Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Yolanda Cabezas
Miércoles, 4 julio 2012

Y la flora cogió la teta de atrás

Marcar como favorita Enviar por email

Cuando un guarrino (lechón) coge la teta de atrás de su madre el primer día, porque es más débil que los demás, resulta que cada día le toca la misma ubre, y los hermanos le dan de lado, lo patean y no le dejan mamar: es la ley del más fuerte. El resultado es que el escuálido cerdito tiene menos posibilidades de sobrevivir que los demás; sin embargo, en este caso, su muerte no compromete la supervivencia de la camada.

La primera célula fue una autótrofa, lo que quiere decir que era capaz de producir su propia materia; después vino la segunda célula y se la comió: una heterótrofa. Yo soy heterótrofa, y entre otras cosas, no puedo hacer la fotosíntesis. Cuando todos los heterótrofos de la tierra nos hayamos comido entre nosotros, si no hay plantas, ¿a qué nos dedicaremos?

En el reparto del pastel presupuestario de la Consejería de Medio Ambiente, los Jardines Botánicos, instituciones para la conservación de la flora silvestre en Andalucía, desgraciadamente han cogido la teta de atrás. En la Memoria económica del año 2012 ni siquiera se les cita, y ya 10 técnicos que trabajaban en estas instalaciones han ido a la calle.

[Img #41213]La bestia, por monumental, que es la Consejería de Medio Ambiente y de etc., más su administración instrumental, lo fagocita todo. No hay recursos suficientes para mantenerla, y se empieza a recortar por el más débil y feo de los hermanos: los educadores ambientales de la red de jardines botánicos se quedan en paro.

Son muy bonitos el lince, el quebrantahuesos, el águila imperial, el buitre leonado, el negro y un largo etcétera, pero ¿quién sostiene a estas especies, quién les da alimento y cobijo...?Éstos no son especímenes que habiten la casa rosa de Heliópolis o la casa blanca de la calle Sanlúcar de Barrameda. Si no salen las cuentas, será porque hay que recortar en otras cosas, por ejemplo en pompa para que todos veamos lo buenos que son nuestros representantes políticos en esas instituciones, lo bien que lo hacen y lo bien que quedan delante de las cámaras, y en bolígrafos y libretas acordes con las jornadas X, de regalo para todos los asistentes…

Todo el mundo entiende, porque es de cajón, que darles el finiquito al personal técnico experto en sacar adelante los pollos de un ave en peligro de extinción, es una autentica barbaridad; más con las millonarias cantidades invertidas en los Planes de Recuperación de especies amenazadas, de los que nos olvidamos mientras en una incubadora de una sierra cualquiera, los huevos del pollo esperan el desenlace.

Pero, ¿qué pasa cuando lo que está en juego son cosas verdes y ancladas al suelo y que, escandalosamente, a algunas de ellas ni siquiera se les ven las flores? Esas cosas no quedan bien en la foto, pero resulta que la combinación de ellas hace que el lince no sea un holograma en Doñana. El lince no es NADA sin su hábitat. Precisamente, el Jardín Botánico Dunas del Odiel muestra y conserva ecosistemas propios del felino más amenazado del mundo.

¿Qué sería de la conservación sin la educación ambiental? NADA. La gente que tiene que tomar decisiones debe estar convenientemente sensibilizada. La gente que exige responsabilidades a quién les representa tiene que estar convenientemente sensibilizada, la gente que forma y educa a quién nos representa y a quién vota, y a quién consume, esa gente, tiene que estar convenientemente sensibilizada. El carácter punitivo de las normas no hace que se cumplan por sÍ mismas, y además, las normas se pueden cambiar. Un día un grupo de políticos, sobre la base de un electorado falto de formación, de educación y sensibilización ambiental, podría tomar decisiones que pongan en grave peligro nuestros ecosistemas y nuestras especies, y no nos daríamos ni cuenta, no le daríamos importancia.

La Conservación del medio natural es un objetivo dinámico y continuo en el tiempo, que nunca puede bajar su pulso, así que hay que poner los medios necesarios para mantener  y mejorar el estado de conservación de espacios y especies. Las diez personas que están en paro y que trabajaban como educadores ambientales en los Jardines Botánicos andaluces dedicaban su vida a la conservación y lo hacían con medios efectivos. Me acordaré de ellos cada vez que vea un merchandising de la CMA y una sonrisa profidén de la misma procedencia, y espero que ustedes también se acuerden; sirva este pequeño artículo para ello.


Linaria lamarckii, especie endémica de la costa occidental de Huelva y del suroeste de Portugal (única en el mundo). Se consideraba extinta en España y fue recientemente recuperada a partir de semillas guardadas en herbolario, en este proceso el Jardín Botánico Dunas del Odiel ha tenido un papel fundamental. Fotografía: M.A.Ortiz


Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress