Domingo, 9 septiembre 2012
puesta en marcha en 2007

Casi 400 onubenses usan el teléfono de ayuda de la Junta para dejar de fumar

Enviar por email
Agencias

11.43 h. Un total de 384 onubenses han recurrido al servicio telefónico gratuito creado por la Junta de Andalucía para ayudar a dejar de fumar desde que la Consejería de Salud y Bienestar Social lo pusiera en marcha en el año 2007. Por otro lado, más de la mitad de las personas que han utilizado esta 'Quit Line' en el primer semestre de este año han sido mujeres, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva.

La 'Quit Line', a la que se accede haciendo una llamada al Teléfono de Información sobre el Tabaco --900 850 300-- o a Salud Responde --902 505 060--, acerca las técnicas para dejar de fumar a aquellas personas fumadoras que, por motivos de trabajo, tiempo o distancia, no puedan participar en los talleres que se organizan en los centros de salud, y que, de este modo, obtienen asesoramiento y seguimiento personalizado sin necesidad de desplazamientos.

En concreto, esta línea de ayuda ofrece al fumador que desee dejar de serlo "información útil y personalizada" sobre su decisión, a la vez que le proporciona consejos que "le ayudan a manejar correctamente los momentos más difíciles, afrontar las recaídas o reforzar la voluntad expresada de dejar de fumar", todo ello contando con el seguimiento periódico de un técnico especialista en deshabituación.

Según detalla la Junta, cuando un ciudadano se pone en contacto con Salud Responde o con el Teléfono de Información del Tabaco manifestando su deseo de dejar de fumar, un operado[Img #46133]r recopila los datos y, una vez comprobada la voluntad de hacerlo, en un breve plazo de tiempo --un mes aproximadamente-- son los técnicos de las unidades de apoyo al tabaquismo quienes se pondrán en contacto con el ciudadano para averiguar su nivel de dependencia, si ha intentado previamente dejarlo y cuál fue el motivo de la recaída.

Se trata, por tanto, de "prestarle al ciudadano apoyo psicológico" a través del teléfono e indicarle el camino a seguir para lograr el objetivo planteado. El número de sesiones telefónicas se determina en función del nivel de dependencia que tenga cada persona e incluso, si se detecta un nivel de dependencia alto, se recomienda al usuario que su caso sea tratado desde los centros sanitarios a través de los grupos de deshabituación o de un asesoramiento personalizado.

El servicio telefónico incluye, además, un seguimiento proactivo a los tres, seis y doce meses para comprobar la evolución y reforzar la decisión de la persona que mostró su deseo de abandonar el tabaco.

El Centro de Información y Servicios al Ciudadano Salud Responde es el encargado de gestionar este servicio, accesible con una llamada al 902 505 060 o al Teléfono de Información del Tabaco 900 850 300, líneas que están operativas las 24 horas del día, los 365 días del año, cumpliendo así uno de los objetivos de este recurso, "acercar y adaptar los programas de deshabituación a las necesidades de cada persona".

"Satisfacción" de los usuarios
Por otro lado, la Junta señala que un estudio refleja que siete de cada diez personas que utilizan esta línea telefónica están "satisfechas" con el programa, y ocho de cada diez lo recomendarían a un familiar o amigo, independientemente de que gracias a él hayan dejado de fumar y continúen sin hacerlo.

Además, el 55,9 por ciento de las personas que recibieron tratamiento telefónico dejaron de fumar, y el 35,9 por ciento sigue sin hacerlo un año después de terminar el proceso de deshabituación. Por días de la semana, el mayor número de adhesiones al programa se registra, por este orden, los miércoles, martes y lunes.

¡Deje su comentario!
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS