Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Esperanza Gómez Harriero
Sábado, 6 octubre 2012
psicosalud

Terapia psicodramática: del teatro a la psicoterapia

Marcar como favorita Enviar por email

En la actualidad existen muchos métodos psicoterapeúticos que pueden ser agrupados, a su vez, en diferentes modelos de psicoterapia. Esta semana quiero hablaros del psicodrama, y de por qué considero que es uno de los más efectivos de los que he puesto en práctica.

El psicodrama es, como digo, un método psicoterapeútico que tiene raíces en el teatro, la psicología y la sociología. A diferencia de las psicoterapias puramente verbales, el psicodrama hace intervenir el cuerpo. Esta intervención corporal involucra el compromiso total con lo que se realiza, algo fundamental para la terapia y, por consiguiente, para el individuo y el desarrollo de mejores y más completos medios de comunicación con él mismo y con las demás personas.

[Img #47902]

Por si lo anterior llevara a error, en el psicodrama no se deja de lado lo verbal, sino que se incluye en un contexto más amplio donde también tiene lugar el espacio, el propio cuerpo y el de los demás. Es decir, el énfasis recae no sólo en lo que se dice, sino en lo realizado en el escenario durante la dramatización.

El psicodrama, además, es una técnica de psicoterapia cuyo proceso se desarrolla en el “aquí y ahora”, con todos los elementos emocionales que se expresan a través de los personajes y circunstancias concurrentes. El psicodrama ubica a la persona en su medio, no lo trata como un ente aislado, ya que fuera de la consulta no existe esta soledad; estamos en continua interrelación con otros.

Dando a conocer un poco más de esta técnica, vamos a habar de los elementos de que se compone el método psicodramático:

Protagonista: la persona sobre la que se centra la acción dramática.

  • Escenario: espacio donde se desarrollan las dramatizaciones que plantea el protagonista.
  • Yo-auxiliar: una o varias personas que colaboran con el director o terapeuta, interpretando los diversos roles que van siendo necesarios para que el protagonista lleve a cabo su proceso terapéutico.
  • Director o terapeuta: especialista que dirige la terapia psicodramática.
  • Auditorio: conjunto de personas que se encuentran en torno al escenario y que no forman parte de la dramatización.

[Img #47903]

Concretando, el psicodrama es una forma de psicoterapia (o recurso psicoterapéutico) que consiste en la representación o dramatización por parte de la persona que acude a consulta de acontecimientos pasados o futuros, reales o imaginarios, externos o internos, con el objetivo de experimentarlos al máximo, como si estuvieran ocurriendo en el momento presente.

En estas representaciones se utilizan diversas técnicas dramáticas destinadas a uno o varios objetivos:

  • Darse cuenta de los propios pensamientos, sentimientos, motivaciones, conductas y relaciones.
  • Mejorar la comprensión de las situaciones, de los puntos de vista de otras personas y de nuestra imagen o acción sobre ellas.
  • Descubrir la capacidad de nuevas opciones de conducta.
  • Prepararse para actuar (fuera de consulta, es decir, en la vida real) las nuevas conductas que se han encontrado más convenientes.

Aunque hasta ahora he hablado de manera individual, el psicodrama puede emplearse tanto en terapias individuales, como de pareja o de grupo.

Algunas de las ventajas de utilizar el método psicodramático son, por ejemplo, la facilidad que da a algunos pacientes que tienen serias dificultades en su expresión verbal, ya sea de forma general o para hablar de algún tema en concreto; también es fácil extrapolar los efectos de la terapia a las relaciones con los demás en la vida cotidiana, ya que en la consulta pueden intervenir otras personas (yo-auxiliares, auditorio) que representan a la sociedad; además, se potencia la responsabilidad individual para el buen funcionamiento del grupo, algo igualmente extensible fuera de las paredes de la consulta; y otra de las ventajas (no la última ni mucho menos) es la retroalimentación que el protagonista recibe tanto de los yo-auxiliares como del auditorio, haciéndoles de espejo de su propia conducta.

Para acabar, me gustaría compartir algunos vídeos donde expertos explican qué es el psicodrama y donde podréis conocer más detalles de este método.

¡Feliz semana!


[swf object]













[swf object]




























psicosalud@huelva24.com
Esperanza Gómez Harriero
@PsicologaHuelva
https://www.facebook.com/HarrieroPsicoterapias
www.esperanzagomezharriero.com

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress