Viernes, 8 junio 2012
psicosalud

El camino hacia tu interior

Enviar por email
Esperanza Gómez Harriero

Hoy quiero traer a esta sección una práctica milenaria china llamada Qi Gong (y pronunciada Chi Kung) que, en mi opinión, no está lo suficientemente extendida en nuestra sociedad occidental. Hunde sus raíces en la filosofía Taoísta y en el Budismo, y su orientación principal es mantener la salud y aumentar la longevidad. Su influencia está muy valorada en la medicina tradicional china.

Es una forma de trabajo psicocorporal que nos permite tomar consciencia del cuerpo y de nuestro mundo interior (emociones, pensamientos, deseos, miedos…), ayudándonos a ser más sensibles a la energía que circula por nuestro cuerpo. Es una forma de auto-observación y autoconocimiento.


[Img #39457]

El Qi Gong se practica mediante ejercicios dinámicos y estáticos con el fin de mantenernos energetizados, sanos y en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno. Os dejo la definición que hace Antonio Ruíz de esta disciplina:


"El Qi Gong es el trabajo sobre la energía interna y deriva de antiquísimas técnicas conocidas como Dao Yin o Nei Gong. Dao Yin significa “camino interior” o “camino de la salud” y son formas de gimnasia interna cuyos orígenes se pierden en el tiempo. El pueblo chino le ha dado una gran importancia a estas técnicas desde tiempos ancestrales por su positiva influencia sobre la salud, de ahí su gran desarrollo. Estas técnicas están dirigidas esencialmente a incrementar la salud y prevenir la enfermedad mediante diferentes formas y ejercicios dirigidos por la mente (la intención) y respaldados por la respiración. Posteriormente se incluirían técnicas de masaje (Dao Yin), alimentación y otras higiénico-terapéuticas que conducirán a lo que hoy conocemos como Qi Gong".


Una de los elementos más importantes con los que se trabaja es la respiración. A través de ella conseguimos, entre otras cosas, estar en el momento presente, relajarnos, eliminar o disminuir el estrés, fortalecer nuestros huesos, órganos internos, articulaciones y músculos; ser más conscientes y sentirnos en armonía con todo nuestro ser.
 

[Img #39456]

Existe gran cantidad de ejercicios de Qi Gong. Uno de los más básicos y necesarios antes de ir profundizando cada vez más en esta práctica es la postura contemplativa, de meditación, que nos ayuda a conectar con nosotros mismos. De manera muy breve voy a enumerar los 13 pasos a seguir para su correcta realización:


  1. Cortar con lo externo y centrarte en ti mismo o en ti misma. Puede ayudarnos acondicionar el lugar para facilitar la mayor concentración, al menos al comienzo de la práctica, ya que una vez la hayamos instalado como hábito diario cada vez nos será más fácil lograr este objetivo.
  2. Realizar ejercicios de tensión-relajación.
  3. Encontrar una postura cómoda.
  4. Ser conscientes de todo el proceso que vayamos realizando (nuestra postura, nuestros cambios corporales, nuestra relajación…).
  5. Poner TODA nuestra conciencia en la respiración.
  6. Colocar la lengua en el cielo de la boca, entrecerrar los ojos y colocar una sonrisa suave en nuestros labios. Todo ello facilita la relajación de los músculos de la cara, lugar donde se acumula una gran parte de nuestras tensiones.
  7. Unir los dedos índices con los pulgares, con las manos hacia arriba o hacia abajo en función de si queremos mantener una postura de carga o descarga de energía, respectivamente.
  8. Visualizar nuestra mente como una pantalla en blanco.
  9. Mantenernos en el momento presente.
  10. Relajar el cuello y los hombros, y bajar el mentón para encontrar la conexión y permitir que la energía fluya.
  11. Alinear nuestra espalda, nuestro eje vertical, es decir, mantener una postura erguida y no encorvada.
  12. Practicar a diario, ser constantes y perseverantes.
  13. Parar, dejar de buscar, dejar de intentar. Simplemente limitarnos a vivir la experiencia del vacío.


Por supuesto, para que sus beneficios sean profundos y duraderos se necesita de una práctica continuada y consciente. Si queréis ampliar información sobre esta disciplina, aquí en la provincia de Huelva, en Cortegana, existe un espacio dedicado a practicar este tipo de actividades. El lugar se llama ‘Anahata, Espacio Interior’ (www.anahata.info), situado en plena naturaleza.


Para finalizar, quiero compartir dos vídeos donde se muestran algunos de los ejercicios que se llevan a cabo en el Qi Gong.


Las ocho piezas del brocado:


[swf object]


El juego de los cinco animales: 


[swf object]


Recordad que no existe una separación real entre cuerpo y mente, por lo tanto, mantenernos sanos a nivel físico implica a su vez salud emocional y psíquica. Espero que lo disfrutéis.

¡Deje su comentario!
Antonio Ruiz
Fecha: Viernes, 7 marzo 2014 a las 00:02
Hola, soy el que ha dibujado las imagenes que has utilizado en tu artículo, podrías para la próxima vez, indicar la fuente o el autor y así, colaboramos unos con otros
Antonio Ruiz
Fecha: Jueves, 6 marzo 2014 a las 23:59
Hola, soy que ha realizado los dibujos
Esperanza
Fecha: Martes, 12 junio 2012 a las 13:06
Ha habido un error en la dirección web de Anahata. La dirección correcta es: www.anahata.info
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
POWERED BY FOLIOePRESS