Miércoles, 25 mayo 2011

¿Por qué en los coches no hay goteras?

Enviar por email
Juan Francisco Gil Ballester

Sin temor a equivocarnos podríamos afirmar que en los coches no hay goteras y sin embargo en casi todas las viviendas hay humedades. ¿Qué está fallando? Sin duda algo de fondo en el planteamiento de cómo construimos.

En automoción los materiales que se utilizan en las carrocerías son metálicos, plásticos, todos mecanizados y por supuesto impermeables; vidrios, neoprenos y chapas encajan de manera perfectamente estanca. 

En la construcción actual en nuestras latitudes, e insisto, en nuestras latitudes, ocurre todo lo contrario. Los morteros, ladrillos y yesos tienen que ponerse de acuerdo con aluminios, telas asfálticas y aceros. El éxito de esta coalición depende demasiado de imponderables como el calor, la lluvia, el grueso del cordón de silicona, cómo ha dormido el oficial de primera o cuánto le han pagado al peón. Y al final todo queda oculto tornándose muy complicado descubrir cuál ha sido el discurrir interno del agua entre los elementos constructivos.

Con un solo proyecto se construyen millones de coches iguales en todo el mundo. Para cada vivienda son necesarios dos, tres o más proyectos. Los tiempos, los rendimientos y los beneficios son muy distintos. No estamos abogando aquí sin embargo por la casa prefabricada como solución global. Pero ¿por qué no utilizar una ventana de barco en una vivienda?, ¿o construir la estructura y la fachada con tubos y chapas galvanizadas?. Ligeros, baratos, duraderos, de rápido montaje y buen mantenimiento. Y después, que cada uno los forre de lo que quiera, como los acabados de los ascensores. 

En Huelva esta arquitectura es una odisea para los arquitectos.  


¿Por qué hay que sufrir año y medio como mínimo para construir una casa? Se pueden prefabricar e industrializar muchos procesos dentro de la construcción que haría al sector más competitivo, eficiente, sostenible. Caminaríamos hacia la emancipación de la economía del ladrillo.


Y ¿por qué preferimos un tabique de ladrillo a uno de cartón yeso aislado con lana de roca? Si éste es más barato, se monta más rápido, queda más liso, aísla más y fomenta una industria más moderna, sostenible, etc…

Será nuestro apego a la tierra. A los muros gruesos encalados frescos en verano, a las baldosas hidráulicas de cemento decoradas, a los patios adoquinados, a las viguerías y carpinterías con contraventanas de madera. 

Pero, no nos engañemos, ya no es sostenible construir así.

Y quizás el buscar la seguridad añorada e inalcanzable. Todo muy masivo. Cuanto más pesado mejor. Cuanto más hormigón y hierro mejor. Aspiramos a una casa que nos dure, que resista contra viento y marea. Con mármoles, granitos y balaustres. 


Pero, cuidado, no se convierta en nuestro mausoleo.

¡Deje su comentario!
Jose Moreno
Fecha: Sábado, 12 noviembre 2011 a las 15:56
Lo que esta fallando es que el Ayuntamiento de Huelva le da permiso de primera ocupacion a edificios que no estan terminados y sin inspeccion previa por parte de los tecnicos de Urbanismo, estos señores solo se dedican a poner la mano y cobrar... porque otra explicacion no tiene que haya tantos edificios con problemas de todo tipo... yo tengo pruebas de lo que estoy diciendo.
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS