Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Mari Paz Díaz
Sábado, 8 septiembre 2012
la historia de huelva... en una rotativa

Odón Betanzos, siempre

Marcar como favorita Enviar por email

Ahora que estamos inmersos en el mes de septiembre es justo recordar a una de las figuras más destacadas de la lengua española del siglo XX. Un onubense, rocianero por los cuatro costados, que destacó por su enorme labor cultural, a pesar de que a veces sea injustamente tratado, quizás debido a la humildad y la sencillez que siempre caracterizó a los grandes como él. Sí, esta semana hablamos de Odón Betanzos Palacios.

[Img #45987]

Porque el próximo 24 de septiembre se cumplirán cinco años desde su fallecimiento en Nueva York, sin olvidar que tan sólo unos días antes, el 16 de este mismo mes, cumpliría 87 años. Dos efemérides merecedoras de un pequeño recuerdo de este escritor, prosista, poeta, amante de la comunicación y director de la Academia Norteamericana de la Lengua. Pero, por encima de todo ello, una magnífica persona y mejor conversador que nunca se olvidó de sus raíces. No en vano, Odón Betanzos fue nombrado Hijo Predilecto de Rociana del Condado, su pueblo natal, donde la Casa de Cultura lleva su nombre y cuenta con un busto en la plaza del municipio, aparte de la existencia de su Fundación destinada a difundir su obra.

 

La biografía de Odón Betanzos ha sido desglosada en numerosas ocasiones, sobre todo, a través de los trabajos de José María Padilla Valencia [1] y las publicaciones de su propia Fundación [2]. Pero no está mal repasarla. Porque su vida podría ser perfectamente el guion de una película o una novela de aventuras.

 

Para empezar, en su infancia nada hacía presagiar que este niño nacido en una sencilla familia onubense de cinco hijos acabaría siendo profesor en la Universidad de Nueva York. La infancia de Odón transcurrió de forma tranquila en Rociana, pero el fusilamiento de su padre en la Guerra Civil le obligó a madurar pronto para ayudar a su madre al ser el mayor de sus hermanos. Con este fin, en 1942 se marcha a trabajar a Madrid, donde, a pesar de las duras jornadas laborales, continuó con los estudios de bachillerato que había iniciado en el IES La Rábida de Huelva.  


Tras seis años en la capital de España se traslada a Cádiz para hacer la carrera de Náutica y continuar ayudando a su familia. Finaliza sus estudios en 1951 y un año después comienza a recorrer el mundo como marino. Su periplo como navegante se desarrolla entre 1953 y 1956, año en el que se establece de forma definitiva en Nueva York, en Estados Unidos. En esta decisión, sin duda, influyó mucho su vida personal. Porque ya por aquel entonces Odón había contraído matrimonio con Amalia Mígues, hija de un gallego emigrado y una madre puertorriqueña a la que conoció en 1952 siendo profesora de Citología en la universidad neoyorquina. Y, poco después, el 21 de marzo de 1953 contraerían matrimonio. Amalia y Odón tuvieron un hijo, Manolo.


[Img #45983]

En Nueva York, Betanzos Palacios pudo desarrollar la creatividad que llevaba dentro. Y es que desde joven había destacado como un estudiante brillante y se había dedicado a escribir. Por este motivo, no es nada extraño que lograra ser Doctor en Filosofía y Letras, así como Catedrático de la City University of New York -recinto de Staten Island-, llegando a dirigir congresos y cursos en numerosas universidades.

 

Pero, sin duda, el cargo más conocido de Odón Betanzos fue el de director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española de Nueva York, una entidad de la que fue fundador y que dirigió desde 1978 hasta su muerte, siendo elegido siempre por unanimidad. Además, también tuvo otras ocupaciones, como Presidente de la Fundación Cultural Hispánica de Estados Unidos y del Círculo de Escritores y Poetas Iberoamericanos (CEPI), entre otras [3]. En fin, una vida dedicada a la cultura y al uso correcto del español en tierras americanas.


Entre los numerosos reconocimientos logrados por Odón Betanzos a lo largo de su vida se encuentran el Premio Vasconcelos de México (1990), el de la Libertad de Nueva York (1986), la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica y la del Mérito Civil, en su grado de Número, concedidas por el Rey de España, la de Cristóbal Colón de la República Dominicana y la Medalla de Plata de Andalucía en 1989. Asimismo, fue candidato al Premio de Literatura en Lengua Castellana ‘Miguel de Cervantes’, el Premio Cervantes.

 

Y es que su obra literaria es extensa a pesar de que, en muchos casos, continúa siendo una gran desconocida, si exceptuamos a su querido personaje de ‘Luisillo’. Entre sus libros de poesía se encuentran 'Santidad y guerrería' (1969), 'Hombre de luz' (1972), 'La mano universal' (1985), 'Poemas el hombre y las desolaciones' (1988), 'De ese Dios de las totalidades' (1991), 'Antología poética' (1995) y 'Sonetos de la muerte' (2000). Por su parte, en narrativa, publicó la novela sobre la Guerra Civil Española 'Dios dado de lo Alto', en dos partes (1980 y 1990). Y, por último, en materia de investigación destaca el libro 'Experiencias vitales en la obra poética de Miguel Hernández' (1981). No en vano, él mismo aseguraba: "Escribir es como estar picado de tarántula; quien está herido no tiene solución; no hay más salida que entregarse por entero a la escritura".

 

[Img #45986]

Siendo así, no es extraño que Betanzos Palacios también mantuviera una constante relación con la prensa de Huelva, colaborando con infinidad de títulos de la provincia a lo largo de su vida. Sus artículos no sólo se difundieron en los diarios onubenses, sino también en revistas especializadas, preferentemente de carácter literario y/o festivo. Por ejemplo, la firma de Odón Betanzos apareció en la gaceta literaria Hojas Nuevas (1993), creada por el Taller de Poesía del IES ‘La Rábida' [4], y en varios magazines municipales del estilo de la revista Montemayor de Moguer. No es extraño. El mismo Odón Betanzos en 1956 fundó, junto al ex ministro de la Segunda República Eloy Vaquero Cantillo, la revista y editorial Mensaje, que dirigió hasta su muerte.

 

En su vida privada, Odón Betanzos es recordado junto a su inseparable esposa Amalia Mígues, fallecida a finales del pasado año 2011, una gran mujer que siempre le acompañó y de la que se merecería hablar largo y tendido en otra ocasión. Incluso, para muchos, existen numerosos paralelismos entre este matrimonio y Juan Ramón y Zenobia, por lo que han sido comparados en numerosas ocasiones.

 

Los dos descansan ahora en el cementerio de Rociana del Condado, en un mausoleo que el escritor mandó erigir cuando falleció su hijo. Es la prueba de que Odón nunca olvidó su tierra. Todos los años venía a Huelva y, de hecho, veraneaba en Mazagón, un lugar que tampoco le olvida (ver fotografía de la Plaza ‘Odón Betanzos’ en ese núcleo costero). Quienes tuvimos la suerte de conocerlos a ambos siempre tuvimos la impresión de que estábamos ante dos personas extraordinarias. Y así fue. Por ello, un artículo como éste es lo mínimo que se merecen.

 



[1] Véase los estudios de Padilla Valencia, J. M.: El Simbolismo en la poesía de Odón Betanzos Palacios. Universidad de Huelva. Huelva, 1996, y Biobibliografía de Odón Betanzos Palacios, Huelva, 2000.

[2] En este aspecto se pueden citar los trabajos de Irizarry, E.: Dos poetas de Huelva en América, Juan Ramón Jiménez, cronista, Odón Betanzos Palacios. Fundación Odón Betanzos Palacios. Rociana del Condado, 1996, y Altruismo y literatura: Odón Betanzos Palacios. Fundación Odón Betanzos Palacios, Rociana del Condado, 1999. Además, es interesante la compilación de Piña-Rosales, G.: Odón Betanzos o La integridad del árbol herido Nueva York. Círculo de Escritores y Poetas Iberoamericanos de Nueva York, 2005. Estas obras están citadas en Navarro Domínguez, E.: ‘Onubenses en Nueva York’. Universidad de Huelva, p. 2.

[3] Odón Betanzos también fue Miembro Correspondiente de la Real Academia Española, de la Guatemalteca, Filipina, Chilena, Colombiana y Nicaragüense de la Lengua, así como de la Hispanic Society of América.

[4] Odón se matriculó en el IES La Rábida en el curso académico 1937/1938, cuando contaba con doce años. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
inma
Fecha: Sábado, 15 septiembre 2012 a las 20:58
muy bien!

Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress