Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manu López
Miércoles, 1 junio 2016 | Leída 251 veces

La hora de los valientes

Marcar como favorita

La salvación del Recreativo de Huelva ha comenzado. Quedan menos de un mes para y toda Huelva deberá volcarse, desde todos sus estamentos, para lograr el milagro de la salvación institucional. Es cierto que no hay demasiada información y que muchos dudan del éxito de la misma, pero si nosotros mismos no ‘vamos a muerte’, difícilmente pueda conseguirse. Para que el ´último minuto’ sea un éxito hará falta funcionar cohesionadamente, como un todo. A estas alturas no hay que poner paños calientes y hay que reconocer lo que es una realidad. Nunca hemos estado unidos, salvo ocasiones especiales y esta ocasión lo merece.

Hay que funcionar como un martillo y demostrar a muchos que el Recreativo no está muerto, y que su afición logrará emular hazañas logradas en equipos como el Oviedo o el Éibar. Es evidente que Pablo Comas es el principal problema. El gran enemigo del Decano deberá salir para haya futuro, pero ya desde el Ayuntamiento han preparado un plan de acción. Será difícil porque nunca se ha conseguido con anterioridad. Pero si por algo ha destacado este modesto club es por ser valiente y pionero.

 

Quién le iba a contar al ‘heroico’, como muchos lo nombran, que de lo que más se jactaba puede ser su puerta de salida. El ‘Bien de Interés Cultural’ permite al Decano tener alguna posibilidad jurídica de ser libertado del yugo de su carcelario.

 

Nadie garantiza que el proceso de expropiación de acciones llegue antes del 30 de junio, por lo que es obligatorio si o si comenzar a recaudar dinero por medio de la campaña de salvación. Habrá que hacer un acto de fe e incluso asumir la deuda (más de 2 millones) y convertirnos en acreedores mientras dura el proceso de expropiación, o incluso puedan llegar noticias positivas desde los juzgados.

 

Hay que recalcar que Pablo Comas nunca verá un euro, como tampoco lo vio del dinero que aportó el Trust a la hora de negociar con el acreedor que había denunciado ante el Juzgado de lo Mercantil, por incumplimiento de convenio. Tampoco hay que mentir y hay que destacar que el club estará bloqueado mientras Gildoy siga siendo su propietario, ya que en toda decisión que requiera la firma de Pablo Comas, este podrá tomar la decisión de pararlo.

 

El riesgo está ahí, incluso la posibilidad de que este señor (por decir algo) de llevar el club a liquidación. Pero que no nos paralice el miedo. Es la hora de los valientes, de los que quieren cumplir sus sueños. Queda muy poco tiempo para lamentarse y mucho tiempo para actuar y ponernos en marcha.

 

Un bonito gesto por parte del club, de los empleados que lo conforman, sería que retiraran el escudo del 125 aniversario y colocar el clásico en las redes sociales. Sería el símbolo ideal para dejar claro que ya no había vuelta atrás, que todos funcionamos como un ‘todo’, incluido los empleados. Se pueden entender los miedos, pero después de todo lo que han vivido nadie les va a culpar de nada. Ante el abandono tan flagrante que han sufrido por parte del cobarde y sus secuaces, sean valientes. Que mejor manera que comenzar a encarar el futuro, desde la firmeza y la seguridad de haber obrado de la mejor manera posible.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress