Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Sábado, 14 julio 2018 | Leída 300 veces
TRIBUNA DE OPINIÓN

Saltés, educación y un futuro en común

Marcar como favorita

Asumimos en estas líneas una apuesta para que Saltés se convierta en motor de cambio de modelo productivo, educativo y social. Desde nuestra trayectoria profesional y política nos hemos sentado a pensar juntos y formular compromisos que están a nuestro alcance.

¿Con qué miradas y qué aprendizaje de las experiencias y conocimientos extraídos de estas líneas podemos dirigirnos a nuestra gente para alimentar las propuestas para construir un futuro común? Concebimos un futuro para toda Huelva desde donde aprendamos del pasado para poder materializar un ejemplo vivo en nuestras próximas generaciones y Saltés es un referente desde el que descartar o retomar patrones a seguir.

 

[Img #207413]De hecho, Saltés es un lugar en el que se condensan muchas de las características de nuestra cultura Andaluza y Mediterránea. El paso de diferentes pueblos a lo largo de la historia (fenicios, tartesos, griegos, romanos, árabes…), le dan a este espacio una oportunidad para promocionar encuentros donde la diversidad, la multiculturalidad y la  tolerancia vayan de la mano. Además, el paso de estos pueblos y civilizaciones nos ha dejado un rico y variado patrimonio que surge del aprovechamiento que les dieron a nuestros recursos  naturales minero metalúrgicos y marítimos, lo cual generó redes de transporte a través de vías marítimas y terrestres, espacios de  transformación de productos, como las salazones o las fundiciones, o de construcción de embarcaciones para el transporte, como los astilleros.

 

Los límites actuales de estas propuestas están ahora  en una LOMCE todavía vigente que habría que derogar, en la pervivencia de una doble red público-privada que establece una perniciosa división en clases, etnias, etc, con una fuerte carga ideológica conservadora, que desde estas propuestas se quiere cambiar hacia la consecución de unos derechos humanos universales, una educación inclusiva, democrática para el 100 por 100. Este modelo propuesto debe tomar impulso desde el aprendizaje del pasado como referente.

 

Así pues, nos gustaría poder disponer de un centro de recursos donde a nuestros estudiantes se les pueda contar la historia para ver a nuestros vecinos como seres iguales en derechos, cómo personas que han pasado por esta tierra dejando todo un patrimonio rico del que aprender y no temer porque cuando decimos que queremos que el Mediterráneo sea un espacio de cooperación y no un mar donde se ahoguen miles de personas al año y al que [email protected] [email protected] vean con miedo. La responsabilidad de impulsar este proyecto está vinculada a nuestra forma de entender el futuro común.

 

Una cuestión importante sería involucrarse en proyectos y actuaciones donde la variante de la cooperación sea la predominante y todo ello apuntando hacia lo patrimonial, cultural, educativo con un enfoque hacia el  conocimiento de otras lenguas especialmente dirigidas al árabe, bereber, portugués y francés. 

 

A vista de pájaro la configuración espacial del estuario del Tinto y el Odiel es como una “Y” griega que conecta hacia el interior de la provincia con las cuencas mineras de Tharsis y Riotinto siendo la salida de los productos minero metalúrgicos a través de esos ríos hacia el mar. Esta visión de conjunto que articula y vertebra la provincia desde distintos puntos de vista con el factor común de ser nuestro estuario el punto de encuentro y convergencia de multiculturalidad es el que nos lleva a  considerar que se debe hacer una apuesta decidida para este espacio a fin  de convertirlo en un referente provincial de primer orden.

 

Y es que Saltés contiene unos valores arqueológicos e históricos de innegable excepcionalidad ya que este espacio es inseparable de un entorno natural privilegiado. La concepción actual de Patrimonio Cultural hace ya mucho que superó la consideración inicial de monumento aislado, para atender a la valoración en conjunto de los valores patrimoniales e igualmente a la adecuada valoración / integración del patrimonio inmaterial, todo ello con una visión netamente territorial, constituyéndose de esta manera la base conceptual del paisaje cultural. Todos estos elementos son claves a tener en consideración en nuestro yacimiento. Estos valores añadidos que señalamos son evidentes y aportan al espacio de Saltés una singularidad especial de la que carecen otros lugares de nuestra tierra a los que se les ha conferido recientemente la calificación de Patrimonio de la Humanidad, como los Dólmenes de Antequera o Medina Azahara.

 

En los centros educativos existe actualmente una dispersión enorme de contenidos curriculares “de obligado cumplimiento” así como de unas decenas de planes y programas educativos. Las sucesivas leyes educativas y los cambios metodológicos que supuestamente deberían conllevar no acaban de concretarse de forma general. [Img #207414]Creemos firmemente que es necesario afrontar el trabajo por proyectos de forma serena y eficaz. Entendemos que todos los centros deberían incluir problemáticas que caracterizan esta época de la vida en el planeta: la convivencia de culturas, la profundización democrática y la garantía de los derechos humanos universales para todas las personas. Incluir eso en la vida diaria de los centros podría nutrirse de la disposición de estos recursos, de unas instalaciones adecuadas, de un espíritu educativo que aprenda de los elementos descritos anteriormente. No proponemos sólo una visita o excursión esporádica a lo largo de los años de escolarización sino convertir estos elementos de nuestro patrimonio en  ejes centrales de toda una educación que se adueña de la historia común para construir un futuro más justo, más igualitario, más equitativo, más incluyente.

 

Los objetivos que señalamos difícilmente podrán llevarse a cabo sin la necesaria reversión a lo público de esta isla, tal y como se viene solicitando desde nuestro grupo parlamentario y nuestra concejalía en la ciudad, ya que la tenencia de la propiedad aún en manos de una entidad bancaria, impide la implementación de un modelo de gestión pública para el uso de este espacio privilegiado, lo cual abriría la puerta para que en el momento que se considere oportuno se solicite la declaración de este sector del estuario como Patrimonio de la Humanidad.

 

Por ello entendemos que un objetivo a medio-largo plazo sería la implicación de todas las administraciones, agentes sociales y económicos de la provincia para la consecución de la declaración del Saltés y las Marismas del Odiel como Patrimonio de la Humanidad. Recordemos que desde la UNESCO se propicia la declaración de Patrimonio Mundial con la consideración de bienes mixtos, para aquellos paisajes culturales bien caracterizados como lo es el entorno de Saltés donde destacan las marismas del Odiel. De hecho desde este organismo internacional se incentivan aquellas prácticas conducentes a la inclusión de modelos de gestión locales con prácticas tradicionales, autóctonas y sostenibles. Así mismo, también desde la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza dependiente de la ONU, se están potenciando programas dirigidos hacia la consideración de Patrimonio de la Humanidad de aquellos lugares, como es el caso de nuestro estuario, donde el mestizaje y la imbricación entre naturaleza y cultura, han permitido el desarrollo de paisajes culturales específicos.

 

Por ello se hace necesario implementar aquellas acciones que sepan implicar a las diferentes administraciones, entendiéndose que se debe avanzar ahora en la línea de la creación del Conjunto Arqueológico, sin perder de vista el fundir esta institución con el Paraje Natural, para así avanzar hacia la creación de un Parque Cultural. Para conseguir esto es fundamental la implicación real de las distintas administraciones; la estatal de Costas y Medio Marino y el Puerto de Huelva, las autonómicas como las Consejerías de Cultura y la de Medio Ambiente, y la local a través de los Ayuntamientos de Huelva, Aljaraque y Punta Umbría. Este compromiso de las administraciones es algo que en Huelva merecemos sin ningún género de dudas y sea cual sea el análisis que se realice.

 

Señalamos todos estos aspectos porque queremos que nos dejen seguir soñando e ir hacia otro modelo productivo, ya que Saltes y Huelva no se pueden separar al igual que lo cultural y lo educativo tampoco. En nuestra provincia siempre se están señalando las oportunidades que tiene en base a su riqueza patrimonial, tanto natural como cultural, o más bien el sabio uso de nuestra tierra que supieron hacer las manos de nuestras abuelas y abuelos supieron. Sin embargo, son pocos lo ejemplos que vemos donde éstas se sepan desarrollar.Algunas localidades de nuestra sierra están sabiendo sacar provecho de los mismos, como es el caso de Aracena con 30.000 visitas al castillo, el doble que el Museo del Jamón, o el caso de Aroche que es otro modelo a seguir.

 

Otros ejemplos de este tipo de gestión en Conjuntos Arqueológicos que recientemente han sido declarados Patrimonio de la Humanidad son los de Medina Azahara y los Dólmenes de Antequera, donde el número de visitas al año es próximo a los 200.000.

 

Sin lugar a dudas ese turismo genera empleo y fomenta la creación tanto de industrias culturales locales como de otro sectores económicos locales, cuyo fortalecimiento y crecimiento son beneficiosos  para nuestra tierra. Este lo podremos reconocer todos. Ya es hora de que las administraciones competentes aborden el tema con decisión, y para nosotros es una cuestión esencial.

 

Si en otras provincias eso se sabe ver, no acabamos de entender qué pasa en  Huelva que no despega mientras que no para de crecer el número de  toneladas de basura que se generan por las industrias químicas y las  de mineral que a bajo coste se siguen llevando las multinacionales, dejando para después paro y un paisaje marciano.

 

La actual concepción del turismo de sol y playa debe tener un contrapunto importante dada la capacidad que tiene el patrimonio cultural y el natural de generar un turismo potente y con ello empleo y riqueza, tanto para Huelva como para toda la tierra andaluza.

 

Sin embargo, el caso de nuestra provincia es sangrante tanto  como las apuestas y las inversiones que se destinan o se piensan destinar, por esas cabezas pensantes de las administraciones que nos regalan los oídos con cantos de sirenas de Aves y aeropuertos que nunca llegarán. Y todo ello en un contexto donde existen alternativas viables, cuyos resultados serían similares pero que económicamente son más asequibles y por tanto operativos y realizables. Aún así la casi terca insistencia de nuestros representantes en las administraciones es casi siempre dirigida hacia la concepción de un turismo masivo de sol y playa, imitando modelos de otras provincias que aquí no acaban de cuajar, y que por otro lado no deseamos, ya que básicamente el uso de nuestras playas tiene una fuerte componente local.

 

Por todo esto, soñamos un Saltés como un Babel multicultural. Porque queremos un futuro común. Porque la educación es lo primero. Patrimonio de la humanidad.

 

 

José María García Rincón. Arqueólogo. Círculo Municipal de Podemos Huelva

Fernando Cobos Becerra. Responsable de Educación - Consejo Ciudadano de Podemos Andalucía

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Lunes, 16 julio 2018 a las 09:01
Cuidadín
Hay que poner en valor el yacimiento de Saltés. Cualquier ciudad lo haría. Pero cuidado con meter ahí al arqueólogo de la uhu y sus amigos
Fecha: Lunes, 16 julio 2018 a las 00:02
Fred
Yo solo hablo de las fotos que he visto, si hay más sin explorar y de verdad merece la pena, adelante. Pero solo he visto los restos de edificios totalmente derruidos, solo la parte baja de las paredes
Fecha: Domingo, 15 julio 2018 a las 19:05
JZ
Fred no tienes ni idea del yacimiento y se nota. Te recomiendo que estudies sobre el tema y, así, verás como lo que hoy vemos, encima mal conservado, sólo es una minúscula parte del mismo, sólo un 2%. En Saltés existe una ciudad musulmana completa, con alcazaba, mezquita, viviendas, etc. por no hablar de restos romanos y de la civilización de Tartessos ocultos en ese 98% aún sin explorar. No sé cuál es su interés en quitarle importancia al yacimiento, pero lo que dice no es verdad.
Fecha: Domingo, 15 julio 2018 a las 13:49
Fred
Siendo realistas, el valor turístico de estas ruinas es nulo. Apenas queda el trazado en el suelo de cada edificio, poco o nada de interés visual, más que histórico puede aportar eso. Que se puede conservar en mejor estado, por supuesto, pero desde un punto de vista de patrimonio, no turístico. Nadie invierte en su conservación porque el retorno de inversión es casi imposible.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress