Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ricardo Ubric
Domingo, 17 febrero 2013
recreativo > ¿qué pasó con?

Pernía, del Decano al Mundial de Alemania y a triunfar como piloto de coches

Marcar como favorita Enviar por email

11.00 h. Pernía es uno de los mejores futbolistas que ha pasado por el Recre en la última década. El Decano fue el punto de inflexión en su carrera y después explotó en el Getafe y eso le permitió fichar por el Atlético de Madrid y jugar el Mundial del año 2006 con España. Un grave accidente de tráfico precipitó su retirada y ahora triunfa como piloto en carreras de automóviles en Argentina.

[swf object][Img #59362]Mariano Andrés Pernía Molina nació en Tandil, provincia de Buenos Aires, el 4 de mayo de 1977, por lo que en la actualidad tiene 35 años. Es hijo de Vicente Pernía, mítico futbolista argentino conocido con el apodo de ‘Tano’, de ahí que a Mariano también le hayan llamado cariñosamente ‘Tanito’ en muchas ocasiones. Siempre destacó sobre todo como lateral izquierdo, aunque su velocidad y buen golpe de balón provocaron que se sumara también al ataque con mucha facilidad desde la banda. Y se caracterizó por ser todo un especialista en el balón parado.

 

Con 15 años comenzó trabajando en el lavadero de coches que tenía su tío Mauricio Bruggeser en su localidad natal, pero sólo unos meses después empezó a destacar ya en el mundo del fútbol. Comenzó jugando en las categorías inferiores de San Lorenzo de Almagro, y a la siguiente temporada, se marcó al Independiente de Avellaneda, club de la máxima categoría argentina en el que ya había triunfado su padre como jugador y en el que Mariano Pernía estuvo durante nueve temporada.

 

[Img #59366]Debutó con el primer equipo de Independiente en 2000 con Piazza como técnico, y en el año 2002 se proclamó campeón del torneo en Argentina con una plantilla en la que sobresalía Gaby Milito. Esa campaña disputó 27 encuentros, y en la anterior había jugado 17. En la 2002, por discrepancias con su entrenador, sólo jugó dos antes de marcharse a probar fortuna en el mercado invernal al fútbol europeo. Lo hizo gracias a Pepe Rivera, que buscó futbolistas en Sudamérica para intentar que el Recreativo de Huelva sacara la cabeza de los puestos de descenso en la segunda temporada de toda su historia en Primera División.

 

Junto a él llegaron también a las filas del Decano en ese mes de enero de 2003 el central paraguayo Zelaya y el delantero brasileño Joaözinho, pero sólo Pernía se convirtió en imprescindible para el entonces técnico albiazul, Lucas Alcaraz. Así, disputó en la segunda vuelta liguera los 19 encuentros, marcando dos goles, ante Osasuna y el Villarreal, pero no pudo contribuir a que el Recreativo lograra la permanencia. Y también fue muy importante en la gesta del Decano de clasificarse para la final de la Copa del Rey, en la que los albiazules cayeron por 3-0 ante el Mallorca.

 

[Img #59372]Pese al descenso onubense a la categoría de plata, Pernía prefirió quedarse en España y no regresar a su país, firmando un contrato con el Decano. Con Paco Herrera y Sergio Kresic como entrenadores, también fue fijo en el siguiente ejercicio, disputando 40 de las 42 jornadas ligueras y marcando un golazo en Leganés. Pero el Recre no regresó a la élite, lo que propició que el lateral izquierdo se marcharse traspasado al Getafe, con el que definitivamente explotó y se convirtió en uno de los futbolistas más cotizados en su puesto en toda la Primera División.

 

En la temporada 2004/05, Pernía jugó 36 partidos y marcó tres goles, y en la 2005/06 también disputó 36, pero marcó la friolera de 10, una cifra que desde los tiempos de Ronald Koeman en el Barcelona o Fernando Hierro en el Real Madrid no alcanzaba ningún defensa en la máxima categoría nacional. Le hizo, por ejemplo, un doblete al Espanyol, y también un golazo de volea al Barcelona que dio la vuelta al planeta. Sus excelentes prestaciones llamaron a las puertas de los equipos grandes y, aunque parecía que se iba a marchar traspasado al Valencia, finalmente lo hizo al Atlético de Madrid, club con el que firmó un contrato de cuatro temporadas con la intención de ofrecerle competencia al capitán Antonio López en su demarcación.

 

[Img #59377]Todo le iba rodado a Pernía, que en mayo obtuvo la nacionalidad española y que sólo unas semanas después se encontró con una de las mayores sorpresas y alegrías de su carrera deportiva, y es que el seleccionador nacional, Luis Aragonés, se decantó por él y no por Capdevila, para suplir la ausencia del lesionado Asier Del Horno en las puertas del Mundial de Alemania en el verano de 2006. Debutó en un amistoso ante Croacia marcando un gol, mientras que en la cita en tierras germanas disputó otros tres encuentros, dos en la primera fase ante Ucrania y Túnez y el de octavos de final en el que España cayó eliminada frente a la Francia de Zidane. Posteriormente el lateral siguió entrando en las órdenes de Luis Aragonés en la fase de clasificación para la Eurocopa que en 2008 ganaría la selección española en Austria y Suiza, pero finalmente no acudió a disputar el torneo. En total, los números de Pernía con España son de 11 encuentros y un gol.

 

Con el Atlético de Madrid fue de más a menos, aunque puede decirse que no llegó a granjearse el cariño de la afición colchonero y también que no llegó a ofrecer el buen nivel que dio en el Recreativo y en el Getafe. En su primera temporada con la camiseta rojiblanca, el lateral disputó 21 partidos y en la segunda 29, además de otros siete de la Copa de la UEFA. En la 2008/09, Pernía jugó 29 partidos de Liga y cinco de la Champions League, mientras que en su cuarta y última sólo pudo jugar uno de Liga y otro de la Copa del Rey, además de ninguno de la Europa League que conquistó el Atlético, debido a que sufrió un grave accidente de tráfico que le hizo estar cerca de ocho meses ausente de los terrenos de juego.

 

[Img #59370]Sucedió el 7 de julio de 2009 en las cercanías de Rauch, a unos 70 kilómetros de su localidad natal (Tandil), y el propio Pernía confesó después que ese día volvió a nacer, y es que el accidente fue muy grave y el coche quedó siniestro. Curiosamente las otras dos personas que iban en el coche, su hija Tiziana, de 4 años, y su sobrino Tadeo, de 5, no sufrieron grandes heridas, pero Mariano sí que tuvo que estar varios días hospitalizado al sufrir una fractura de clavícula y de la quinta vértebra cervical, además de un neumotórax en el pulmón izquierdo. Su coche, que era de alquiler, se salió de su carril, chocó contra una alcantarilla y dio varios tumbo, lo que provocó que los bomberos tuvieran que estar más de media hora intentando sacar a Pernía de entre los hierros retorcidos.

 

El Atlético se volcó en su recuperación y le ayudó en todo momento, pero a partir de ahí ya sus prestaciones futbolísticas nunca fueron las mismas, por lo que no renovó con el club colchonero al finalizar su contrato en junio de 2010. En septiembre firmó por un histórico del balompié uruguayo, el Nacional de Montevideo, en el que el lateral zurdo jugó siete encuentros. Y en enero de 2011 se comprometió con el Club Atlético Tigre de Argentina, con el que llegó a disputar nueve partidos y a marcar un gol. Allí decidió retirarse hace medio año y pasarse a los coches, su otra gran pasión, que le venía de familia y a la que llegó rodado, ya que había practicado bastante con los karts durante su estancia tanto en Argentina de joven como posteriormente ya en Europa.

 

[Img #59376]Pernía confesaba hace poco que ya le aburre el mundo del fútbol y que “si no es el Barcelona, a los diez minutos dejo de ver el partido y me pongo a ver otra cosa”. Así que apostó por el mundo del automovilismo deportivo, donde le están yendo bastante bien las cosas, está ganando carreras desde el principio y cuenta incluso ya con un club de fans. Su padre Vicente y su hermano Leonel también son pilotos desde hace mucho tiempo, así como también su cuñado, el ex delantero del Tenerife Bruno Marioni.

 

Comenzó compitiendo con un Fiat en la Linea Competizione. En su debut, en el circuito Mar y Valle en Trelec, ganó la prueba, mientras que también hizo ‘pole position’ en la siguiente en Junín. Ya en 2012, ascendió un peldaño más para competir en la Copa Coronación en la categoría TC Pistas Mouras. Lo hizo con un Ford del equipo JP Los Toscas Racing. Y a la mitad de la competición cambió de escuadra, pasándose al equipo Donto Racing, en el que pilotó un Chevrolet. Comenzó haciendo un pódium, y poco después ganó dos prestigiosas carreras, las de Olavarría y Nueve de Julio.

 

[Img #59364]Y este 2013, Pernía ha comenzado a competir en otra categoría, la C2 Turismo Nacional, a los mandos de un Chevrolet Corsa que conducía su hermano el año pasado. Este pasado fin de semana debutó en La Plata y lo hizo también de manera exitosa ,logrando concluir en la tercera posición del cajón. Sin lugar a dudas, su metamorfosis ha sido sorprendente. El bravo lateral hispano-argentino triunfa en el mundo del automovilismo después de haber jugado un Mundial de fútbol y después de haber dejado una huella más que positiva entre la afición en el año y medio que estuvo en Huelva.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress