Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 18 agosto 2012

Las “tensas” vacaciones del Profesorado Sustituto Interino de la Universidad de Huelva

Marcar como favorita Enviar por email

Desde el pasado 30 de julio las instalaciones de la Onubense permanecen cerradas con motivo del descanso estival. Sin embargo este año el Profesorado Sustituto Interino de la Universidad de Huelva (PSI-UHU) no podemos disfrutar tranquilamente de las vacaciones, pues sobre nosotros pesa la seria duda de la continuidad de nuestros contratos a partir del 30 de septiembre.

Esta situación es un efecto más de las políticas adoptadas por el Gobierno Central, obsesionado con sacarnos de la crisis económica a base de reducir el déficit público, lo que conlleva importantes recortes sociales, entre ellos en un pilar tan importante como es la Educación.

 

La última traba jurídica, por el momento, para contratar PSI viene recogida en el artículo 23 de la Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012 (LGPE) , que lo limita a “casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables que se restringirán a los sectores, funciones y categorías profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales”. Además, se requerirá la previa autorización del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, aunque por la información que nos ha facilitado el Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado parece ser que el Ministerio tiene previsto delegar la resolución en las Comunidades Autónomas, en el caso de Andalucía en la Consejería de Hacienda y Administración Pública.

 

¿Cuál es la hoja de ruta prevista? Cada Departamento de la UHU tiene de plazo hasta el 20 de septiembre para remitir al Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado el Plan de Ordenación Docente (POD) de sus respectivas áreas, documento que recoge, entre otros aspectos, aquella docencia que no puede ser cubierta por el profesorado funcionario o contratado “estable”. Por tanto, a partir de esa fecha, una vez conocidas las necesidades de contratación de PSI, la UHU elevará la solicitud de autorización a Hacienda, debiendo hacerlo caso por caso para cada PSI. En el Consejo de Gobierno de la UHU celebrado el 18 de julio el Vicerrector dejó claro que es necesario obtener una respuesta expresa para poder contratar.

 

En buena lógica cabría pensar que el Gobierno efectivamente entendería que estamos ante “casos excepcionales” y que se trata de “necesidades urgentes e inaplazables”, por lo que debería autorizar las contrataciones. Sin embargo hay indicios para mantenernos en la incertidumbre y pensar que la decisión puede estar alejada de lo que marcaría la lógica. Una muestra de ello son las listas definitivas del PSI en Educación Secundaria para el curso académico 2012/2013, donde la plantilla para la provincia de Huelva se ha reducido en un 95%.

 

¿Qué sucedería si finalmente no se concede la autorización para contratar PSI en la UHU? A partir del 30 de septiembre pasaríamos a situación de desempleo. ¿A cuántas personas afectaría esta medida? De acuerdo con el Presupuesto de la UHU para el ejercicio económico 2012 , y tomando como referencia datos de noviembre de 2011, la plantilla de la Onubense estaba integrada por 114 PSI (Tabla 1), lo que suponía el 12,95% de su profesorado. Estas cifras se han incrementado ligeramente a lo largo del curso académico 2011/2012 por las necesidades sobrevenidas. Así, según los datos aportados en el Consejo de Gobierno de la UHU celebrado el pasado 18 de julio, en este ejercicio la plantilla PSI ha sido de 124 personas. De manera “natural” algunas de estas personas no podrían continuar en sus puestos, pues estaban cubriendo por ejemplo bajas por maternidad. Sin embargo, otras muchas no cubren necesidades puntuales, sino estructurales de plantilla, por lo que previsiblemente deberían mantener sus contratos.

 

Subrayar que el colectivo PSI – UHU estamos integrado por un grupo heterogéneo de personas, aunque tenemos en común unos destacados currículums en nuestra área de conocimiento. Algunas/os llevamos más de diez años vinculados a esta institución, tanto en labores docentes, como en las de investigación y gestión. Muchas/os somos referentes obligados en nuestras líneas de trabajo, tanto a nivel regional como nacional, e incluso también internacional. Nuestra implicación, dedicación y esfuerzo diarios han contribuido notablemente a la consolidación de la Onubense. Por tanto, el deshacerse de esta cantera de docentes e investigadores/as de una manera tan injusta, irresponsable e insolidaria lo único que traerá consigo, y de forma inmediata, será la ruptura de los futuros cimientos de la propia UHU.

 

La pregunta que surge de manera natural es la siguiente. Si no se autoriza la contratación de PSI, ¿cómo se va a cubrir las necesidades docentes en aquellas áreas que tienen necesidad de contar con ellas/os? La respuesta dada por el Vicerrector en el Consejo de Gobierno de la UHU del pasado 18 de julio incluía varias opciones:

- Elevar la carga docente del profesorado asociado.

- Elevar la carga docente del resto de profesorado, que podrían en el curso académico 2013/2014 exonerar esa docencia que darían de más. No obstante, nada garantiza que dichas exoneraciones puedan realmente llevarse a la práctica.

- Aumentar la ratio de los grupos de clase, de manera que el profesorado tendría que atender a un número mayor de alumnas/os.

- Hacer un trasvase de asignatura, de forma que pudieran pasar a otras áreas en base a unos criterios de afinidad que están por concretar.

 

A nadie se le escapa que todas estas medidas supondrían un retroceso para el conjunto de la comunidad universitaria. El alumnado vería mermada la calidad de la docencia que recibe, pues tendría que compartir aula con un número mayor de compañeras/os, de manera que el trato sería menos personalizado. Además, sus docentes tendrían que preparar más clases, a veces en materias o contenidos que son nuevos para ellas/os. Un ejemplo llamativo es el área de Filología Alemana, donde si se prescinde de la PSI actual parte de su docencia tendría que ser asumida por profesoras/es otras áreas, las/os cuales no hablan alemán. Asimismo, el que las/os docentes tuvieran que corregir más trabajos, exámenes y resto de actividades académicas dirigidas, por contar con más alumnas/os, les restaría también tiempo para preparar sus asignaturas.

 

Las medidas propuestas también traerían consigo un empeoramiento de las condiciones sociolaborales del profesorado universitario “estable”. Tendrían que dar más clases y no se les podría reconocer las exoneraciones a que tienen derecho por sus labores de investigación y gestión. Es decir, se trata de hora de clases que pueden dejar de impartir por dirigir un proyecto de investigación o tesis doctorales, asumir la responsabilidad de Decana/o o Director/a de Departamento, y un largo etc. Esto supondría un agravio respecto aquella otra parte del cuerpo docente que se ha mostrado menos dinámico y que, por ello, de partida no habría generado el derecho a disfrutar de exoneraciones. Por otro lado, al no poderse aplicar dichas exoneraciones se desincentivaría el que estuvieran dispuestas/os a asumir esas tareas, principalmente por la falta de tiempo para llevarlas a cabo. ¿Y qué decir de la investigación? ¿De dónde sacarían tiempo para ello? Sin embargo, sin esta labor científica la Universidad acabaría empobreciéndose.

 

Por todo ello, el PSI de la UHU mostramos un rotundo rechazo a las medidas que se pretenden llevar a cabo en contra de nuestra estabilidad laboral y de la calidad de la docencia y del acceso a la enseñanza pública. Así, lucharemos por mantener todo lo conseguido gracias al esfuerzo de la sociedad onubense aquel 3 de marzo de 1988, fecha en la que se logró crear la UHU, pues hasta entonces se dependía de la Universidad de Sevilla. ¡NI UN PASO ATRÁS! Para mantener esta institución, uno de los motores de desarrollo de la provincia, el colectivo PSI - UHU necesita que, al igual que en 1988, la población se sensibilice con estas reivindicaciones y las hagan propias. De esta forma hacemos un llamamiento a que se apoyen las acciones que llevemos a cabo destinadas a la defensa de nuestros intereses, así como a promover una universidad pública y de calidad.

 

Mercedes Gordo Márquez

Portavoz del colectivo de PSI – UHU

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Juan
Fecha: Sábado, 18 agosto 2012 a las 19:59
La Junta, compañera, la Junta de Andalucía nos deja KO y echa la culpa al PP. El PP claro que la tiene, pero la Junta también, ya que ellos deciden cómo recortar.

Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress