Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Alicia de Navascués Fernández-Victorio
Sábado, 30 enero 2016 | Leída 1670 veces

Huelva nos mira... atónita

Marcar como favorita

Este domingo nos toca actuar. Ya no podemos quedarnos en nuestras casas despotricando de la actuación de nuestros representantes políticos y las administraciones. Es el momento de pasar a la acción porque nuestra historia, nuestro patrimonio y nuestra identidad desfallecen.

[Img #143637]

 

La acción de las excavadoras en el Seminario ha sido la gota que colma el vaso, ha puesto en evidencia una situación que no puede prolongarse más. Una gota muy relevante aún cuando suponga un reducido porcentaje de la superficie de la Zona Arqueológica de Huelva, de la misma  manera que una lesión en la pupila, mínimo porcentaje de la superficie de nuestro cuerpo, puede provocarnos ceguera.

 

Huelva lleva demasiado tiempo adormecida respecto a nuestro patrimonio, como a tantas otras cuestiones de las que dependen también nuestro presente y nuestro futuro.

 

Si bien es indiscutible que algo ha fallado en la protección del yacimiento agredido también lo es que el reconocimiento que la sociedad le presta al patrimonio arqueológico de nuestra ciudad no está en modo alguno a la altura de su importancia. Durante las últimas décadas hemos asistido impasibles a la pérdida progresiva de nuestra identidad arquitectónica, natural y arqueológica. Ésta última menos conocida por la insuficiente difusión de las intervenciones arqueológicas, que habría servido para sensibilizar a la ciudadanía sobre nuestras señas culturales. Nos hemos conformado con el Rocío, el Recreativo y las Hermandades, con los valores de la ciudad  reducidos al legado inglés y a las esculturas impuestas por la anterior corporación en el paisaje urbano. Lamentablemente, en Huelva, y también en otros municipios de la provincia, el patrimonio se considera un obstáculo al desarrollo en vez de una oportunidad. Habría que analizar por qué. Lo haremos en otro momento. 

 

[Img #143638]

 

Ahora nos corresponde romper la apatía que dicen nos caracteriza. Debemos dirigir nuestra mirada hacia el patrimonio arqueológico, nuestra identidad diferenciadora del resto de las ciudades de la Península. Miremos hacia el yacimiento La Orden-Seminario y hacia otras zonas igualmente amenazadas, como el Cabezo de San Pedro y el de la Joya, o poco conocidas como la ciudad de Saltés.  Ocupémonos también del patrimonio construido: el Mercado de Santa Fe, el Colegio de Ferroviarios, los escasos restos de la arquitectura burguesa de los siglos XIX y XX en el centro histórico, la arquitectura racionalista, del patrimonio natural de cabezos y marismas, y del paisaje de las salinas y la ría.

 

[Img #143639]    

[Img #143640]

 

Todo ello motiva a la iniciativa ciudadana 'Huelva te mira' que ha surgido como un revulsivo a la destrucción de parte del yacimiento La Orden-Seminario. Los ojillos de los pequeños ídolos descubiertos en la zona nos miran atónitos y nos reclaman una atención que hasta la fecha les hemos negado. Huelva nos mira y nos toca mirar ahora por ella.

 

[Img #143641]

[Img #143642]

 

Yo estaré mañana a las doce en el yacimiento.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
7 Comentarios
Fecha: Domingo, 31 enero 2016 a las 11:26
Pepe
Sí, y por supuesto llevad esas banderas republicanas, rancias y casposas. Las banderas que sean de Huelva y entonces nos daremos golpes en el pecho.
Fecha: Domingo, 31 enero 2016 a las 10:10
Antonio
? Y tu un eres verdepaz o un vendepatriaaaaa...chica¿
Queate en tu casa que Huelva no quiere a elementos ignorantes que la acompañen en momentos de dolor. Ni eres verde y mucho menos hombre, o mujer, que se yo, de paz.
Fecha: Domingo, 31 enero 2016 a las 09:42
Presidiario
NO olvidarse del abandono del edificio mas grande de la ciudad. LA ANTIGUA CARCEL...
Fecha: Domingo, 31 enero 2016 a las 09:12
Paco Gonzalez
VERDEPAZ, pues usted dirá que podemos y que no podemos llevar, haga usted una lista y sabremos que hacer. Para que usted no se incomode. De todos modos si usted no va, nos hace un favor, Gracias-
Fecha: Sábado, 30 enero 2016 a las 21:12
Miguel
En ese destrozar nuestro patrimonio, aparte los responsables políticos, el otro gran protagonista es el mundo de la construcción. Dentro de él, el colectivo de arquitectos ha actuado más como cómplice en el negocio que como valedor de la riqueza colectiva. Que eso cambie será bienvenido, ahora bien lo hecho, hecho está.
Fecha: Sábado, 30 enero 2016 a las 19:41
VERDEPAZ
Iré, pero en cuanto vea la primera bandera republicana, que no pinta nada en esta manifestación ni en muchas que se hacen o escuche un discurso partidista de la izquierda más casposa y rancia como en las quedadas y garbanzadas de la "Mesa de la risa" me daré media vuelta. Por un evento neutro y un objetivo común. No haced campaña política de esto, por el bien de Huelva.
Fecha: Sábado, 30 enero 2016 a las 18:56
Berta Brusilovsky
Recién ahora entiendo la imagen que habéis puesto.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress