Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Cinta Martínez
Jueves, 2 agosto 2012 | Leída 582 veces
Crónica concierto Colombinas

Noche de luna llena y aplausos para el artista David DeMaría en Huelva

Marcar como favorita

10.15 h. Escenario de ‘Música en la Ría’ de las fiestas Colombinas de Huelva. Miles de cabecitas onubenses vitorean “David, David”. Y se hace la luz. Comienzan a sonar los acordes de ‘La fuerza de la voluntad’ y la emoción de los espectadores crece. Se empieza a escuchar “¡Guapo!” entre otros piropos para el cantante.

[Img #43640]

Y aparece, entre más gritos de los que no se identifican palabras. Y tras un emocionado “¡Buenas noches Huelva!”, comienza a cantar y se hace con el público. Tras dos canciones nos confiesa “estoy encantado de estar aquí con vosotros una vez más, en esta ría, en la gran fiesta de Huelva, que para mí esta noche es la capital de España”. Y nos recuerda un poco de nuestra historia colombina, y de cómo “esta tierra hermana, dejó de ser capital porque se llevaron los jurdeles pál centro”. Y vuelve a regalarnos su música, con melodías que mezclan el pop, el flamenco y ciertos acordes rockeros, aludiendo a que la música es terapia en estos tiempos de crisis. 


No se olvida de nuestra patrona, la Virgen de la Cinta, y le dedica su famosa canción ‘Niña piensa en ti’; ni tampoco de su madre y su abuela, a quienes les regala ‘Guía de mi luz’, por ser sus referentes. También bromea sobre temas políticos, cuando le piden que se acerque a la izquierda del escenario, y comenta que se queda en la derecha “porque los instrumentos están enchufados en ese lado, no por temas políticos”, aunque no fue la única referencia política que hizo en la noche.

[Img #43634]Más de hora y media de concierto en los que dio lo mejor de sí, ante un público animado que aplaude calurosamente cada vez que termina una de sus canciones. A pesar de confesar que no se encontraba al 100%, por una gastroenteritis que le hacía beber demasiado Aquarius, no dejó de animar a los fans que allí se agolpaban, pidiendo palmas y manos arriba en cada canción. Y se despide, con su guitarra y voz, como a él le gusta, bajo las palabras de “Huerva de mi arma te voy a tener que dejar ya, y yo sintiéndolo mucho os doy gracias señores, por haber puesto los cinco sentidos en toítas mis canciones”, junto a la melodía de ‘Que yo no quiero problemas’.

El público, al que le ha sabido a poco el concierto, le aclama que salga de nuevo, ante los gritos de “¡Otra, otra!”.  Y repite, emocionado por la agradable acogida, da las gracias a los onubenses por su respuesta, y nos deleita con ‘La ciudad perdida’ presentando a su banda, y con más canciones que siguen sabiéndonos a poco.

Pero ya sí, ha llegado el final del espectáculo. Se despide con una promesa de volver, y el grito de “¡Viva Huelva marinera!” y su público le responden con júbilo ante la despedida. Pero no podía irse sin más, y al terminar el concierto se dirigió a los fans que le aclamaban “¡Una firma y un beso, David por favor!”, satisfaciendo así sus ruegos durante todo el concierto.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress