Miércoles, 4 julio 2012

Uches y Bonaques

Enviar por email
José Luis Bonaño

Una vez, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, llegó a utilizar el término Zidanes y Pavones para referirse al modo correcto de conseguir el éxito; es decir, juntar a grandes estrellas mundiales (Zidane, Ronaldo, Figo…) con jugadores de la cantera (Pavón, Mejías…). Aquí en Huelva, ni mucho menos nos podemos permitir contratar a grandes estrellas para volver a Primera División, pero sí nos puede servir este término para conseguir el éxito.

”El objetivo principal es llegar a Primera y habrá que saber qué camino coger, si el corto o el largo, pero en ambos casos sólo se llega con trabajo”. Con estas palabras desembarcó Sergi Barjuan en tierras onubenses, consiguiendo en parte avivar la llama de la ilusión en la afición, una afición que se encuentra bastante quemada por culpa de los últimos años.

Hacía mucho tiempo que en Huelva no se escuchaba la palabra ascenso y menos que saliera de la boca de un entrenador recién llegado. A todo el mundo que le preguntas sobre cómo podemos conseguir el ascenso, todos afirman que a base de esfuerzo, humildad, trabajo y… buenos jugadores. Eso es lo que espera la afición, buenos jugadores. Jugadores que vendan profesionalidad y trabajo; no dejadez y pasotismo. Una afición espera mucho por parte del club en el ámbito de fichajes, ya que los grandes nombres son los que mueven a la afición. Pero que no se nos olvide que tenemos muy buenos jugadores, casi tan buenos como los que sondeamos en el mercado, pero que en vez de venir de otro equipo, vienen empujando desde abajo. 

El verano sigue su curso natural y con él su ya famosa rumorología, a veces cercana a la realidad y otras veces muy lejana a ella. Nombres como los de Uche, Álvaro Antón, Geijo o Campaña aparecen a diario en los medios de comunicación especulando sobre una contratación u otra. Pero no podemos olvidar que esos nombres se deben juntar con los de Bonaque, Chuli o Aitor; jugadores que luchan diariamente por conseguir un entrenamiento o una convocatoria con el primer equipo y que en vez de venir de Madrid, Barcelona o del extranjero, vienen de Río Tinto, Cartaya o simplemente viven en la Orden.
 
En el pasado dejamos escapar a jugadores que valían y en el presente suspiramos porque vuelvan en algún momento, casos como los de Joselu o José Carlos… No volvamos a cometer el mismo error con los Álvaro González, Riky o Chuli. Porque no siempre un gran nombre es sinónimo de éxito y a veces los grandes nombres se ven empequeñecidos por la ilusión y las ganas de triunfar de un chaval joven.

Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS