Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Diego Carrasco
Domingo, 16 diciembre 2012 | Leída 1672 veces
‘Don Paco, el musical’, obra basada en la vida de Paco Toronjo

El cante de lo vivido

Marcar como favorita

El Gran Teatro de Huelva, prácticamente lleno, acogió anoche la segunda función tras el estreno del pasado viernes de la obra ‘Don Paco, el musical’ sobre la vida del cantaor Paco Toronjo. Se trata de una producción de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) dirigida por Frank Romero.

[Img #53860]

Ante la pregunta de por qué cantaba, Manolito de María, cantaor que vivía en una cueva al pie del castillo de Alcalá de Guadaira respondió “Canto porque me acuerdo de lo que he vivido”. Esta afirmación podría atribuirse perfectamente a Paco Toronjo. Francisco Toronjo Arreciado (Alosno 1928- Huelva 1998) tuvo una vida llena de tragedias y reveses. Estas vivencias amargas se reflejan en su cante. Un cante que duele, que hiere, que estremece.

La vida de Paco Toronjo estuvo marcada por una infancia durísima trabajando desde que era casi un niño y, sobre todo, por la difícil relación con su padre. En poco tiempo, ya adulto, perdió a su madre, a su hermano Pepe, con el que formaba dúo en sus inicios y a su hijo, de sólo 23 años por una sobredosis. Paco Toronjo lo resumía con este fandango:
 

Perdí lo que más quería.

Ya no tengo na que perdé.

He perdío a la mare mía,

a mi hermano y a un hijo mío también.

¡Qué golpes me ha dao la vida!


La figura de Paco Toronjo sigue estando en la memoria colectiva de Huelva. Cuando se van a cumplir quince años de su muerte sigue interesando, de ahí que el Gran Teatro presentara una gran afluencia de público. Es un mito del que se cuentan multitud de anécdotas por parte de los que lo conocieron personalmente. En el cante, fue un grande. Y haciendo sólo el fandango, aparte de las sevillanas, lo que tiene más mérito. Fue un creador. Basándose en los estilos tradicionales de Alosno creó un estilo propio.

[Img #53875]

La obra ‘Don Paco, el musical’ plantea inicialmente una lucha entre el bien y el mal por el alma de Paco Toronjo en el momento de su muerte. A través de esta especie de sueño el cantaor alosnero se va reencontrando con familiares ya fallecidos y con distintos pasajes de su vida y estampas propias de la rica tradición de Alosno como las Cruces de Mayo. Pero quizás la gran aportación de esta producción es volver a poner a la figura de Paco Toronjo en el candelero y que así los más jóvenes lo conozcan y se acerquen a su discografía.

El personaje de Paco Toronjo es encarnado por el cantaor Mario Garrido, que sorprende con sus dotes interpretativas. Su hermano Pepe es representado por Ángel Romero y el Paco Toronjo niño es el joven Fernando Ruiz que hizo unas sevillanas bíblicas muy jaleadas por el público. Pero en el apartado de cante hay que destacar a Ana García Caro, que se lució con dos fandangos y, sobre todo, con el Ave María final interpretado con un gran gusto y sentimiento. La obra finalizó con el público puesto en pie aplaudiendo al compás de Huelva.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress