Lunes, 18 junio 2012

Elogio de la locura

Enviar por email
Enrique Gómez

Y dijo Rajoy: poco me importan las protestas, ya sean masivas o singulares, ya aglutinen a miles o a millones, a cientos o a decenas, que si las hay no pretenderé frenarlas claudicando para con los intereses de quienes protesten, ya representen éstos a la mayoría del país que a una región o individuo. Si acaso germinan y siembran en el hombre y la mujer cierto ideal de justicia, y de sus frentes se envanece, soberbia Minerva, la savia de la lucidez, restringiré la vida con la porra, la miel con el limón, la historia con el futuro, la dignidad con el tedio.

“¿Qué hay más adecuado para la Necedad que el hecho de que ella en persona sea la pregonera de sus propias alabanzas y se ensalce a sí misma?”

(Erasmo de Rotterdam). 


Encubrirá Rajoy los crímenes y el hambre con tal de jactarse, necio de corolario, pregonando sus propias alabanzas. Y nunca habrá lugar para la voz del pueblo, que trocará delincuente si se reúne y se resiste, pacífica o violentamente, a las imposiciones del poder económico y político. Rajoy, que fue votado por 10 millones de los 46 millones de españoles a los que, en teoría, se debe él con ancilar obediencia, asegura y no se le cae la cara de vergüenza que ninguna protesta le hará dar marcha atrás a sus reformas. Pues si es la voz del pueblo la que clama y estamos en democracia, ¿según qué principio establece que es conveniente hacer oídos sordos a lo que dice la mayoría? ¿Acaso piensa que son la mayoría esos diez millones de personas que lo votaron, pero que votaron a un presidente que prometió públicamente que no subiría los impuestos y que de ningún modo recortaría en educación ni en sanidad, haciendo de estas máximas la piedra angular de su programa? 

Dónde queda la ley para estos casos, en que el máximo representante de un sistema de derecho prevarica de forma pública y sale indemne, y ningún juez piensa en encarcelarlo y ni siquiera deshabilitarlo para la política, cuando recién trasgrede todos y cada uno de los principios por los que aceptamos este sistema. Y es más, la ley no sólo obvia su encomiendo principal, la de proteger al pueblo frente a los abusos de toda índole, sino que persevera en aplastarlo envileciendo al réprobo, a aquél que se atreve a protestar porque no tiene medios para subsistir, o quizá para sobrevivir, soportando un salario esclavizante, un horario laboral inhumano, que solo le presta de vida plena el tiempo que dedica a dormir antes de retornar a su puesto. Vida plena de deudas, porque la luz es un servicio impagable cuyo precio elevan y relievan como si no fuera potestad pública el decidir cuánto pagamos y a quién pertenecen las infraestructuras que producen energía, porque los precios de los bienes de consumo siguen subiendo y los salarios bajando, porque la educación universitaria de sus hijos pertenece al banco Santander y sufragarla vale ahora el triple de lo que valía hace cinco años. 

¿Vandalismo? ¿Antisistema, perroflautas, delincuencia kaleborrokesca? Son los apelativos con los que Rajoy pregona sus alabanzas y se ensalza a sí mismo, como adalid de no sé qué principios del libre mercado. Comprendan entonces que cuando lo escucho decir que está orgulloso de sus reformas porque son “absolutamente necesarias”, no vea en él más que la voz de la necedad, elogiada y santificada por sus adláteres y votantes; por ellos, en persona, pregoneros de sus propias alabanzas. 
J.D
Fecha: Lunes, 18 junio 2012 a las 14:42
Me parece que ese modo de hablar de Rajoy no es mas que una licencia, o una ironia que se ha permitido el autor, el de poner palabras y expresiones cultas en boca de un señor Presidente del Gobierno que a decir de el, sólo lee prensa deportiva. Bravo! Enrique Gómez
perraflauta
Fecha: Lunes, 18 junio 2012 a las 13:45
mas que el modo de decirlo.,es que lo esta haciendo,porque hablar de manera tan culta no esta en el programa del señor Rajoy ,el y sus secuaces tienen bastante con aplastarnos y enriquicerse, ¿Para que van a leer?
LORENZO
Fecha: Lunes, 18 junio 2012 a las 13:23
¿TODO ESO LA A DICHO RAJOY?,!!NO ME LO CREO¡¡;SI RAJOY NO SABE NI LO QUE DICE.VENGA YA TIO A OTRO PERRO CON ESE HUESO.
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS