Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Manuel Rayo
Jueves, 17 mayo 2018 | Leída 463 veces

Gracias Aroche

Marcar como favorita

No tendría palabras para describir lo vivido el domingo pasado en Palos de la Frontera. Una imagen vale más que mil palabras, pero mi amigo Ubric me pide que le escriba un artículo y no puedo hacerlo con imágenes. 

Doy gracias a Dios por ser de Aroche. No nací allí, pero como si lo hubiera hecho. Sólo viví dos años, pero como si lo hubiera hecho toda la vida. Cuando vives momentos como el del domingo, sólo te queda dar las gracias a la gente que te hace feliz. Y yo sin ellos -lo sabe desde mi pareja hasta familia y mis compañeros de trabajo- no soy nadie.


Todo un pueblo acompañando a un equipo de fútbol que ya había hecho historia. Y porqué no intentar subir un peldaño más. Se intentó, pienso que se mereció, pero no pudo ser. Eso sí. Difícilmente en Palos van a olvidar el 13 de mayo de 2018 cuando todo un pueblo -y digo todo- se desplazó para seguir a su equipo haciéndole sentir como si estuviera en su propio estadio. Una afición ejemplar allá por donde va como también sucedió en Beas hace dos años para subir a Primera Andaluza, aunque en menor medida.


Desgraciadamente, la visibilidad que tienen otros equipos de la provincia en los medios escritos o digitales, no la ha tenido el equipo arucitano, salvo muy contadas excepciones como la entrevista realizada por un servidor al presidente del Aroche, Adrián Carlos Moreno, para este digital. Igual que suele decirse en España que “Teruel existe”, pues “la sierra también existe”, y más en concreto, “Aroche también existe”. Porque si en Huelva nos quejamos de que tanto en Andalucía como en España no se acuerdan de nuestra provincia, en la sierra nos quejamos qué desde El Andévalo hacia abajo parece que no existimos. Y sí. Lanzo un dardo a mi otro equipo, el Real Club Recreativo de Huelva, el cuál desde tiempos pretéritos no se digna a jugar un amistoso en nuestra sierra. Luego que no se quejen del desapego que hay hacia el Recre. Ha sido engordado desde el propio club. Y hablo de todos los Consejos de Administración que han estado. No de uno ni de dos.


Por eso tiene mucho mérito lo de este equipo. Con un presupuesto ínfimo, codeándose con equipos como Pinzón, Ayamonte, Bollullos o Cortegana. “Trabajo, trabajo y trabajo”. Ese ha sido el lema desde el primer hasta el último componente del club. Desde el primer directivo al último. Desde el primer jugador al último. Por cierto, la mayoría de la plantilla, chavales de Aroche. Otros equipos no pueden decir lo mismo. Y los pocos que no eran oriundos de la localidad, como si lo fueran. No lo van a olvidar. Estoy seguro.


Como no lo va a olvidar Jaime, nuestro míster. Arocheno de adopción, aunque “cien por cien rosaleño”, como dice él. Gran mediocentro en su etapa de futbolista, gran técnico y mejor persona. Le auguro un gran futuro. Es de esos entrenadores a los que habría que tener en cuenta en la capital, tan dada a buscar fuera lo que tienen dentro.


Y esta entidad tiene un alma. Se llama Juan Carlos. En España habrá millones de tipos con este nombre. Pero si les digo que le dicen “Peneke” entonces la cosa cambia. Él es quién ha organizado todo este tinglado. En el mítico campo de albero del pueblo teníamos a “Carpo”. “Peneque” ha cogido el testigo y de qué forma. Es nuestro comandante. Nos llama a filas y allí que vamos nosotros. No habrá una persona en toda la provincia que visite todos los campos y le saluden. No vendría mal como ojeador en cualquier club de Tercera o de Segunda B. En el entorno del Recre algunos me darán la razón.


Esta semana el presidente del Aroche escribía una emotiva carta donde daba las gracias a la afición. Perdone presidente, pero eso no es así. Las gracias se las tenemos que dar nosotros a usted, a su directiva y a sus jugadores por hacernos vivir un año inolvidable y uno de los días más bonitos de mi vida. Si Colón partió del puerto de Palos para conquistar un Nuevo Mundo, Aroche conquistó el pasado domingo mi corazón, el de muchos palernos y, vean las redes sociales, el de toda la provincia.


¡¡Viva Aroche!!
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress