Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Carmen Canterla
Sábado, 22 febrero 2014 | Leída 1698 veces
Sexología

El baile, un buen aliado para el sexo

Marcar como favorita

El movimiento del cuerpo, el contoneo de las caderas, la mirada, las piernas, los brazos... Todo entra en juego cuando bailamos y el cuerpo se expresa con la ayuda de la música. Si pensamos en una relación sexual, todo esto también cuenta y el acompañamiento puede ser música de fondo o la música interna del placer.

El cortejo o proceso de seducción es, entre otras cosas, algo así como el baile de dos cuerpos que se mueven al son de la misma música, aunque ésta sólo sea oída por quienes están en el juego.

[Img #87219]Así que si bailamos rítmicamente, aunque a veces no nos demos ni cuenta de cómo se mueven nuestros cuerpos, ¿es el baile un buen aliado de la sexualidad? Normalmente sí, pues los ritmos musicales y la expresión corporal pueden despertar el interés por una persona así como aumentar su atractivo sexual.

El movimiento del cuerpo, contoneo de las caderas, la mirada, las piernas, los brazos... Todo entra en juego cuando bailamos y el cuerpo se expresa con la ayuda de la música. Si pensamos en una relación sexual, todo esto también entra en juego y el acompañamiento puede ser música de fondo o la música interna del placer. Ambas situaciones son la expresión de dos personas que están disfrutando de un momento de intimidad, dos cuerpos que bailan juntos.

También podemos usar el baile para sorprender a nuestra pareja, para combatir la rutina sexual que muchas veces el paso de los años hace que aparezca de forma sutil en nuestras vidas.

[Img #87218]Pues bien, un baile erótico, sensual (prepara el ambiente: velas, temperatura agradable, ropa fácil de deshacerte de ella, música de fondo, mueve tu cuerpo de forma sensual, déjate llevar por la música, invítale a que se una a ti y dejaos llevar), puede ser el inicio de una posterior experiencia sexual satisfactoria.

Y por supuesto, bailar (en una fiesta, en un bar, etc.) con la persona que deseamos puede ser muy excitante: juego de miradas, juntar y alejar los cuerpos, coger las manos... Disfruta del momento y dejaos llevar con calma, este puede ser el inicio de una posterior experiencia de pasión y placer.

Cierra los ojos e imagina: esa música que te gusta, con la que te sientes cómodo en el baile, y la persona que deseas bailando contigo… ¿Agradable? Recordar que algunos beneficios del baile sobre la sexualidad son:

  • Ayuda a romper el hielo.
  • Nos permite jugar con intensas miradas y leves roces de dos cuerpos.
  • Mejora la comunicación y especialmente la sexual.
  • Potencia el deseo sexual.


Así que si aún no sabes mover el cuerpo, ya sabes. Hay que aprender pues es un buen aliado de la sexualidad positiva.

Y recuerda: disfrutar del sexo es una experiencia muy saludable.

Carmen Canterla
Psicóloga Sexóloga
Co-Directora del I.S. Vidacer Huelva.
C/Amado de Lázaro, 7 Local Bajo. Huelva.
Tlf: 959 54 40 11


Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)