Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Miércoles, 3 agosto 2016 | Leída 295 veces

Aprender de los errores

Marcar como favorita

Tras remontar el vuelo después de la grave crisis que pasó en los noventa el Recre ha vivido muchas vicisitudes pero se ha equivocado casi siempre en la gestión en buena parte al cegarse demasiado por los éxitos deportivos. Así, por estar en Primera División empezó a sacrificar su siempre humilde economía y sus rectores mintieron con la deuda cero, y después Gildoy sólo quiso enriquecerse desde el minuto uno de su entrada y encima se rodeó de gente incapacitada, tanto a nivel deportivo como financiero, para llevar un club deportivo de élite.

Ya la pesadilla de Pablo Comas torna a su fin. Después de cinco años de suplicios el Recre va a lograr liberarse de ese secuestro al que ha sido sometido. Ya pasó lo peor, aunque lógicamente la losa que les queda por soportar a los futuros dueños del Recre seguirá siendo muy pesada. Cuando Gildoy entró el Decano estaba ya enfermo, pero es que ahora lo han dejado prácticamente muerto y sólo algunas trampas le han permitido sobrevivir. El Huracán, sin ir más lejos, no tuvo tanta suerte. La masa social albiazul se dio cuenta de que la defunción del club más antiguo del país estaba cerca y ha respondido, fuera y dentro del estadio, como casi nadie se imaginaba. Esa semilla no debe quedar ahora en el olvido sino que debe utilizarse para ir construyendo cada vez un equipo más sólido y equilibrado a nivel institucional. Hay que aprender de los errores que se han cometido en estas dos últimas décadas porque si no estaremos siempre en un constante agobio y en un engordar para morir.

 

En lo deportivo es difícil imaginar que se va a poder hacer una plantilla competitiva para aspirar a algo más que la permanencia. Posiblemente nos queden unos años de travesía en el desierto. Pero no pasa nada. No creo que eso sea grave ni lo más importante. Ahí está el ejemplo del Numancia. Cuando se pueda subir, se subirá, y mientras tanto hay que ir saneándose y no volverse loco. La cantera ya se vio la pasada temporada que responde y que da el nivel para Segunda B. Otra cosa es que para estar en la zona alta harían falta varios refuerzos que dieran un salto de calidad, y viendo la raquítica economía albiazul se me antoja casi imposible que eso pueda conseguirse. Es verdad que esta campaña ya sí que tocaba poner la lupa sobre Manolo Toledano y enjuiciarle y pedirle responsabilidades sobre los refuerzos y la confección de la plantilla, pero viendo el poco tiempo que le va a quedar para fichar creo que va a ser injusto criticarle en exceso si las cosas no salen bien. Ya vamos bastante tarde en relación al resto de los equipos de la competición, pero hay que intentar traer poco y bueno y no medianías tipo Ernesto o Cristian Fernández. Hay que acertar principalmente con un buen central, un creador de juego y un par de delanteros. Casi nada, dirán algunos, jeje.

 

Y luego está el surrealista tema del entrenador. Al 90% será Rafael Berges, pero a lo mejor no puede ni siquiera empezar la liga sentado en el banquillo albiazul y su puesto en las jornadas iniciales lo ocuparía Juan Manuel Pavón, uno de los ojitos derechos de la afición. Y es que Pablo Comas se va a aferrar a la poltrona como sea y no va a dar facilidades para salir. Ni va a convocar, antes de que la ley le obligue a ello, ningún Consejo de Administración, ni va a firmar nada que no le interese. Sólo quiere pasta. El porvenir del club se la trae al pairo. Eso es así y lo demás milongas y cuentos de la lechera. En teoría dicen que ya Jesús León ha ayudado a avalar para lograr la inscripción del Decano en Segunda B y el levantamiento de la suspensión de los derechos federativo. Por un lado, probablemente lo haya hecho porque le habrán prometido tener una serie de privilegios en el tema de la construcción a nivel onubense. Pero también su sueño es estar en el mundo del fútbol, ya que tiene experiencia como consejero y accionista en el Sevilla y ha coqueteado con comprar el club de su tierra, el Córdoba. Así que su entrada en el Recre parece cantada, pero no debería ser tan fácil pese a que en teoría su papel ha sido clave este verano para que el Decano siga vivito y coleando.

 

Debe convocarse un concurso público y creo que no debería estar hecho a medida del cordobés. Es decir, que ya tenemos la nefasta experiencia sufrida con la entrada de Gildoy en el Recre. Aquella vez también se convocó un concurso, pero nadie se atrevió a dar el paso sabiendo que la gente de Gildoy ya llevaba trabajando medio año dentro del Decano y conociendo todos los números que necesitaban conocer e incluso habiendo dado ya órdenes en el apartado económico y en el deportivo. La película con Jesús León, por lo tanto, sería bastante parecida a aquella, aunque también la rumorología apunta a que podría haber algún inversor más interesado. Al menos nos queda el consuelo de que hacerlo peor que Gildoy es imposible. Y también es evidente que el cordobés no llega con el currículum de Víctor Hugo Mesa, que aterrizó en el Decano tras tener algunos asuntos con la justicia en su país, ni con el de Pablo Comas, que había fracasado en todos y cada uno de los negocios en los que andaba metido por la provincia onubense.

 

Craso error el de Pedro Rodríguez al no documentarse de todas esas cosas. Estaba como loco por la música por vender y ahora estamos pagando su falta de jeta. A ver si Gabriel Cruz no cae en el mismo error porque eso sería mortal de necesidad. El recreativismo ha respondido a la llamada que se le ha hecho, pero como vea de nuevo falta de rigor y de seriedad y transparencia y mucho oscurantismo y medias verdades se va a hartar ya para siempre y esto habrá tocado a su fin. Con el tema de los derechos federativos ya ha habido demasiado ‘mamoneo’ y chapucería, así que mal empezamos. Espero que se esté ya trabajando a tope en la campaña de socios y en darle boleto a los Iturbe y Peña para que esto no sea el mismo perro con distinto collar y veamos un Recre con otra cara.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)