Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manu López
Martes, 5 abril 2016 | Leída 203 veces

Cuestión de justicia

Marcar como favorita

Son días para seguir disfrutando de la victoria del Recreativo de Huelva sobre el Marbella y comentar el resurgimiento de la ‘Recremanía’. Poco a poco la llama del recreativismo vuelve a arder con fuerza y a recuperar sensaciones que ya se daban por perdidas. El recreativismo no iba a fallarle a su equipo cuando más lo necesitaba y lo ha demostrado sobradamente, por encima de dirigentes nefastos o de gestiones calamitosas.

Pero finalmente el inicio de semana ha quedado eclipsado por lo institucional. La justicia está avanzando más rápido que lo que alguno quisiera, para bien de los recreativistas que luchan desde las trincheras. Podrían quedar inmóviles o justificar sus actos con iniciativas banales y de las que saben que poco van a conseguir. Pero decidieron en su momento exponerse ante la opinión pública, en un proceso judicial largo y costoso, y que terminará pasándoles factura en el aspecto personal. Pero lo hicieron por su amor por el Decano y como un acto de coherencia, tras el respaldo democrático de los socios que integran su colectivo. Si, hablo del Trust y su querella, como no podía ser otra cosa.

 

Personas anónimas con un único patrón, la defensa del Recreativo. Han conseguido provocar la convocatoria de la Junta de Accionistas y con respecto a Pablo Comas el pago obligatorio de una fianza de 500.000 euros para no ver embargadas las acciones por valor a esa cantidad que tiene en propiedad. Eso ha debido de poner nervioso al aún administrador único de Gildoy, ese que anunció hace meses su decisión de renunciar a dicho puesto. Es curioso que tras semanas de tiras y aflojas, sea hoy también el día en que Infotelwi anuncie que el acuerdo con Gildoy está muy cercano, a falta de flecos, pero que este quedará suspendido mientras no se dilucide el proceso judicial.

 

Parece claro que el objetivo es conseguir que el Trust retire su querella, apelando a que la única tabla de salvación del club es la venta. Una venta opaca, por muchos comunicados que emitan, de personas que dan el paso de comprar un club con una deuda tremenda, sin conocer el estado de cuentas del pasado ejercicio y sin tampoco conocerse que hay detrás de Infotelwi, una pequeña empresa que actúa como referente. En su momento cuando saltó el nombre de Felipe Cascajo, no fueron pocos los que pidieron que no se hiciera público, ante la posibilidad de estropear las negociaciones porque, según aseguraban, “no tiene dinero para hacerse cargo“. Es evidente que debe actuar de punta de lanza para atraer a otros inversores, e incluso Onda Cero Huelva ya ha informado que detrás hay un Fondo de Inversión dispuesto a invertir en el club Decano, ante la petición de ‘cash’ por parte de Pablo Comas.

 

Son tantos los interrogantes y las dudas. Por eso sorprende y mucho las críticas hacia la querella del Trust. Hay mucho miedo y con ese miedo se presiona. O se retira todo y Pablo Comas se marcha de rositas, o no hay venta. Es evidente que si a Comas le embargan las acciones, hay un nuevo escenario. Habrá que evaluar de qué manera los inversores pueden acceder al club, pero si las diligencias siguen su curso podría darse el caso de que estuvieran comprando acciones que no les corresponden al vendedor, si finalmente se demuestra que existió una pignoración. De ahí que el Juez haya estimado ese primer paso, como también puede estimar la designación de forma cautelar de un Administrador Judicial, de cara a preservar la Sociedad Anónima Deportiva y evitar la desaparición o destrucción de pruebas.

 

Sería un proceso más largo y seguramente se dé con los nuevos dueños dentro del club, si hay intención de acceder al club. ¿Puede ser ese el problema? Recuerdo que durante el Concurso de Acreedores convivió un Consejo de Administración con tres administradores judiciales. No sé si este caso será extrapolable a la realidad del club, pero en el Betis han vivido por algo parecido a lo que podría darse en el Decano.

 

Es evidente que lo que necesita el club es regularizar su situación, ya sea con la entrada de un grupo que aporte el dinero necesario para evitar el ‘match ball’ que tiene este verano y para actuar de justicia con los empleados. Siempre pueden llegar a un acuerdo con la actual propiedad y desde la tranquilidad llegar a un acuerdo con el Trust, una vez esté garantizada la viabilidad del club. Pero deben recordar que la justicia debe imperar y no se puede mirar a otro lado. Chantajes los justos, no seamos cómplices de los que han llevado al Recreativo a la ruina.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress