Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Jueves, 6 septiembre 2018 | Leída 23 veces
ECONOMÍA

¿Cómo afectan las remesas a Latinoamérica?

Marcar como favorita

Conocemos como remesas el dinero que envían los emigrantes a su país de origen, generalmente, para ayudar a sus familiares más cercanos. La diferencia económica entre el país de origen y el de destino, hace que para un trabajador con un sueldo medio o bajo en el país de destino, sea posible enviar una pequeña cantidad que para la capacidad de compra del país de origen suponga una gran ayuda.

Los países latinoamericanos que más dependen del esfuerzo de sus emigrantes por enviar dinero online al país son según el Banco Mundial,  Honduras para el que las remesas suponen más del 19 % del PIB de, El Salvador que recibe remesas por valor de más del 18 % del PIB y Nicaragua y Guatemala que reciben más del 10 %. Llama especialmente la atención el caso de Nicaragua, ya que se calcula que cerca del 20 % de la población vive fuera del país. Por supuesto, muchos de ellos envían remesas con asiduidad.

 

[Img #210529]Debido a su trascendencia en los medios e incluso en las películas de Hollywood, México es uno de los países que suele venir a nuestra mente cuando se habla de remesas. No en vano Donald Trump puso el foco en los inmigrantes mexicanos que trabajan en los EEUU durante las últimas elecciones. Actualmente, se calcula que las remesas suponen más o menos el 3 % del PIB de México, una cifra mucho menor en términos relativos que las de los países anteriormente mencionados, pero que no deja de ser importante si tenemos en cuenta el gran tamaño de la economía mexicana. El hecho de que la economía global esté en un buen momento, no ha supuesto una disminución de las remesas. Los buenos tiempos en países como EEUU, Canadá y los europeos, suponen un buen atractivo para iniciar la aventura de la emigración. Por ejemplo, en Ecuador, este año las remesas del primer trimestre aumentaron un 14 % respecto a los mismos meses del año pasado, lo que ha supuesto la mayor cantidad recibida por el país en la última década y lo mismo ocurre en el caso de México donde se calcula que las cifras de 2017 fueron las más altas de los últimos diez años.

 

¿En qué se gasta este dinero?

Por supuesto cada familia es un mundo y las realidades de los diferentes países son muy diferentes. Sin embargo, sí que suelen repetirse gastos como los básicos para la manutención, el pago de créditos, pago de obras para mejorar o construir un hogar y pago de los estudios. Otro comportamiento habitual es el ahorro para la jubilación. Según el trabajador emigrante se va haciendo mayor, suele tratar de acumular algo de dinero de cara a la vuelta a su país de origen para su vejez.

 

Los gobiernos insisten en la necesidad de que estas remesas se inviertan en acciones productivas que generen riqueza en el propio país. Sin embargo, por el momento, la situación de muchas familias es demasiado complicada como para soñar con iniciar un proyecto empresarial con el dinero que reciben.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress