Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Lorena Martín Montilla
Lunes, 8 octubre 2018 | Leída 209 veces
COACHING, EMOGESTIÓN Y CRECIMIENTO PERSONAL

Si crees que puedes, podrás hacerlo

Marcar como favorita

Abraham Lincoln dijo que la mejor forma de predecir tu futuro es crearlo. No esperar a que las cosas pasen sino crear las circunstancias para que sucedan. Muchas personas se sientan a esperar o quieren recoger frutos de árboles que nunca plantaron.

[Img #212398]Poner toda nuestra vida en manos del azar o la suerte sin intervenir en ella nos deja poco margen para decidir y mucho espacio para que aflore el miedo. Cuanto dejamos de tomar las riendas de nuestro mundo, más desasosiegosentiremos por lo que nos pueda pasar. Esa incertidumbre que, ante cualquier adversidad, desata el miedo y con él la incapacidad de valorar y ponderar con nitidez aquello que nos pasa. La tensión aflora, nuestras emociones cabalgan sin control y dejan paso a nuestra peor versión abriendo la puerta a esos okupas mentales empeñados en automachacarnos y en poner el foco en lo más negativo.


Si quieres que las cosas pasen tienes que luchar. Si hay algo de tu vida que no te gusta puedes cambiarlo gestionando todo aquello que dependa de ti. Nuestros sueños, nuestras aspiraciones de mejora, son el mejor regalo que nos podemos hacer. El miedo al cambio es fruto de nuestras inseguridades y de las falsas expectativas que nos hemos creado sobre mantener el control. El cambio nos da la oportunidad de mejorar, de crecer, de aprender, de poner en cuestión falsas creencias o creencias que en su momento nos sirvieron pero que a día de hoy nos lastran y nos maniatan coartando nuestra libertad. 


[Img #212399]Si crees que puedes, podrás hacerlo. La autoconfianza y la autoestima nos proporcionan seguridad; debemos valorarnos y conocernos lo suficiente; querernos y saber cuáles son nuestras mejores cualidades. A veces, los okupas mentales son responsables de la percepción selectiva que hacemos de la realidad.  Esa percepción es siempre subjetiva pues cada uno de nosotros procesamos el entorno de manera diferente según nuestros valores, experiencias, emociones y creencias. Pero activar continuamente el modo selectivo hace que nos perdamos muchos matices que nos pueden ayudar. En vez de ver para creer, vamos a creer para ver.


Nuestras capacidades deben ser más fuertes que nuestras creencias; esos pensamientos limitantes deben quedar por debajo de nuestras habilidades pues ellas son las que nos irán abriendo camino. Esas capacidades se estrenan; en tu mano está aprender y crecer para desarrollarlas y desatar todo ese potencial que te lleve a dónde tú quieras.


[Img #212400]No importa qué te digan; lo real es que eres tú quien tiene que creer en ti mismo. Y en ese camino, no puedes dedicarte a tirarles piedras a todos los perros que ladran. Parafraseando a El Quijote “ladran, luego cabalgamos”. Y recuerda siempre que quien critica se confiesa. Las piedras te irán haciendo más fuerte; el dolor crea valor y al final el resultado dependerá, en gran medida, del empeño que pongas en conseguir tu objetivo. La mayoría de los grandes investigadores y científicos de la historia, alcanzaron su meta después de muchos intentos, fallos, errores… La clave del cambio está en la persistencia y el esfuerzo, pues ese camino también nos irá regalando enseñanzas de vida. Cuando estés en la rama de un árbol y te caigas desde la altura, aprovecha para recoger las manzanas del suelo.


El error te debe llevar a la reinvención de ti mismo. La creatividad debe ser tu arma y la confianza tu escudo. Eso sí, debes saber gestionar tus expectativas adecuándolas y creando las circunstancias para que sepas diferenciar los sueños de las fantasíaspues, si no lo calibramos adecuadamente, el camino puede llevarnos a la frustración. 


Sigue tu método: realiza el diagnóstico de situación; controla tus emociones; busca tu motivación, crea tu compromiso (es el que te va a mantener en la lucha cuando las emociones que te inspiraron vayan asentándose) y ten siempre presente tu objetivo visualizándolo para acercarlo más a la realidad. No importa los intentos que realices; en cada intento aprendes y es precisamente tu actitud ante las derrotas lo que definirá tus victorias.


[Img #212401]Cuando un jarrón se rompe y pegas todas sus piezas para recomponerlo, mantenlo sin ocultar sus grietas, dejando ver las piezas que se quebraron.De esta forma tiene más valor… porque ahora tiene una historia. Cuando sientas que te rompes, recomponte. El éxito muchas veces depende de cómo arregles lo que se quiebra; del empeño que pongas en reconstruir. Tu valor es tu historia y tu éxito es la historia de tus errores. 


El cambio siempre produce incomodidad porque tienes que salir de tu zona de confort donde te encuentras cómodo y seguro. Esa zona de confort está genial siempre y cuando no te haga infeliz, no te limite ni te subyugue. Por eso, si tienes un sueño, si tienes una meta, si no estás contento con tu vida o con parte de ella pon un punto y aparte, y comienza a trabajar y a aprender para saber qué tienes que cambiar y cómo puedes hacerlo para lograr tus deseos. No tienes que hacer cosas extraordinarias sino cosas a tu medida. En la vida hay que tener sueños pues éstos nos ofrecen multitud de posibilidades de mejora y crecimiento personal y superación. Nos brindan ilusión y nos abren puertas hacia nuevas experiencias. Es necesario tener revulsivos en determinados momentos de nuestra vida pero también debemos aprender a encontrar en la rutina nuestra motivación; la felicidad está en los pequeños detalles, en todo eso que forma parte de tu vida y que pasa desapercibido o no valoras lo suficiente. Se trata más de una actitud y una forma de entender la vida que en tener un listado interminable de aspiraciones que, a lo mejor, ni siquiera son tuyas sino fruto de las imposiciones externas. Céntrate, concéntrate y pon el foco allí donde tú quieras y si quieres cambiar algo, hazlo.


[Img #212402]Tú eres capaz porque te conoces y sabes en qué eres bueno. Tú eres capaz porque crees que puedes. Tú eres capaz porque confías en tus capacidades. Tú eres capaz porque tienes capacidad de esfuerzo. Lo que determina el cambio, lo que establece la diferencia es la actitud. Ante el derrotismo, el conformismo y las normas preestablecidas tú decides afrontar la vida con entusiasmo, con enfoque positivo, con capacidad de superación, gestionando los errores y las dificultades para convertirlos en una oportunidad de crecimiento. Tú decides ir más allá, quitarte el corsé de lo socialmente aceptado y de aquello que te hace infeliz. Tú creas tus normas, tus creencias y tus ilusiones. Tú eres dueño de tu presente y de futuro. Tú decides si la vida la llenas de minutos y días o, si por el contrario, llenas de vida tus minutos y tus días. 


Dicen que cada uno de nosotros tenemos una reserva de fuerza irrefrenable que aflora cuando más la necesitas, cuando ser fuerte es tu única opción. Y esa reserva la tienes sin ser consciente de ella, igual que tu potencial; porque cada persona tiene su luz, es única y tiene algo que aportar. En nuestro interior tenemos una semilla que guarda secretos que sólo podremos conocer si nos escuchamos; si somos conscientes de quiénes somos y de cuál es nuestra historia; si ponemos el foco en lo bueno y  miramos de frente la adversidad para librarnos de los miedos; si creamos las circunstancias… Si nos libramos del estrés, de la ansiedad, de las ataduras podremos ver más fácilmente esa semilla para, de esta forma, saber dónde debemos plantarla y cómo podemos cuidarla para que florezca. Cada semilla es única; tiene sus propios cuidados y dará frutos diferentes… No te compares… y haz tu camino. No tiene que ser extraordinario; tiene que ser tuyo. Haz florecer tu semilla...
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress