Domingo, 5 agosto 2012

El gobierno 'aristoi'

Enviar por email
Daniel Rodrigo

No, no somos como Grecia, aunque lo fuimos, ahora sólo nos parecemos. Fuimos Grecia como colonia y podíamos hablar griego desde Ampuries a Gadir pasando por Malaka.

De aquella época nos quedan dos cosas: la Reina, esa señora que aún no habla bien español, y la democracia, aunque entonces podían participar directamente los ciudadanos (sin contar con las mujeres, esclavos ni extranjeros). En aquella democracia los que gobernaban sólo podían hacerlo una vez en toda su vida. Ahora... Pero de las diferencias entre las posibles democracias ya hablaremos en este espacio más adelante.

Pero me voy a centrar en ese modelo que desarrollaron los micénicos durante 500 años: el gobierno de los mejores, el gobierno de los 'aristoi'.

Hoy se oyen muchas voces que reclaman un gobierno tecnócrata, un gobierno profesionalizado lleno de técnicos independientes que sean capaces de “sacarnos de ésta”.

En primer lugar hay que recordar que, como se le recuerda al 15M, si los tecnócratas quieren gobernar que se presenten a las elecciones; pero si el empeño pasa por un cambio hacia los mejores técnicos, que busquen entre los funcionarios y que están en el ostracismo entre asesores que sólo sirven para sacarnos los cuartos (¿alguien conoce un asesor que se haya enriquecido?¿en qué asesoran?).

Buscamos a los mejores, pero ¿qué mejores?, ¿los mejores científicos?, ¿los mejores administradores de Hacienda?, ¿los mejores bancarios?, ¿los mejores empresarios? y por último ¿quién lo decide? Por ejemplo, ¿ponemos a una directora de cine a dirigir el Ministerio de Cultura?

Además de buscar un gobierno de los ¿mejores?, deberíamos modificar la Constitución para que quedara claro que la soberanía nacional ya no reside en el pueblo español.

Perdonenme que yo no esté de acuerdo con la necesidad de un gobierno de tecnócratas. El problema no es la política, no es que los ciudadanos organizados inteligentemente puedan gobernar, el problema son los políticos, estos políticos ladrones y apoltronados. Políticos históricos que continúan en la Transición, éste es el problema.

La solución es la inteligencia colectiva, ciudadanos capaces de encontrar soluciones viables, alejados de las poltronas, que busquen alternativas y que lleguen a la política para servir a la ciudadanía.

Esto es viable. Busque, mire a su alrededor porque hay alternativas.

¡Deje su comentario!
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS