Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Martes, 29 mayo 2018 | Leída 193 veces

Errores del pasado

Marcar como favorita

Nuevo proceso de venta del Recre. Segundo en los últimos 11 meses. Es verdad que con unas condiciones menos duras que el anterior, pero también con un inquilino ya dentro. Se abren apuestas. ¿Aparecerá comprador? Yo si hay que mojarse pienso que no y que todo seguirá igual, lo cual sería nuevamente un marrón para el dueño del club, el Ayuntamiento de Huelva, que debería seguir poniendo plata (el Decano parece un pozo sin fondo) y que continúa cometiendo algunos imperdonables errores del pasado.

Justo cuando se solucionó el tema del embargo de Hacienda debió haber salido el concurso público para la venta del 92% de las acciones del Recre. Dicen que se esperó para no interferir en la irregular marcha deportiva del equipo pero el caso es que, al igual que sucedió hace un año, ya vamos tarde en cuanto a la planificación del próximo proyecto. Ahora comprar el Decano es más jugoso que la otra ocasión, tanto porque ya no están embargadas sus cuentas como porque no hay que poner de golpe y porrazo alrededor de ocho millones de euros sino sólo 650.000. Pero estando ya Eurosamop dentro es complicado que alguien se asome por aquí. Me suena a lo que pasó con Gildoy en su día. Otra cosa hubiese sido que se hubiera dado conocer cuánto cuesta indemnizar a la empresa madrileña (la letra pequeña del maldito contrato que posiblemente de manera ilegal no nos dejan ver a los ciudadanos) en el caso de comprar el club, o que se hubiese llegado a un acuerdo previo con Eurosamop para romper el contrato de gestión y que todos hubiesen partido de cero con las mismas ventajas y desventajas a la hora de acudir a la puja.

 

Juanma López declaró públicamente que sería uno de los candidatos a comprar el Recre cuando saliera a la venta. Ojalá. Lo firmo ya pese al pésimo balance deportivo y económico de su primer año, y es que al menos nos libraría a los onubenses de tener que soltar ahora antes del 30 de junio otro buen montante económico para evitar la tragedia de descender administrativamente a Tercera División. Además, sería de esperar que hubiese adquirido experiencia esta temporada y no cometiese los mismos errores a la hora de confeccionar la plantilla. Pero permítanme que dude de que concurra al concurso público. Y es que su posición actual es muy cómoda. El Decano tiene que abonarle tarde o temprano el préstamo de más de un millón de euros que ya ha hecho, y encima a partir de este segundo año se llevará el 15% de los ingresos de la entidad albiazul. Así que para qué se va a complicar el hombre poniendo ahora cerca de diez millones de euros aunque es verdad que serían a un plazo de diez años  y que con un ascenso a corto o medio plazo y un buen contrato audiovisual no parece muy complicado cumplir con los compromisos adquiridos. Juanma López estará a verlas venir, a seguir haciendo negocio y escaparate con entrenadores y jugadores, y el distanciamiento con el Ayuntamiento, con el consejo de administración del Recre como víctima pero también como cómplice, parece bastante difícil de limar. No ha sido un matrimonio feliz en este primer año y la casa ha estado a punto de saltar por los aires en más de una ocasión. Demasiada calma tensa. Demasiada inestabilidad. Realmente yo soy poco optimista con el hecho de que pueda aparecer algún comprador. Hay interesados. Hay rumores. Pero poca concreción. Lo de siempre.

 

Y el Equipo de Gobierno, que sabe que se la juega de cara a las elecciones de dentro de un año, tocará madera para que de aquí a ese tiempo no haya mucho ruido en lo institucional y que la pelotita entre y en mayo, aunque no se ascienda, se esté en la pelea. Otra campaña de sinsabores no hay afición que la aguante. Por ahora el oscurantismo ha sido tremendo. Lo que los socialistas criticaron de los populares no lo han corregido. Todo lo contrario. Ni enseñan el contrato de Eurosamop, ni consultan con los partidos de la oposición a la hora de hacer el pliego. Ni aceptan críticas, recomendaciones y consejos. Ni le dan al resto de políticos la información económica sobre los entresijos del Decano. Ni apoyan a muerte al Trust en su querella contra Pablo Comas y en otras reivindicaciones con las que le harían un brindis al sol a una afición que se merece otro trato. Pues ojito, que ya se sabe que el Recre pone y quita alcaldes en esta ciudad y estas no están siendo las maneras más correctas. Si lo de Pedro Rodríguez estaba mal, porque lo estaba, porque el Decano no puede gobernarse de manera unilateral cuando es de toda Huelva, pues no hay que repetir la misma fórmula. Gabriel Cruz le está poniendo empeño, eso es innegable, pero al final está siendo más de lo mismo. Qué decepción. Se esperaba otra cosa, la verdad.

 

Y en lo deportivo pues hay muchas dudas. Muchísimas, diría yo. A día de hoy César Negredo es el principal candidato para continuar en el banquillo albiazul. Seguramente hay más técnico del que se vio en el tramo final del campeonato porque llegó con urgencias y para lo que llegó y al menos cumplió el objetivo de la permanencia. Pero pare usted de contar. Tampoco tiene la experiencia y el currículum necesario para ilusionar a una afición que empieza a estar harta de que le vendan gato por liebre cada verano. Si desde Eurosamop y el consejo albiazul echan un vistazo a los mentideros de la grada del Nuevo Colombino y a las redes sociales verán que comenzar con Negredo sería ya una rémora desde el inicio porque este hombre, por lo que sea, no ha caído bien entre la afición. Y repito que posiblemente tenga condiciones para triunfar dentro de un tiempo. Pero este Recre necesita ilusión y un capitán de barco que transmita. Cada uno tendrá sus candidatos. Hay muchos con caché y pedigrí que conocen el grupo IV de Segunda B. Y sobre todo, hay tiempo para traerlos aquí con la idea de hacer un proyecto competitivo porque no estamos a mitad de liga sino con todo por delante.

 

Es verdad que el presupuesto se reducirá respecto al pasado ejercicio. Pero el dinero no da la felicidad en el fútbol. Dos y dos no son cuatro y lo importante es tener una idea clara y trasladarla al terreno de juego. Ahí tienen el ejemplo del Recre de Joaquín Caparrós de hace dos décadas en Segunda B. Por eso hay que acertar con la figura del entrenador, y es que si no ya empezaríamos la temporada escribiendo con los renglones torcidos. Sería de torpes caer en el mismo error que se cometió en el último lustro renovando a José Domínguez o a Alejandro Ceballos. Que eso lo hiciera el innombrable pues es hasta normal porque no daba una a derechas ni aunque quisiera equivocarse. Pero ahora hay que ser más listos y reciclarse tras un año horrible. Hay que resetear. Comenzar de cero tratando de hacer las cosas bien y con cabeza. Ya han limpiado la plantilla de gente de Huelva. Ya han pasado de la cantera. Ya se han distanciado de la afición. Ahora, por favor, sean ustedes más inteligentes y serios y comiencen a construir la casa por los cimientos, no por el tejado. Acierten en el entrenador. No hagan experimentos. La campaña de abonos está a la vuelta de la esquina y la gente está muy pero que muy quemada.

 

La venta, y a mediados de junio el entrenador. Sea de la mano de Eurosamop o de otro. Después habría un mes para traer futbolistas y empezar la pretemporada. Y luego que no se venda el ascenso sino simplemente no sufrir como en los tres años anteriores. El fútbol es muy traicionero. Muy puñetero. Vean en estos días los casos del Mérida o del Llagostera, sin ir más lejos. Pues el Recre se quedó a un punto de jugar la promoción de descenso a Tercera. Y al final es cuestión de dinámicas te llames como te llames. Y ahí sí que hay medianamente justicia. Es decir, si te llevas tres o cuatro años rozando el ‘play-off’ al final lo acabarás jugando, pero si llevas tres años coqueteando con el ‘play-out’ cualquier año te pegas el tortazo. Así que veamos las cosas con perspectiva y realismo. Primero, la permanencia, y después ilusionarse con algo más. Partido a partido, que diría el Cholo. Todo lo demás son castillos en el aire. Y es equivocarse. Para muestra tenemos por desgracia más de un botón en este club.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 4 junio 2018 a las 13:10
MARIANO
Por lo que cuentas, el Recre está en periodo de disolución.
Así no se puede aguantar una temporada más.
Hay que resignarse y pensar que va a suceder con el Nuevo Colombino y con la Ciudad Deportiva.
Fue bonito pero ya es pasado, es insostenible. Nadie nos quiere, nadie quiere venir a esta ciudad.Me refiero a entrenadores y jugadores. Todos escapan, huyen.
La vida seguirá sin el Recre. Nos queda la selección española.

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress