Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manu López
Martes, 17 mayo 2016 | Leída 220 veces

¿Quién pondrá fin a este sinsentido?

Marcar como favorita

Se acabó la temporada para el Recreativo de Huelva. Al menos en lo que deportivamente se refiere, ya que hasta el 30 de junio tocará el turno de lo institucional. Queda por delante mes y medio para tratar de darle vida a un club que camina a su desaparición. Ahí está el reto.

Con los ecos aún de la celebración de la permanencia en el césped del Nuevo Colombino, ahora queda la pelota que supone salvar todos los ‘marrones’ que tiene por delante el club. Con una deuda que todavía no se ha contabilizado (como mínimo más de 21 millones de euros), para el 30 de junio hay que afrontar unos pagos ineludibles para evitar el descenso administrativo (en torno a los 2 millones) o para que la Ciudad Deportiva sea subastada de nuevo por la Seguridad Social. Eso sin contar que si no existe un acuerdo con Hacienda que desbloquee el embargo, todo movimiento será estéril. Demasiados frentes abiertos para relajarnos y para los que se necesitará acción y ninguna espera.

 

Si nadie da un paso adelante y toma las riendas del destino del Recreativo, lo hará la afición. Esa que con su incalculable apoyo ha insuflado esperanza a un club despojado de todo. Gracias a su masa social y la grandísima labor de los empleados (y ex empleados), el Recreativo ha podido sobrevivir a estos meses de abandono total por parte de los gestores que lo hundieron en la miseria.

 

Con Pablo Comas bajo el azote de la justicia y esperando como agua de mayo la venta, el aficionado se pregunta porque sigue sin resolverse el futuro de la entidad albiazul. Aquellos que opositaron a nuevos propietarios, que anunciaron sus movimientos bajo comunicados y que ahora callan, son los que al menos deberían trasladar algún mensaje de esperanza. Un mensaje de su puño y letra o pronunciado por ellos, y no a través de terceros. Al menos algo de información.

 

Si en Infotelwi primero argumentaban a la situación judicial a la que se enfrentaba Pablo Comas con la querella del Trust (excusa que con el tiempo ha quedado clarificada), ahora se agarran a la realización de una auditoria externa para, una vez conforme, cerrar la venta ante notario. Sin duda un hecho cuanto menos extraño. Si vas a comprar algo, que menos que antes que negociar tener una certeza real de lo que comprar. Con auditorias, con cuentas por delante, no dando nada por sentado por parte del vendedor. Por eso no tiene sentido que ahora se esté a la espera de una auditoria, justo cuando ya hay un documento firmado por su parte y la de Gildoy.

 

Nadie puede dudar de la buena fe de aquella persona que no se conoce, pero una auditoria en tan poco tiempo, y sin acceder a la documentación necesaria (se recurre a terceros para informar que los acreedores envíen sus facturas), lo único que puede albergar serán infinidad de salvedades y no habrá una imagen real del tamaño del agujero que dejan los que quieren marcharse.

 

Es evidentemente que todo el mundo celebrará el día que Pablo Comas no tenga ningún tipo de vinculación con el Recreativo, aunque difícilmente podremos olvidarnos del legado tan funesto que nos dejan, pero Huelva ya no tiene tiempo para fustigar al culpable (al menos de momento), sino de buscar alguna vía de luz para lograr el milagro.

 

Felipe Cascajo lleva meses dentro del club y este domingo pudo felicitar a los integrantes del equipo en los propios pasillos cercanos al vestuario. Ahora tiene ante sí el reto de enderezar el futuro del Recre, o en caso contrario, de no entorpecer la reacción popular, el de una afición que intentará casi a la desesperada movilizar todo un país para salvar a su club. Los casos del Oviedo y el Éibar estarán en el horizonte.

 

Ya me conocen, he sido y soy de momento muy escéptico. La experiencia vivida este verano con los famosos mexicanos, con declaraciones, ruedas de prensa y puestas en escena de señores que desaparecieron como el humo, me hacen ser precavido. Confiaré cuando me den razones de peso para hacerlo, mientras tanto seguiré a la espera.

 

No me cabe la menor duda de que el Trust tomará pronto el relevo si sigue este desconcierto en cuanto al futuro del Decano. La campaña de salvación debe ser y será una realidad, aunque roce lo inviable. Si finalmente no hay compra o si simplemente no hay comprador, será necesario la movilización ciudadana y sobre todo la unidad de todos. Incluso si finalmente Infotelwi da el paso, será más que nunca necesaria la unidad y la vigilancia activa para poder aspirar a que haya futuro. Pero por encima de todo se necesitará de mucho dinero. ¿Llegaremos a tiempo? Pero antes de nada, ¿quién pondrá fin a este sinsentido? La respuesta la tendrá Huelva.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress