Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manuel García
Jueves, 29 septiembre 2016 | Leída 64 veces

Del magenta al blanco y negro

Marcar como favorita

El magenta se difumina en Huelva y parece abocado al blanco y negro propio de los recuerdos que, no en vano, fueron muy dorados. Ese vivo color que pigmentó cada semana las gradas del pabellón Andrés Estrada empezó ya a debilitarse durante la temporada pasada, cuando algunos rivales aprovecharon una lasca institucional en la obra de arte creada en las pistas para desteñir los logros y el futuro del CB Conquero, cuyo panorama deportivo pintaba por entonces muy bien.

El borrón económico y financiero se fue extendiendo y manchó la trayectoria inmaculada en la competición, dejando un lúgubre paisaje plagado de sombras. La pincelada se tornó gruesa e irregular cuando el equipo onubense fue quedándose en cuadro para afrontar la recta final de la campaña y, desde entonces, los brochazos del destino no han dejado de dibujar pegotes en el devenir del Conquero.

 

Se esbozó un boceto sin grandes alardes para afrontar el nuevo curso, pero fue rechazado sistemáticamente por la Federación y posteriormente por el Consejo Superior de Deportes, que apostó por apoyar la decisión en firme. Y, desde entonces, los esfuerzos creativos e imaginativos para convencer a los críticos han sido en balde, rechazando cada recurso estilístico para poder exhibirse en la galería liguera, donde habrá un espacio vacío imposible de cubrir.

 

La justicia ordinaria es el último cartucho, lento e impredecible, aunque el daño que ha sufrido la obra del Conquero, sin equipo ni proyecto a escasos días del inicio de la temporada en Liga Femenina, no hay restaurador que lo repare. Nadie podrá devolver al cuadro onubense el privilegio de disputar una Supercopa de España en la que se ganó su participación tras ganar la última edición de la Copa de la Reina.    

 

El juego de la perspectiva parecía situar a las administraciones en un primer plano dentro de la escena, un efecto óptico que se desmontaba al acercarse a la realidad y al día a día del club del que se hallaban muy lejos. Las instituciones han abusado del trampantojo del apoyo vacuo, con estrechones de mano y guiños compuestos por promesas y compromisos que han tenido escasa repercusión en la composición final.  

 

El cuadro conquerista ha quedado plagado de puntos de fuga por los que se ha escapado la luz de una obra única y quizás irrepetible, sus jugadoras. Especialmente dolorosas han sido las salidas del plantel de Alba Prieto y Andrea Alcántara, las dos joyas de la corona de la excelente cantera onubense.

 

Se ha secado el pincel que imprimía un trazo brillante, fino y sinuoso en las pistas, otorgando talento y nuevos aires a la pinacoteca del baloncesto femenino, que necesita ventilarse y donde imperan unas manidas y excesivamente intensas fragancias de perfumería charra.      

 

@ManuelGGarrido

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Jueves, 29 septiembre 2016 a las 17:20
Manuel
Macías, creo que al principio del texto queda claro que se hace referencia a la mala gestión del club y que eso se extendió al apartado deportivo, lo cual no quita que además de todo lo que dices, haya existido presión interesada de otros equipos para aprovechar la situación y que ha existido abandono institucional. No se trata de buscar manos negras, no va de eso este texto, sino que el deporte onubense ha sufrido una gran pérdida y el baloncesto femenino, bastante tocado ya, también. Las demás consideraciones que mencionas dan para un debate largo que no era el fin del texto en cuestión.
Fecha: Jueves, 29 septiembre 2016 a las 14:03
De Huelva.
Ese dinero "mal" gastado para la mayoría y bien gastado para otros,por ejemplo,el gastado por el club para traer a la selección española de baloncesto femenino y que a su vez generó un dinero que se alguien metió en el bolsillo.
Que no vengan a llorar ahora.De listos estamos un poco cansados ya no?

Fecha: Jueves, 29 septiembre 2016 a las 12:04
Macías
Solo te pido Manuel Garrido que hables con Itzi Germán, María Asurmendi, María Pina, Lucila Pascua, Alba Vargas, Jannelle Bekering, Sowinski, Willingan, Dimitrova, N`Jonkou y un larguísimo etcétera.

Y bueno, que luego hables con todos los entrenadores que han tenido, mira, lo tienes más fácil están y son de Huelva, muchos siguen entrenando en otros clubes.

El Conquero está como está no por Perfumerías ni por la pérfida FEB ni por el resto de los clubes. Está así porque el dinero, tanto público como privado lo ha malgastado por no decir otro epíteto peor sus dirigentes, llevando a una situación insostenible al club.

Manuel Garrido, menos manos negras y más investigación por favor.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)