el cartucho de camarones en la sombrilla.
 

@ManuelGGarrido

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Jueves, 13 octubre 2016 a las 22:35
Manuel
Gracias por tu crítica, Falco, un saludo.
Fecha: Jueves, 13 octubre 2016 a las 11:38
Falco
que lenguaje tan barroco, excesivamente adornado

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress