Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Domingo, 19 agosto 2018 | Leída 1012 veces
carta al director

La historia de Lucas, un trans 'choquere'

Marcar como favorita

Soy un 'chique' trans de Huelva, soy 'choquere', he nacido aquí, soy de aquí. Al principio me definí como lesbiana, tengo 35 años, y en la época en la que salí del armario, con tan solo 18 años, allá por el 2000, era difícil poder decir que como yo me sentía era algo más que lesbiana, que había en mi interior algo mucho más profundo, porque no existían los chicos trans, y porque lo trans era lo peor que te podía pasar.

He pasado por las dos asociaciones LGBTI de Huelva, Colega primero, donde cuando yo iba se realizaban reuniones semanales donde no me perdía ninguna, y luego Fundación Triangulo Andalucía, en la que comenzamos con un Festival de Cine, que se llama Alandalesgay.

 

Evocar como viví mi homosexualidad es síntoma de malestar también para mí. Recuerdo que en Colega, cuando yo iba, ningune queríamos posar cuando llegaba algún medio de comunicación, por miedo a que la gente se enterase de que éramos homosexuales, porque en aquel entonces creo que ni si quiera existía el término LGBTI. Luego en Triángulo, cuando hacía la pegada de carteles por el Festival por toda la ciudad, siempre había alguien que me insultaba por colocar publicidad relacionado con gays y lesbianas. También me vienen a la memoria unas Colombinas, donde a la chica con la que estaba le pegaron un puñetazo por darnos un simple beso. Me gustaría recordarle a tode el mundo, que un beso no es más que una expresión de amor como otra cualquiera. Porque yo nunca me he ocultado, y entiendo bien poco a la gente que dice «no vayas con una bandera...». No se trata de ir con una bandera, se trata de que esa posibilidad debe de estar en nuestro día a día como cualquier otra, y permítanme que les diga que cuando conozco a una persona que resulta que es heterosexual, muy probablemente en la primera conversación que tenga con ella me lo va a contar. Claro, no me dirá que es hetero, porque tan si quiera se define como esto, probablemente me indique cómo se llama su pareja.

 

[Img #209496]Volviendo a lo trans, me he llevado muchos años en silencio, porque lo que yo sentía no podía ser bueno, eso me llevo a perderme, hasta que volví a encontrarme, gracias a que tuve recursos económicos para poder hacer un viaje a Barcelona, que me cambio literalmente la vida. Desde entonces yo me llamo Lucas y no pienso esconder mi identidad, mi identidad trans, porque si alguien no se ha dado cuenta, cuando escondes tu identidad el único mensaje que te mandas es que eres algo malo, y yo no soy nada malo.

 

A día de hoy sigo escuchando a muches personas que dicen que no existe LGBTIfobia, y yo me parto de risa, cada vez que los escucho, en una ciudad como está, dirigida durante años por el Partido Popular, el cual jamás se acercó a mi colectivo ni hizo nada por las personas choqueres de Huelva discriminadas por su diferencia. Y ahora entiendo menos al partido que nos gobierna, de verdad. Me resulta difícil comprender esta tierra que es tan mía como la de cualquier ciudadane de Huelva. Se están limitando a realizar una serie de actos, pero no veo ninguna política activa por parte de los que nos gobiernan, ni tan si quiera por los que dicen que abogan por el colectivo.

 

Llevo todo el año intentando llegar a la gente el mensaje que ser trans no es nada malo, porque he notado muchos tipo de miradas, porque desde que soy visible por redes sociales la gente distinta se acerca a mí y me cuenta, y porque parece ser que por ser yo, ya soy distinto que cualquiera. Y estoy harte, estoy muy harte, de tener miedo en las entrevistas de trabajo a que descubran que soy trans. Estoy harte de que nadie entienda que solo soy un ser humano normal y corriente, que antes se definía en lo femenino porque así lo decidieron.

 

En Huelva no se hace nada por el colectivo Lgtbi, NADA. Al parecer el  que podamos casarnos como lo hacen los heterosexuales ha sido suficiente para callarnos la boca, como si eso no hiciera que siguiéramos saliéndonos de la norma social impuesta.

 

Yo he salido de dos armarios, y he vivido situaciones de opresión diferentes. Como lesbiana, como no me lo notaban, fue más liviano; como trans, como se entera todo el mundo, ha sido una auténtica locura. Y lo más jodido de todo es que sé que yo lo tengo mucho más fácil que por ejemplo las mujeres trans de mí tierra. ¿Y sabéis cual es la única diferencia? Que a ellas es más fácil que se les note que son trans. …Sí, porque esa es la diferencia para que te discriminen o no, que te noten algo distinto, algo diferente en tu corporalidad (yo os cuento lo de les trans, pero podríamos hablar de cualquier otro colectivo), en eso consiste la discriminación. Y estoy cansade, muy cansade porque al estar siempre metido en la lucha social LGBTI me he dado cuenta de que nos hemos olvidado de todas las letras que no sean la G, porque en nuestro colectivo hay mucho machismo. A mí esto me ha salido hacerlo desde dentro, porque yo nací y no era mujer a secas, era otras muchas cosas que me han hecho salirme de la norma social impuesta.


¿Lo que pido desde aquí? Que los que nos representan políticamente y tienen poder, asuman una responsabilidad real en torno a lo LGBTI y hagan algo por el colectivo en Huelva, que el colectivo no es tan solo una fecha al año, qué va, esa fecha pasa en 24 horas, que yo las vivo siempre de una manera muy intensa. Es mucho más, porque a les trans no se nos contrata si nos notan visualmente que somos trans, las mujeres diversas siguen estando invisibilizadas (mujer y además diversas), a los 'I' no les estamos permitiendo existir, y la 'B' la tenemos tachada de viciosa, cuando todes deberíamos saber que el ser humano es tan diverso como la naturaleza. Deténgase a mirar los árboles, ¿ven que sean todes iguales?


Yo desde las redes sociales pienso seguir diciendo lo que pienso, porque esta vez no me voy a callar. La educación que he recibido ha hecho que mi silencio sea lo bien visto, una educación como mujer. Y si en algún momento puedo hacer algo con alguna institución que sea feminista y que entienda que el cuerpo de la mujer ni se compra ni se vende ni se alquila, lo voy hacer.


Si quieren seguir mi historia y la lucha que tenemos dentro del Movimiento Trans, porque este movimiento ya esta en Huelva, les invito a que me sigan por la redes sociales: Lucas Alcázar a su servicio, un hombre trans, que es de Huelva.

 

@lucasfranal

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Lunes, 20 agosto 2018 a las 16:56
Alex
Estupendo por la lucha... Pero vaya manera de forzar el lenguaje de manera estéril.
Fecha: Lunes, 20 agosto 2018 a las 14:15
Marta
Bravo!!!!!!! Ejemplo de lucha, constancia y fortaleza. Enhorabuena

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress