Viernes, 22 marzo 2013

Y además de todo, chapuceros

Enviar por email
Mª Teresa Aceytuno

Desde hace unos días estamos recibiendo continuas noticias sobre el rescate a Chipre y sus consecuencias para la Eurozona, lo que me lleva a volver sobre el tema de la austeridad como política económica impuesta desde la UE para salir de la crisis económica en la que estamos inmersos.

Sólo se me ocurre una palabra para calificar la propuesta que el FMI y el Eurogrupo han elaborado para rescatar a Chipre: chapuza. El fin de semana alcanzaron un acuerdo sobre una propuesta de rescate condicionado a la recaudación de 5.800 millones por parte del gobierno chipriota, que se conseguiría mediante el establecimiento de una quita del 6,7% para fondos de menos de 100.000 euros, y de 9,99 para los que superaban esa cantidad. Esta medida es claramente injusta, ya que obliga a los pequeños ahorradores a pagar los desmanes del sistema financiero de su país. Pero además, la propuesta contradice claramente el acuerdo de la propia UE para garantizar los depósitos inferiores a 100.000, mostrando que en esta Europa nuestra no hay nada garantizado, y menos el dinero que tenemos en el banco. 

Parece que nuestros dirigentes se dieron cuenta de esto horas después, cuando rectificaron proponiendo al Parlamento de Chipre que gravara sólo los depósitos superiores a 100.000 euros. Sin embargo, el daño ya estaba hecho y además, dejaban al gobierno chipriota la obligación de seguir recaudando los 5.800 millones sin saber de dónde obtenerlos. Como se sabe, el Parlamento no aprobó el rescate y ahora tenemos un país en la UE al borde de la quiebra, con sus bancos cerrados hasta nuevo aviso y con una ciudadanía indignada – y con razón. 

¿Qué pretende la UE con esto? ¿Qué está buscando Alemania, que es quien realmente está detrás de estas políticas? Parece que quieren castigar a un país que se ha portado mal, que en este caso no ha vivido por encima de sus posibilidades, como se supone que hemos hecho los españoles, pero cuyos bancos sí han crecido por encima de sus posibilidades. Chipre se comportó como un paraíso financiero y estableció un impuesto de sociedades ridículo para atraer capital extranjero, por lo que parece que merece un castigo. ¿Y qué? ¿Es que nuestras autoridades europeas no lo sabían? ¿Es que no se dieron cuenta de lo que estaba haciendo y no pensaron en las consecuencias negativas que podría acarrear? ¿De verdad son tan miopes (por no decir otra cosa)?

Por supuesto, la UE sabía lo que pasaba en Chipre, igual que sabía lo que pasaba en Islandia o en Irlanda, países con problemas similares. También nuestros gobernantes sabían que hasta 2008 en España vivíamos una burbuja inmobiliaria que traería consecuencias desastrosas para nuestra economía. Ninguno de ellos hizo nada, argumentando que la economía se regula sola y que los controles sólo generan ineficiencia. Está bien, aceptemos que tenemos gobernantes incapaces de ver más allá del presente o de tomar decisiones con visión de futuro. 

Pero, ¿y ahora? ¿Qué hay de los problemas actuales? Plantean políticas económicas de ajuste y reducción del déficit que alimentan la recesión, generando más déficit y deuda pública. Castigan a los países que, según ellos, se han portado mal o han vivido por encima de sus posibilidades, condenando a su población al empobrecimiento y la pérdida de bienestar. Rescatan, por llamarlo de algún modo, a los países con problemas, imponiéndoles duras condiciones que no permitirán que esos países se recuperen en años. Esto es lo que ocurre en España, no nos dejemos engañar, que ya ha sido rescatada a través del llamado rescate bancario por mucho que nuestros gobernantes nos digan lo contrario.

Pero lo peor de todo es que además de tomar medidas equivocadas, nuestros gobernantes ni siquiera son capaces de hacerlo bien. En lugar de dar una solución al problema de Chipre, confunden a la población y a los agentes económicos con su política chapucera y lo único que terminan logrando es extender el miedo y la desconfianza y dejar a Chipre al borde del abismo.

Pepe
Fecha: Viernes, 22 marzo 2013 a las 13:41
Quieres decir que la UE debió de controlar mas a Chipre antes del desastre? Luego si pasa esto acabarían acusando a la UE de crear unas politicas comunitarias restrictivas a sus socios y acabaria acusada de posición dominante... La politica es una cosa complicada, muchas veces hay pasividad en esto por las consecuencias que puede tener aplicar politicas con puño de hierro... La UE debe de avanzar a una politica fiscal común, una constitución común y conseguir esa igualdad que nos asemeje a los EEUU, o somos europeos completamente todos o esto nunca va a funcionar.
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS