Jueves, 23 agosto 2012
PROGRAMA DE DETECCIÓN DE LA HIPOACUSIA

Los 285 niños nacidos este año en el Hospital de Riotinto se benefician del programa de detección precoz de la sordera

Enviar por email
huelva24.com

12.25 h. Esta prestación permite diagnosticar posibles problemas de audición que presenten los recién nacidos y aplicar así medidas tempranas de estimulación. La detección precoz resulta básica para la maduración de la vía auditiva, toda vez que evita el deterioro de ésta ante la falta de estímulos acústicos.

Los 285 niños nacidos durante el primer semestre del año en el Hospital de Riotinto, integrado en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, se han beneficiado del Programa de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil, una prueba del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que tiene como objetivo detectar los posibles problemas de audición que puedan presentar los recién nacidos e iniciar así medidas tempranas de estimulación auditiva, lo que incrementa sus posibilidades de desarrollo intelectual y psicológico.

 

Este programa de carácter preventivo, que desde 2008 se aplica sistemáticamente a todos los bebés que nacen en el Hospital de Riotinto –545 en el caso de todo 2011-, permite diagnosticar la sordera congénita en los primeros días de vida del menor, facilitando una adecuada intervención terapéutica y un seguimiento constante durante los dos primeros años. La detección precoz resulta básica para la maduración de la vía auditiva, toda vez que evita el deterioro de ésta ante la falta de estímulos acústicos, a la vez que favorece el buen desarrollo lingüístico, cognitivo, social y emocional del menor.

 

La prueba que se lleva a cabo es un procedimiento sencillo e indoloro que no ocasiona ningún tipo de molestia al niño. Se trata de la emisión de un sonido determinado (otoemisiones acústicas) a través de un auricular colocado en el oído del bebé. En caso de no producirse efecto alguno en el niño, éste es derivado a la consulta de Otorrinolaringología para la realización de nuevas pruebas (potenciales evocados auditivos) con la finalidad de descartar completamente cualquier problema de audición.

 

Si finalmente se comprueba la existencia de hipoacusia, se pro-cede a la aplicación del tratamiento más adecuado para la resolución del déficit auditivo, que pasa en un 95% de los casos por la colocación de audífonos en los oídos del niño, la implantación de prótesis cocleares o la terapia de rehabilitación específica.

 

La importancia de esta prestación radica en la especial dificultad existente para diagnosticar la sordera por la ausencia de síntomas en el niño hasta los dos o tres años, momento en el que comienzan a apreciarse perturbaciones en el desarrollo del habla. Por ello, sólo a través de una detección temprana del problema se incrementan las posibilidades de rehabilitación y adquisición del lenguaje interior o lenguaje sentido, que se produce entre los dos y tres años de vida.

 

La incidencia de la hipoacusia infantil de carácter moderado se cifra, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en tres de cada mil recién nacidos y de uno por mil en caso de afecciones severas, mientras que los principales factores de riesgo están relacionados con la herencia genética, las malformaciones congénitas, presentar bajo peso al nacer y las infecciones perinatales, entre otras.  

 

El Programa de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil, implantado por la Consejería de Salud y Bienestar Social en todos los hospitales andaluces, se enmarca en la línea de trabajo relacionada con la atención perinatal que está incluida en el III Plan de Salud,  así como con el desarrollo de estrategias de prevención de la discapacidad.  

¡Deje su comentario!
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS