Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manuel Morales González
Sábado, 16 marzo 2013
Espacio Vital

Consejos para los males del costalero

Marcar como favorita Enviar por email

En plena Cuaresma y con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, hoy dedicaremos nuestra entrega de Espacio Vital a la figura de uno de los baluartes que, con su sacrificio y esfuerzo, hace que las imágenes de nuestros pasos brillen con la fuerza y el arte con la que lo hacen en nuestra tierra: los costaleros. Comentaremos las lesiones más comunes que suelen padecer tras toda una jornada bajo los pasos y ofreceremos consejos que les ayuden a realizar mejor su labor.

 Debajo de los majestuosos pasos andaluces se esconden muchas horas de trabajo, carga y sacrificio, de la mano de unos costaleros, que con su actitud y destajo hacen de nuestra semana de pasión una de las más bonitas y populares de nuestro país. Dicha faena, cuya base principal es la de soportar una gran cantidad de peso a lo largo de toda la estación de penitencia, predispone a la mayoría de ellos a padecer una diversidad de posibles lesiones que nos adentramos a destacar.

[Img #61529]

Desde el comienzo de la estación de penitencia hasta la recogida de la cofradía, son muchas horas de recorrido, y varias las acciones que dañan el cuerpo del costalero, ya sea durante la propia 'chicotá' (más corta o duradera en el tiempo) con las diferentes formas de caminar según cada cuadrilla, y los momentos claves y puntuales de “levantás” ó “arriar los zancos al suelo”.

Es sin duda alguna el cuello, y más concretamente la última vértebra cervical o la primera dorsal, el epicentro de carga de la trabajadera, por lo que es en él y toda su región adyacente donde podremos encontrar el mayor número de daños y lesiones producidas por la acción del paso. Se podrán apreciar lesiones tróficas como rozaduras, enrojecimientos, cortes; a nivel muscular se observará contracturas por fatiga o agotamiento y gestos traumáticos; y por último, en cuanto a las articulaciones se constatan inflamación acompañada de dolor, rigidez y leves chasquidos…

Pero no es únicamente la región del cuello la que sufre todo los efectos del ser costalero, ya que por ejemplo, los miembros superiores se afectarán, debido al apoyo de los brazos en la trabajadera siguiente (agujetas, contracturas, dolores, rigidez…). El peso de la carga es distribuido a lo largo de toda la columna vertebral, por lo que se verán afectadas la región paravertebral, interescapular, lumbar, tanto a nivel muscular como daños articulares presentes. En los miembros inferiores encontraremos posibles trastornos articulares en cadera, rodilla y tobillo tipo artritis, además de probables afectaciones musculares sobre todo a nivel de cuádriceps, glúteos y gemelos, generándose posibles contracturas y tendinitis.

Para prevenir todo ello, desde Espacio Vital aportamos a nuestros costaleros una serie de consejos  sobre diferentes aspectos a tratar:

  • Entrenamiento y forma física:  La importancia de la “igualá” y los ensayos previos, además de un buen estado físico por parte del costalero es el pilar básico como prevención a lesiones.
  • Colocación del costal, ropa y calzado: los más veteranos son todos unos expertos en la fabricación del costal, pero es necesario que el resto de la cuadrilla aprenda a elaborárselos sin arrugas y que queden en la mejor posición posible  para que no sea causante de lesiones en la piel y el peso recaiga lo más repartido posible. Por otra parte, deberemos de ser prácticos con nuestra indumentaria, eligiendo una ropa ligera, que nos permita realizar los movimientos más cómodos posibles. También es recomendable el uso de prendas que permitan transpirar el sudor. En cuanto al calzado, el día de salida usaremos los mismo que hemos utilizado tanto para la iguala como para los ensayos previos, ya que una variación nos puede causar desajustes de altura y aumentar la carga sobre nuestro cuerpo.
  • Alimentación: Es un aspecto básico para cualquier trabajo físico. El día de salida se debe de realizar un buen desayuno (cereales, leche, tostadas, frutas, zumos…), El almuerzo lo realzaremos como muy tarde unas dos o tres horas antes de la salida prevista, basado en pasta o arroz, verduras, pollo pescado y fruta. También es fundamental hidratarse con agua durante todo el recorrido, e intentar suprimir la ingesta de alcohol o bebidas carbonatadas. Ingerir alguna pieza de fruta no estaría mal durante el recorrido.
  • Estiramientos y calentamiento: Antes de la estación de penitencia es imprescindible un calentamiento previo de todas las articulaciones así como de un estiramiento de la musculatura que va a verse activada (cuello, pectorales, bíceps, tríceps braquial, zona lumbar, cuádriceps, isquiotibiales, gemelos…). Durante el recorrido recomendamos repetir una serie de estiramientos de manera muy leve y sencilla. Al finalizar deberemos realizar la misma operación, así como aplicar frío local mediante la aplicación de hielo sobre las estructuras que hayan podido ser dañadas.
[Img #61513]
  

Los costaleros con alteraciones reumáticas y cardíacas deberían de tener especial precaución y consultar con sus respectivos facultativos, puesto que el trabajo debajo del paso podría aumentar cualquier tipo de sintomatología. Sabemos los sanitarios la gran tradición que representa y el  fervor que genera el arte de pasear los pasos, por lo que no es nuestra intención, a través de nuestros consejos y ayudas, el entrar a debatir el qué y el cómo se debe de realizar, sino todo lo contrario, creemos que nuestro servicio puede hacer más grande aún si cabe este sacrificio y valor de nuestros costaleros andaluces.

Con todo lo anteriormente descrito y sin nada más que añadir, desearle a nuestros lectores una feliz Semana Santa plagada de fe e ilusión, y a nuestros costaleros, las mejores previsiones meteorológicas para que su trabajo pueda verse recompensado, ¡Va por ustedes valientes!
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
mar
Fecha: Lunes, 1 abril 2013 a las 21:19
Importantes consejos para los jóvenes costaleros.
muri
Fecha: Domingo, 17 marzo 2013 a las 17:17
interesante
angela
Fecha: Sábado, 16 marzo 2013 a las 15:47
muy buen articulo para las fechas que estamos enhorabuena
Carmela
Fecha: Sábado, 16 marzo 2013 a las 14:45
A ver si te hacen caso. Yo aprendí q NO tacones altos.

Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress