Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manu López
Miércoles, 16 marzo 2016 | Leída 146 veces

Ahora es el momento

Marcar como favorita

Maltratado, utilizado, pisoteado. El viejo Decano del fútbol español está agonizando por culpa de personas sin escrúpulos que primero lo utilizaron para hacer política y ganar votos. Cuando ya dejo de ser útil y se convirtió más en un problema, permitieron que cayera en manos de indigentes que buscaban su aprovechamiento personal, destrozando lo poco que tenía construido un club humilde pero con mucha solera.

El Real Club Recreativo de Huelva, con sus 126 años de historia, nunca ha dejado de pasar por épocas con muchas ‘apreturas’, e incluso por crisis que fueron solventadas con mucho trabajo y sacrificio. Lo poco que tenía llegó con el sudor de la frente de muchas personas. Por eso duele y mucho que nos haya arrancado lo que por derecho nos corresponde. Estos tramperos del fútbol han hipotecado lo poco que disponía el Recreativo, nos han arrebatado nuestro escudo, nos han querido imponer sus perentorias voluntades (siempre relacionadas con lo económico.. Y si con esto no les bastara, ahora quieren matar un sentimiento. Quiere acabar con nuestro club.

 

A estas alturas no sé si Pablo Comas sigue enrocado en no aceptar la oferta de Infotelwi, o si todo forma parte de un ‘teatrillo’ para seguir ganando tiempo. Tiempo para que la amenaza de la liquidación en junio les traiga en bandeja a Gildoy lo que piden y presionan al Ayuntamiento. Pasta, euros, ‘money’.

 

Pero el S.O.S lanzado por los empleados del club cambia cualquier escenario. La realidad del fallecimiento inmediato es tal cual. La crítica situación en la que sobrevive nuestro ‘abuelo’, conocida por todos, puede desembocar en el peor de los desenlaces de un día a otro. Todos están al límites de sus fuerzas y no son muchas.

 

Por eso ha llegado el momento para el recreativismo e incluso para el onubensismo. Todo aquel que ha sentido orgullo, alguna vez en su vida, por pertenecer a Huelva, por querer a sus gentes y sus costumbres, por sentir simpatía por ese club señero que comenzó en 1889 con el nombre de Huelva Recreation Club, ahora es el momento. Mañana es tarde.

 

Si el Recreativo de Huelva tiene que morir este sábado. Si tiene que disputar su último partido, hagámoslo a lo grande. Como es el sentimiento que tenemos por nuestro equipo, el más grande de todos los tiempos. Que el Nuevo Colombino vuelva a rugir como antaño, que en las gradas del estadio albiazul no quepa ni un alma. Los primeros que estarán con nosotros y no nos fallaran serán los que no se pierden un partido desde la grada supletoria del cielo. Amigos y familiares que ya no están, socios que lo dieron todo por su club en otras épocas, ex jugadores, ex técnicos y ex presidentes que fueron importantes para el Decano. Allí estarán William Mackay, Charles Adam, y todos los británicos que formaron parte de la semilla que hoy es el Recreativo de Huelva.

 

Por ellos, por los que en algún momento de su vida quisieron como suyo nuestro Decano. Por los que están y que no lo dejarán morir. Ahora es el momento, mañana es tarde. #LlenemosElColombino.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)