Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Miércoles, 28 noviembre 2018 | Leída 936 veces
CARTA AL DIRECTOR

Las madres del colegio Juan Ramón Jiménez de Beas denuncian la falta de personal

Marcar como favorita

El colegio Juan Ramón Jiménez de Beas viene padeciendo desde el curso pasado una falta absoluta de personal que perjudica a los niños, en particular en los servicios de comedor, cuidadores de educación infantil y especial, y maestros, que ha terminado por hartar a las madres.

En efecto, el colegio de Beas es de los pocos centros en la Provincia que tiene comedor propio, es decir, que la comida es elaborada en el dia, con productos frescos comprados en la localidad, y por trabajadores del propio centro.

 

El problema es que la Junta de Andalucía no autoriza al centro a la contratación de personal de cocina cuando algún trabajador sufre una baja laboral, sino que el sustituto debe ser enviado desde la propia delegación de educación, que tarde una media de al menos 2 meses en cubrir dicha baja.

 

[Img #216683]Ello supone que el centro,  mientras tanto, tienen que recurrir obligatoriamente a un servicio de cátering, a pesar de tener comida y personal propios del centro ( que por otra parte se desperdicia), además del gasto enorme que supone a las arcas públicas ( ya que se contrata comida, personal, cuando el centro sólo necesita un trabajador que sustituya la baja de la cocinera.)

 

Por otra parte  los niños no se habitúan a comidas prefabricadas porque están acostumbrados a comer sano y natural, con lo que la comida se desperdicia porque la tiran a la basura,y cuando llegan a sus casas tienen que volver a comer.

 

Por otra parte, el centro adolece  de una falta de cobertura de las bajas de técnicos de Educación Infantil y técnico en Educación Especial.

 

Al igual que la baja de las cocineras, la baja de las técnicos de educación infantil y en educación especial tardan en cubrirse una media de dos meses. Así, la baja de la tecnico de educación infantil ha tardado en cubrirse del 10 de Septiembre a 15 de Noviembre. Las maestras han tenido que dejar sus clases para acompañar a los niños al baño, teniendo que dejar solos al resto de la clase.

 

Más sangrante aún es la situación de la técnico de educación especial, que se ocupa de los niños con problemas o dificultades especiales,  que está de baja desde el 5 de octubre y sigue de baja a fecha de hoy.

 

Por último, el centro también adolece de una falta sistemática de maestros. No hay personal  para cubrir las bajas de los maestros que duren menos de 15 dias. Sólo tienen un profesor de apoyo, que además es profesor de educación física y secretario, que no puede  cubrir todas las bajas. Ante esta situación, no se pueden atender las clases de refuerzo para los niños mas desfavorecidos que los necesitan ya que los maestros se llevan todo el año cubriendo bajas no cubiertas.

 

Las delegadas de padres, en reunión matenida este martes ha acordado realizar una recogida de firmas en todo el colegio, así como una protesta simbólica, llevando fiambreras  al colegio, para dar de comer a sus hijos, ante la falta de personal, y la absurdidad de tener que contratar un catering cuando lo único que necesitan es cubrir la  baja de un axiliar de cocina.

 

Del mismo modo, las AMPAS  del  CEIP Juan Ramón Jiménez, y el Instituto Campiña han convocado a los padres a una reunión el miércoles a las 6 de la tarde, al objeto de canalizar las protestar e intentar solucionar un asunto que viene de lejos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 28 noviembre 2018 a las 16:47
José
Señoras y señores, esta es la verdad de los centros educativos y la educación pública andaluza. Una educación de fachada, falta de recursos, mucha pizarra digital pero que se estropean y nadie las arregla, un bilingüismo que no se implanta en todos los cursos a la vez, con auxiliares de conversación compartidos por semanas y sólo de octubre a mayo. Muchos planes y programas de refuerzo para alumnado con dificultades pero recortes en maestros y maestras, quitaron el maestro de segundo apoyo, con lo que el único profesor de apoyo que queda está continuamente sustituyendo las bajas y los alumnos con dificultades están continuamente desatendidos. Las sesiones de lenguaje y matemáticas, reducidas a 45 minutos, porque ahora quieren meter con calzador un segundo idioma... ¡la repanocha! Clases con 25 chiquillos que se asan metidos en un aula donde se suponen que tienen que aprender algo, mientras los despachos de las delegaciones llenos de aparatos de aire acondicionado para una sola persona. En fin, una educación pública que es una estafa y una chapuza. ¿Cómo no quieren estar a la cola de los resultados educativos de Europa? Ahora, a votar. ¡Más Andalucía! Me parto.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress