Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Miércoles, 5 septiembre 2018 | Leída 369 veces
Tribuna

Mamá, papá ¿Quién es ese?

Marcar como favorita

Una cosa que llama la atención cuando estás en ciudades diferentes a Huelva, e incluso cuando vas fuera de España, es la gran cantidad de monumentos en forma de estatuas que les dedican las ciudades a sus personajes ilustres. Incluso en el Reino Unido ocurre esto dentro de las iglesias.

Esto es una ventaja por varios motivos. El objetivo principal por el que se pone una estatua en un lugar público es que alguien pregunte cada cierto tiempo: ¿quién es esa persona? Es decir, es un generador de conversaciones alrededor de una persona que hizo algo extraordinario por la comunidad en la que vivió. La primera ventaja es que los guías de las ciudades tendrán más temas sobre los que hablar a nuestros visitantes, y por tanto estos tendrán más que contar a su regreso; lo que puede generar más visitas entre sus familiares y amigos. La segunda es que nuestros niños van a tener oportunidad de hablar de esas personas, y como mínimo van a aprender que literatos, científicos, artistas o cualquier otra persona que haya trabajado por los demás son un ejemplo a seguir, y por lo tanto sus cualidades son buenas. No se trata de que quieran imitarlos, que también; se trata de que comiencen a distinguir entre lo que es importante y lo que no.

 

La ciudad de Huelva tiene una clara falta de este tipo de homenajes. Hay un callejero, sí, pero una placa no llama tanto la atención como una estatua. Tenemos a Juan Ramón Jiménez, al omnipresente Cristobal Colón y al “Litri” pero nos faltan los Pérez Mercader, Odón Betanzos, Francisco Elías, José Nogales, Jurado Chacón (aumenten la lista ustedes mismos).

 

Incluso a personas que no tuvieron nada que ver con nosotros pero a las que nos gustaría homenajear. ¿Qué tal Neil Armstrong y Buzz Aldrin en la Plaza Houston? ¿O García Morato y José Falcó juntos en la avenida Pablo Rada?

 

Alguien se preguntará quienes son, y así esta columna habrá servido para una persona más al menos se interese por ellos.

 

Yo, tirando para lo mío, pediría una estatua de cuerpo entero de William Alexander Mackay en el exterior de la tribuna del Nuevo Colombino. ¿Por qué no?

 

Narciso Rojas

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Miércoles, 5 septiembre 2018 a las 16:21
Luís
Y VIVA ESPAÑA Y DEJEN A FRANCO EN PAZ!!
Fecha: Miércoles, 5 septiembre 2018 a las 15:12
Socio
Narciso, ¿retomando iniciativas de Pablo Comas que no pudo llevar a buen puerto?
Fecha: Miércoles, 5 septiembre 2018 a las 14:35
Luis
Es curioso que se moleste por la figura de Garcia Morato, y sin embargo pase usted por alto que al mecánico de aviación Pablo Rada que tiene una de las más conocidas avenidas de esta ciudad fue uno de los principales cabecillas de las quemas de iglesias y conventos de Madrid al comienzo de la guerra Civil.Por otro lado decir que estoy muy de acuerdo con la iniciativa.
Fecha: Miércoles, 5 septiembre 2018 a las 13:31
Emilio
No sólo no se le pasa por la cabeza NINGUNA mujer digna de formar parte de su lista de personajes históricos que merecerían una estatua en Huelva sino que incluye a un aviador franquista. No, gracias, es hora de reparar la infrarepresentación de mujeres en la historia, no de seguir perpetuándola. Por no hablar de la memoria histórica y la deleznable equiparación de bandos. Huelva necesita algo que, desde luego, nada tiene que ver con su propuesta.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress