Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manu López
Viernes, 30 septiembre 2016 | Leída 50 veces

Pobres pero honrados

Marcar como favorita

Este jueves 6 de octubre está marcado a fuego en el calendario de todos los recreativistas. Tendrá lugar la Junta General de Accionistas, con el único punto de la destitución de Pablo Comas como Consejero Delegado y la conformación del nuevo Consejo de Administración. El principio de una nueva era en el Decano del fútbol español. Llena de incertidumbre, pero igual de ilusionante y esperanzadora.

Está claro que si la afición no se hubiera echado a la calle y junto con el Ayuntamiento no hubieran tomado ‘el toro por los cuernos’, hoy mismo no estaríamos en clave albiazul. No se estaría compitiendo ni mirando el futuro con optimismo/pesimismo (al gusto del consumidor). Simplemente no habría Recre. Sin vuelta de hoja.

 

Dentro del imaginario colectivo, cuando pase un tiempo prudencial, recordaremos esta etapa como el comienzo del todo. Atrás quedará la nada, tiempos oscuros de derroche y de obscenidades impropias de una entidad sabia y respetuosa con su propia realidad. Quisieron romper con lo establecido, con el orden y la lógica impuesta por el José Miguel de la Corte y los suyos, y desde el minuto uno arrasaron como un elefante en una cacharrería.

 

Incluso a pesar de los errores cometidos en la etapa que todos conocemos como la de la ‘deuda cero’, se sumaron y muchas iniciativas positivas, que enriquecieron a un club que estaba creciendo. Se establecieron las bases para conseguir los éxitos deportivos que llegaron, aunque terminaron cavándose la tumba que luego Comas y sus aliados agrandaron sin pudor.

 

Pero en el Recreativo siempre ha habido hombres de fútbol, con conocimientos y coherencia en sus actos. Gente de Huelva que le duele y mucho la imagen de su club. En este club, tras los encierros de los 90, poco a poco se fueron revertiendo sus cíclicos problemas económicos. Es algo de lo que pueden dar fe los empleados, que nunca han llegado a una situación límite como la de ahora.

 

El Ayuntamiento no puede solucionar en su totalidad el problema que creó Pablo Comas con sus mentidas y sus incumplimientos. Pero al menos abre un poco de luz a unos profesionales que se encuentran en una situación tan dramática como dura. Es lógico que vuelvan a valorar la posibilidad de ir a la huelga, al menos el volver a asesorarse sobre ello. Su futuro, en muchos de sus casos, no les permite aguantar más tiempo y eso es lo que se necesita en el Recreativo ahora mismo. Tiempo y confianza.

 

Ahora llega un Consejo de Administración transitorio, cuya función será clara: Documentarse desde dentro para que pueda conocerse la realidad total del club, económica principalmente, a través de una auditoria. Eso y contactar con Hacienda para iniciarse un posible acuerdo que concretará el empresario/inversor que se adjudique la compra del club, mediante Concurso Público.

 

Muchos de los integrantes que conformarán ese nuevo Consejo los conoceremos. Ya sea por su pasado albiazul como por su reciente paso por el Decano. Nombres como los de Manolo Zambrano o Félix Pérez son sinónimo de conocimientos, experiencia y recreativismo. Está por ver también quienes representarán a la Federación de Peñas y el Trust, si finalmente dichos colectivos aprueban su presencia como representantes de la afición. Pilar imprescindible, junto con los trabajadores, para la salvación del Decano. También se especula con la posibilidad del retorno de García Zambrano y Manuel Daniel García, los hombres del Ayuntamiento y que ya tuvieron una breve y corta experiencia dentro del Consejo de Administración de Comas.

 

Todos aportarán seriedad y trabajo constante a un Recreativo destrozado y que seguirá estando en serio peligro de desaparición, pero al que ya le acompañarla la esperanza para siempre. Vuelta a los valores que nunca debieron perderse, como la honradez. Algo tan sencillo como básico, y que siempre ha caracterizado al Recreativo de Huelva. No se puede permitir que vengan chicos a Huelva con falsas promesas y luego no tengan donde comer ni donde dormir.

 

No soy de creer en salvadores. Si finalmente llega un comprador no creo que venga para dilapidar su dinero. Si pone un euro será para rentabilizarlo por tres. Así funciona por desgracia este fútbol tan mercantilizado. Pero para poder salir de esta hará falta mucho dinero y ese riesgo tendrá que volver a tomarse. Sólo espero que esta vez se armen lo mecanismos necesarios que no se repita la de estos últimos años de pesadilla. Con el ejemplo del Éibar de aliado, donde se comprueba que el dinero no se traduce en éxitos inmediatos, deberá arrancar un Recreativo que hará suyo un lema que suena a clásico. Pobres pero honrados.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)