Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manu López
Viernes, 1 julio 2016 | Leída 134 veces

Cuando la tragedia dio paso a la emoción

Marcar como favorita

Vaya día. Horas de sufrimiento, tensión y al final de alegría contenida. Emociones que reflejan lo que significa un equipo de fútbol. El más antiguo, el que más historias acumula y el que más generaciones ha visto pasar. La afición ha sido capaz de lograr la machada, toda Huelva unida por un mismo objetivo, la salvación de su Recreativo.

Desde temprano era una jornada para vivirla a pie de calle y eso hicimos. Estuvimos en el centro de operaciones, el Ayuntamiento de Huelva, donde muchos de los actores que protagonizaron el ‘milagro’ de la salvación estaban reunidos. Y las sensaciones no eran positivas, para que engañar.


Allí estábamos pegados al móvil y a las redes sociales, en busca de alguna posible novedad. Desde el consistorio eran claros, no iban a darse declaraciones hasta que todo estuviera resuelto. Y lo mismo ocurría en los otros dos pilares de la campaña de salvación, Trust y Federación de Peñas. Ese silencio era una seña inequívoca que lo que estaba encarrilado se encontraba en un punto muerto.

 

De hecho todo se había torcido en la tarde-noche anterior. Lo pactado, que incluía el ingreso de los 480.000 euros, ya no estaba tan claro y desde la AFE solo aceptaban el ingreso de la totalidad de lo adeudado, unos 950.000 euros. Si no se transfería hasta el último céntimo, el club Decano podría caer en un descenso administrativo a Tercera División que sería su puntilla.

 

Las horas y los minutos fueron pasando y el miedo fue tornándose a tragedia. La poca información que nos llegaba a Nacho Ruiz (desde primera hora montando guardia) y a un servidor era escasa. Todo pintaba mal y los frentes que estaban abiertos no funcionaron. Desde la persona que iba a poner el dinero de forma directa, y que había pactado con el Ayuntamiento, a la posibilidad de dividir la deuda, para que la parte correspondiente a la plantilla que militó en Segunda A pudiera cobrarse del fondo de compensación de la LFP, ganando con ello tiempo hasta el 31 de julio. Ninguna de esas alternativas funcionó.

 

La AFE ya había informado que su idea era la de comunicar los equipos que descenderían por impagos a los pocos minutos de cumplirse el plazo, las 12.00 horas. Y con la sombra en el cogote de un posible descenso llegó la hora, sin novedades en el Ayuntamiento, y sin la certeza de que el Decano pudiera librarse del fin fatal. Nadie hablaba, salvo para reconocer que la situación pintaba mal, muy mal.

 

Ante esa situación de desinformación, el miedo se acrecentó cuando los minutos pasaban y no llegaba el prometido comunicado por la Asociación de Futbolistas Españoles. Ya entonces no estábamos entre pasillos, sino en el acceso de entrada del Ayuntamiento, en compañía de algunos de los responsables del Trust, como Alejandro López y Roberto Sánchez. Todos conteníamos la respiración y nuestros rostros reflejaban la incertidumbre del futuro, lamentando lo que podría ocurrir si la AFE nos mandaba al pozo por no haber podido llegar al total de lo que se necesitaba.

 

Y a pesar de todo, a nadie se le podía escapar que más no se podía haber conseguido (más de 600.000 euros gracias al pueblo de Huelva) y que ahora la pelota estaba en el tejado del Ayuntamiento. Con esa sensación agridulce se vivieron esos momentos de angustia, hasta que a las 12.49 de la mañana, Nacho Ruiz pudo confirmar que el Decano no se encontraría dentro de los equipos descendidos que anunciaría la AFE. Dicho y hecho, poco después el comunicado lanzado a los medios confirmaba que el Recreativo estaba ajeno al peligro.

 

Gritos de júbilo, abrazos efusivos y lágrimas de emoción, como las que derramó Isabel Abad cuando supo la noticia. Aún queda mucho trabajo y esto sólo ha sido la primera piedra, pero permítanme emocionarme con la estampa, que grande es el recreativismo cuando alberga en su interior tanto sentimiento de verdad. No del falso interés, del postureo barato e interesado. Gente que de verdad vive en albiazul. Gente como Juan Manzano o Rafael Ruiz en el local de la Federación de Peñas, o Isabel Abad y Alejandro López en la puerta del Ayuntamiento. Representantes de tanto y tanto recreativista que ayer estuvo pendiente minuto a minuto de un día que pudo haber supuesto el final del viejo Decano. Pero no fue así y fue gracias a su gente, al recreativista de a pie y al buen trabajo realizado en el Ayuntamiento de Huelva y por el presidente de la FOE. Se ha salvado el primer escollo, ahora a por el siguiente. Ayer no viví el día más feliz como recreativista, estoy seguro que habrá más oportunidades para seguir disfrutando del Recreativo de Huelva, congratulémonos por ello.
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Domingo, 3 julio 2016 a las 21:28
Enhorabuena
Enhorabuena Manu por expresar tan bien tu opinión.
Fecha: Domingo, 3 julio 2016 a las 20:42
recreativista
Ole, gran artículo. Sigue así, que lo haces muy bien.
Fecha: Sábado, 2 julio 2016 a las 00:29
Fermin
Que mal escribe este tio ¡
"congratulémonos" que no representa a Huelva

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)