Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Mario Asensio
Miércoles, 11 julio 2018 | Leída 2097 veces
Atletismo

Blanca Betanzos, con Síndrome de Down y tan autónoma que llegó corriendo sola a París

Marcar como favorita

Esta joven onubense, natural de Lucena y de 23 años, es la única mujer y representante de Andalucía en los Campeonatos de Europa INAS que se celebran en París tras imponerse en los Nacionales en 100, 200 y 400 metros. Sueña con una medalla y afirma que “me gusta correr porque siento algo especial, estoy a gusto y me siento fuerte”. Sus entrenadores y padres alaban su afán de superación, capacidad de aprendizaje y competitividad, que aplica en el deporte y su vida diaria para ser lo más autónoma posible.

[Img #207146]

 

Antiguamente se decía que los niños venían de París y los que tenían Síndrome de Down no podían ir a ningún sitio para que no les pasara nada. Ha costado y cuesta que estas personas encuentren alrededor una sociedad normalizada y consciente de la diversidad existente, que no le imponga más obstáculos de los que ya de por si tiene nacer con este trastorno genético, que no incapacita tanto como muchos quieren hacer creer. Su lucha está presente en el frente laboral y también está abierta en el terreno deportivo, donde una onubense es todo un ejemplo de inclusión por capacidad y ganas. Se llama Blanca Betanzos Orihuela, entrena con otros atletas sin su síndrome, y está rompiendo con muchos falsos mitos arañando a zancadas segundos al reloj como la gran velocista que ya ha demostrado ser.  Sus padres la encaminaron a ser autónoma y ella sola, con su esfuerzo, ha llegado a París.

 

[Img #207159]Es una novel con un gran potencial que ha despertado el orgullo y la admiración en la familia del atletismo onubense. Tiene 23 años, es natural de Lucena del Puerto, y va a competir en la capital francesa para disputar el Campeonato de Europa INAS convocada por la FEDDI (Federación Española de Deportes para personas con Discapacidad Intelectual) tras proclamarse este año campeona de España de 100, 200 y 400 metros. Se trata de una joven trabajadora con muchas cualidades aún por explotar, perfeccionista, que se toma las cosas en serio, y que conquista con su simpatía. En su pueblo se habla mucho de ella y más que se va a hablar en toda Huelva y España.

 

Es especial también por ser la única mujer de los diez componentes del equipo español y la única representante andaluza en el Europeo, donde competirá en las distancias de 100 y 400 metros entre los días 14 y 22 de julio. Ante su primer gran campeonato asegura a huelva24.com que lograrlo “no es fácil. He entrenado mucho para conseguirlo. No me lo esperaba pero soñaba un poco con ello”.


 
Blanca comenzó en febrero del año pasado a practicar deporte con el Club Onubense de Deporte Adaptado (CODA). Primero se puso a nadar en la piscina del polideportivo Diego Lobato con Pepe Griñón como entrenador y después se inició en el atletismo con Juan Rengel como monitor. Éste detectó sus cualidades y habló con el que había sido su profesor, Enrique Nielsen, que ha dirigido entre otros al recordman andaluz de 100 metros y excampeón de España de la distancia, Diego Moisés Santos, para que la incorporara a su grupo de entrenamiento de velocistas del Club Onubense de Atletismo (COA).  

 

Nielsen recuerda que Juan Rengel detectó que dentro de su grupo de atletas del CODA Blanca “destacaba porque tenía muchas cualidades” y le pidió consejo para enfocar mejor su programación. “Entonces pensé que si yo entrenaba a un grupo de velocistas seguramente ella mejoraría entrenando con gente que también hace velocidad y se incorporó con total normalidad”, asegura Nielsen, mientras que Rengel señala que está “encantado” con que se fraguara esta colaboración, pues “desde la Federación Española nos animaron a que lo hiciera para que tuviera una trabajo más específico y ella ha mejorado muchísimo”.

 

[Img #207151]Desde octubre de 2017 y a lo largo de toda la temporada Blanca ha entrenado a las órdenes de Nielsen con su grupo dos días en semana y otros dos o tres con JR. Periódicamente ambos se reúnen y planifican. Blanca lleva bien lo de tener dos entrenadores y sin atreverse a la primera, acaba diciendo que JR es el técnico “más duro y exigente” de los dos que tiene. De todos modos, demuestra que tiene mucho margen de mejora y sobre todo, que disfruta de lo que hace.

 

“Me gusta correr porque siento algo especial, estoy a gusto y me siento fuerte. Me gusta venir a entrenar, tengo buenos compañeros, como Sebastián, Manuel, Paqui, Ismael, Alejandro… me tratan bien y me dan buenos consejos”, explica la campeona onubense, que ya vivió una bonita experiencia en el Meeting Iberoamericano, donde se sintió “contenta” al firmar muchos autógrafos tras la carrera.

 

Rengel afirma que es “muy positivo” haber conseguido que haya pruebas para estos deportistas, que puedan hacer controles en el estadio Iberoamericano y puedan participar en pruebas normalizadas. “Todos tienen el mismo derecho a hacer deporte y competir y ellos igualmente corren y lo más rápido posible”, apunta Nielsen.

 

JR alaba de Blanca “la capacidad que tiene para asimilar las cargas” y coincide con Nielsen en valorar su aprendizaje. “No se cierra a aprender cosas nuevas y tiene capacidad para ello. Es muy perseverante y trabajadora y consigue cogerle el tranquillo a ejercicios como los multisaltos, la técnica de carrera y otros de fuerza”, con resultados que saltan a la vista.

 

[Img #207168]En esta línea comenta que su deportista “se adapta bastante bien a los cambios e intentamos hacerla partícipe de todo”. A esto añade JR que ella es “muy autónoma y queremos seguir trabajando en este sentido y que por ejemplo se coloque en los tacos de salida sola”.

 

Sus marcas hablan por si solas, sobre todo el contraste al ver cuáles eran sus récords personales y cómo son ahora, con lo que cuesta bajar siquiera una décima habitualmente en pruebas de velocidad. En los 100 metros tenía 18.89 y ya está en 17.30, aunque sus entrenadores la ven ya en los 16 segundos. En los 200 corría por encima de 39 segundos y ya está en 38.34, mientras que en los 400, que reconoce que “se me hacen muy largos”, está en 1:42.05.

 

Desde este miércoles Blanca, que ha viajado sola, está concentrada con sus compañeros de selección en el CAR Joaquín Blume de Madrid y el día 14 pondrán rumbo a París. Tiene “miedo a volar” pero ninguno de correr en un gran campeonato de estas características. “Tengo ganas y fuerza para correr”, asegura la campeona onubense, que quiere una medalla como recompensa a su esfuerzo. “Las chicas europeas corren mucho pero yo soy fuerte”, resalta Blanca, que no obstante ya tiene estudiadas a rivales como una italiana que es “muy buena”.

 

Rangel afirma con rotundidad que Blanca “en España no tiene rival y en los Nacionales le sacó unos cuatro segundos a la segunda. Necesita competir con gente de más nivel”. Ella responde con gracia: “Sé que si hay rivales buenos salen mejores marcas pero yo quiero que sea más fácil”.

 

Se ríe cuando se le recuerda que es la única mujer española en el Europeo. “Ya por eso es un mérito y traiga o no medalla nosotros vamos a esta igual de contentos”, reconoce Nielsen, que confiesa que vive con su pupila [Img #207165]“la mejor experiencia” que nunca ha tenido en muchos años como entrenador.

 

Rengel opina que “la responsabilidad que ha adquirido dese que entrena con Quique es increíble, y está sentando un precedente para que en el futuro más atletas con Síndrome de Down entrenen con otros que no lo tienen”. Es por eso que considera que “estaría genial que hubiera fondistas entrenando con Pulido o en otras pruebas con Pichardo”, dos técnicos con mucha valía.

 

Blanca lo tiene claro y “animaría” a cualquier joven que como ella tiene Síndrome de Down a que viniera al estadio Iberoamericano de atletismo a correr. En su graderío, sus padres, Zoilo y María José, se reafirman en que el deporte le ha dado mucho a su campeona y más su convicción de darle autonomía como persona.

 

Zoilo explica que su hija es “maravillosa, cariñosa con nosotros y muy responsable, lo mismo con el atletismo que con su vida cotidiana. Va a todos los días a Huelva sola en autobús, se conoce las paradas y hemos intentado que sea muy autónoma desde pequeña. Le hemos dado libertad, aunque con mucho cuidado”. María José lo reafirma y la considera “muy perfeccionista. Las cosas tienen que estar bien y es muy cuidadosa con lo suyo”, además de “educada y respetuosa con nosotros y todo el mundo”.

 

Su padre piensa que Blanca, con su ejemplo, no está abriendo camino para otros como ella, sino a sus padres. “Cada niño es un mundo y tiene un carácter diferente, pero hay padres muy proteccionistas”, comenta, sobre lo que su mujer completa que “son más los obstáculos que muchas veces ponen los padres que las limitaciones que tienen. Ellos pueden hacer muchas cosas y disfrutar con lo que hacen. Hay muchos miedos pero nosotros los tenemos más que superados”. No obstante, ambos reconocen que lo que hace Blanca hace unos años hubiera sido “impensable”.

 

[Img #207152]María José recuerda que de pequeña “se le veían maneras” en el deporte. Hizo baile, natación y por una amiga conoció de la existencia del CODA y rápidamente progresó. “Cuando probó tanto en natación como en atletismo rápidamente la pasaron al equipo de competición. A ella cada vez le gusta más y se lo toma en serio. El atletismo es su prioridad”, resalta.

 

La madre de Blanca dice que ella “ve como normal” conseguir las cosas importantes que está consiguiendo, como las medallas en el Campeonato de España. “En el pueblo todo el mundo la conoce y la felicita por la calle y ella se sorprende de que la paren tanto”, comenta, algo que confirma Zoilo, en cuyo negocio no hay día en el que “todo el mundo me pregunta por ella”.

 

“Ahora que tiene el Europeo se la ve más nerviosa y más mentalizada porque lo quiere hacer bien. Sabe que tiene más rivalidad y se ha concienciado de que tenía que trabajar más”, relata María José. Zoilo expresa abiertamente que “para nosotros la medalla no es importante y se lo hemos hecho saber, que no pasa nada, que no se puede ser la primera siempre y que lo fundamental es que viva la experiencia, que le va a aportar muchísimo”.

 

Al respecto su madre considera en la misma línea que “el que vaya ya es un triunfo”, aunque señala que “me gustaría que lograra algo por el esfuerzo que esta haciendo. Se lo toma muy a pecho y quiere superarse cada día y sería bonito que se lo reconocieran con una medalla. Además también por los entrenadores y mucha gente que la está ayudando”.

 

Ambos coinciden que pase lo que pase se sentirán como ahora, “muy orgullosos” de una joven que a pasos en su día a día y a la carrera sobre el tartán, demuestra que se puede trazar un camino propio, que es todo un ejemplo de superación, de no tener miedo a los obstáculos, que todo eso lo supera la motivación por avanzar y progresar. De momento ha llegado hasta París. Pronto seguro que más lejos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 12 julio 2018 a las 00:45
Jose
Excelente deportista...y persona, gran ambiente en entrenis del club onubense de Huelva, solo una critica a quienes no permiten a los atletas entrenar con tranquilidad..

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress