Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manu López
Viernes, 25 marzo 2016 | Leída 286 veces

Caminos paralelos

Marcar como favorita

Pasada la efervescencia que originó todo lo vivido en el ’19-M’, toca volver a la rutina, la que desgraciadamente nos tienen acostumbrados. La situación institucional sigue igual, nada ha cambiado, y el destino del club se decidirá en estos pocos meses que quedan hasta junio. Es el margen que tiene Pablo Comas para conseguir lo que quiere y para ello recurrirá al chantaje emocional de lo que puede suponer la desaparición del Decano.

Y mientras tanto en Huelva solo queda vigente la opción de la presión, ya casi a la desesperada, de los aficionados. Las instituciones siguen sin reaccionar y son la gente de, los dueños morales del Recreativo de Huelva, quienes buscan soluciones. El Trust con la querella en los juzgados y recientemente la Federación de Peñas con los escritos que ha mandado a la RFEF, LFP y CSD para conseguir que Pablo Comas deje de estar en cualquier órgano de control del fútbol español representando al Decano.

 

Desgraciadamente el tiempo corre en contra de los intereses de quienes buscan salvar al Decano. Mientras tanto en el Ayuntamiento continúan impasibles sin tomar postura y dejando pasar el tiempo, salvo para hacer declaraciones en el que reiteran que son optimistas. Pero sin poner encima de la mesa ninguna solución palpable. El miedo del aficionado es evidente, ya que los actores principales no actúan con responsabilidad, como así han denunciado esta semana los empleados del club. La cautela cuando hay falta de decisión y de ideas no lleva a ningún camino. De momento en el consistorio han tomado la decisión de forzar la convocatoria de la Junta de Accionistas, algo que ya hicieran en el Trust, pero sin decidirse por ninguna vía más de presión. Y mientras tanto un cínico Comas les acusa de ser deudores del Decano.

 

Está claro que los caminos para salvar al Decano pasan porque cristalice la venta, pero a día de hoy las negociaciones están paralizadas por no decir casi en punto de no retorno. La otra opción es conseguir quitar a Comas de su posición de poder. Un tipo al que parece que le importa menos quedar como responsable de la enorme deuda que puede arrastrar al Recreativo a la desaparición. Pesa más su pulso con el Ayuntamiento y su intención de canjear sus acciones por una importante suma de dinero, y así contentar a todos los que esperan ajustar cuentas con él.

 

Queda poco margen, por no decir ninguno y salvo giro radical en los acontecimientos, el horizonte pinta oscuro. Mientras el destino del viejo Decano se decide en despachos, el aficionado valiente toma las calles para luchar por lo suyo, como ya se pudo comprobar este pasado sábado. Una cita que pasará a la historia de este más que centenario club. Huelva quiere que su Recre siga adelante y no contemplará cualquier otro experimento.

 

No son pocos los que hablan de crear otro club y dejar a Pablo Comas en la estacada en su intento de sacar dinero por un sentimiento. Muy cerca de Huelva hay un caso muy parecido, un equipo ya siempre ligado al Recreativo. Un histórico como el Xerez Club Deportivo agoniza, mientras que otro club ha tomado el testigo de contar con el apoyo de su gente. El nuevo Xerez Deportivo FC cuenta con la afición y el respaldo del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, mientras que el Xerez sobrevive a un paso de que se certifique su liquidación. Y todo por la gestión de tipos sin escrúpulos que han llevado a un sentimiento de 69 años, tras ser refundado en varias ocasiones. Dos equipos obligados a convivir por la maldad personificada de personas que solo entienden el fútbol como una manera de ganar dinero, por sacar adelante pleitos contra el Ayuntamiento a riesgo de arrastrar un escudo y una camiseta con total impunidad. ¿Les suena de algo?

 

Yo espero y casi imploro a que en Huelva no tengamos que vivir por algo parecido. A diferencia de Jerez, en Huelva la importancia del legado del Decanato vale cualquier esfuerzo. Es lo que nos hace distintos. Es el compromiso que todos los recreativistas adquirimos de nuestros padres, tíos y abuelos. Una herencia que debemos perpetuar. Perderlo sería renunciar a todo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)