Sábado, 7 septiembre 2013
sexología

El respeto de los derechos sexuales

Enviar por email
Carmen Canterla

El pasado 4 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Salud Sexual, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos en plenitud.

Estamos en la era de la sociabilización de la sexualidad. En cualquier lugar podemos oír cómo se habla de sexo, en prensa escrita, radio, televisión... Hay muchos libros escritos sobre el tema, unos de carácter más teórico, otros más de orden divulgativo y otros de entretenimiento; contamos con documentales y películas que de una u otra forma abordan la cuestión. Sin lugar a dudas estamos ante el 'boom' de todo aquello que tiene que ver con la sexualidad.

[Img #74875]Es en el año 2010 cuando la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, siglas en inglés) propone a todas las organizaciones afiliadas a ella celebrar este día para promover la importancia de la salud en materia sexual, con objeto de comenzar a entenderla desde una perspectiva más amplia y propiciar un debate abierto y respetuoso en materia sexual. La información y la formación nos llevan a una sexualidad sana y fomentan las relaciones positivas, pues una sexualidad positiva influye en el bienestar y la salud global.

El objetivo de este día es difundir información en materia sexual de una forma abierta y clara, así como promover el derecho de las personas a expresar su sexualidad de una manera sana y responsable.

¿Qué es la Salud Sexual?
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual "es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos en plenitud".

La sexualidad es un aspecto central del ser humano, y más allá de la genitalización y los fines reproductivos tal y como se nos había enseñado años atrás, se comienza a trabajar para entenderla de forma más amplia, incluyendo identidades y roles de género, orientación o preferencia sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción.

Además la sexualidad tiene muchas formas de vivirla, de expresarla, a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas, roles y relaciones.
Aunque no cabe duda que en los últimos años se han producido y se siguen produciendo muchos cambios en materia sexual, aún en nuestros días siguen perdurando muchos mitos en este sentido, que no quedarán eliminados hasta que no consigamos educarnos sexualmente, y así podremos vivir la sexualidad de forma más libre, abierta y respetuosa, tanto con nosotros mismos como con los demás.

Conocer y respetar los derechos sexuales sería un gran paso para disfrutar de una libertad sexual real.

[Img #74874]¿Qué son los derechos sexuales?
Son derechos humanos universales basados en la libertad e igualdad de todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho fundamental, la salud sexual debe ser un derecho de todos. Los derechos sexuales son los siguientes:

  • El derecho a la libertad sexual. Libre expresión sexual de los individuos siempre desde el respeto a nosotros mismos y a los demás. Excluyendo, por tanto toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales.
  • El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexual. Poder decidir libremente sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos.
  • El derecho a la privacidad sexual. Disfrutar de una intimidad sexual.
  • El derecho a la equidad sexual. No discriminación sexual, independientemente del sexo, orientación sexual, edad, clase social, limitación física o emocional.
  • El derecho al placer sexual. Disfrutar del placer y la satisfacción sexual.
  • El derecho a la expresión sexual emocional. Expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor, al placer erótico o los actos sexuales.
  • El derecho a la libre asociación sexual. Posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de relaciones sexuales responsables y respetuosas.
  • El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, así como al acceso a los métodos de regulación de la fecundidad.
  • El derecho a información basada en el conocimiento científico. Información sexual de carácter científico, basada en evidencias reales, haciendo a una difusión correcta de la misma y que puede ser entendida por todos.
  • El derecho a la educación sexual integral. Desde que somos muy pequeñitos y durante toda la vida, a través de programas de educación sexual desde una perspectiva de género y basados en la igualdad.
  • El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual para la prevención y el tratamiento de todos los problemas y preocupaciones sexuales.


Conocer nuestros derechos sexuales, tener buena información sexual y vivir nuestra sexualidad de forma sana y responsables, es la clave para disfrutar de una buena salud sexual.

Y recuerda: sisfrutar del sexo es una experiencia muy saludable.


Carmen Canterla
Psicóloga Sexóloga
Co-Directora del I.S. Vidacer Huelva.
C/Amado de Lázaro, 7 Local Bajo. Huelva. Telf.: 959 54 40 11
Twiter: @is_vidacer

¡Deje su comentario!
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS