Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Miércoles, 16 mayo 2018 | Leída 217 veces

Fracaso mayúsculo

Marcar como favorita

Se veía venir el descenso del Atlético Onubense, hubo un milagro deportivo con el juvenil de División de Honor y el primer equipo ha rozado el desastre de irse a Tercera División teniendo uno de los mayores presupuestos de su historia en Segunda B. Es decir, que la temporada ha sido un desastre y lo único que se salva (que, eso sí, no es poco) ha sido que en lo institucional se ha desbloqueado el grave problema con Hacienda y en teoría eso provocará que haya más posibles interesados en comprar el club si es que de una vez por todas se convoca el concurso público.

Vayamos por partes. Lo del primer equipo ha sido vergonzoso. Ni siquiera se le puede llamar temporada de transición. Con más de diez mil socios no es de recibo arrastrarse por la Segunda B de esta manera. Sin ningún patrón definido de juego, con un fútbol tostón y con unos entrenadores que han utilizado al Recre para coger experiencia de cara al futuro. Claro que lógicamente la culpa no es de ellos sino de los que los pusieron ahí. El Decano ha sumado los mismos puntos que las dos temporadas anteriores con un presupuesto bastante superior y sin contar prácticamente nada con la gente de Huelva en su plantilla. Por eso es llamativo que ya en las redes sociales se hayan iniciado campañas para querer renovar a media plantilla cuando muy pocos se han merecido seguir en el Recre, y más si se quiere hacer un proyecto mejor. Me sobran con los dedos de una mano: Marc Martínez, Diego Jiménez, Sergio González y quizás Traoré y Rafa de Vicente. Porque Lazo vuelve al Real Madrid, Núñez apunta a la retirada y el puesto de Boris Garrós es mejorable pese a que el chaval a nivel de sacrificio lo ha dado todo.

 

No sabemos si fichará Carazo, Toledano, Zambrano o López, pero es de esperar que reflexionen sobre los múltiples errores cometidos esta temporada y sepan hacer las cosas con más cabeza y pensando que el Decano está en Segunda B y los futbolistas que lleguen tienen que ser los mejores de Segunda B. Sin hacer experimentos ni complicarse más de la cuenta. Claro que si al final tienen que venir los ‘amigos’ del jefe… Una mezcla de juventud, con ganas de hacerse un nombre en este mundillo, y de veteranía, ya que esta campaña al Recre se le han escapado demasiados puntos en los minutos finales y en muchas ocasiones también le han empatado a los pocos minutos de adelantarse en el marcador. Hay que tener más mala leche en el campo. Y tres cuartos de lo mismo pasa con los entrenadores. Por ejemplo, a mitad de temporada, y con el Murcia en la zona templada, cuando destituyen a su técnico el club grana tira de experiencia en la categoría y se trae a José María Salmerón. La resultante es que van a disputar el ‘play-off’ de ascenso, mientras que aquí llegaron Ángel López, un Natalio cascado, Toni Robaina e Iván Agudo. Tremendo saber en noviembre los fallos que se cometieron en verano tanto en el banquillo como en la plantilla y no solucionarlos en el mercado invernal. Hay que estar más avispados hombre y no contar ovejitas y mirar a las musarañas continuamente a ver si suena la flauta. Si es algo que veíamos hasta los que no entendemos de esto…

 

No sólo se ha rozado el descenso sino que se ha perdido una oportunidad inmejorable de meterse en la cuarta plaza clasificatoria, que nunca en la vida estará tan barata, y es que un grupo IV de Segunda B con un ínfimo nivel como en el ejercicio recién concluido no se repetirá en ninguna otra ocasión. Se sufrió con el primer equipo y se volvió a ningunear a la cantera, el eterno patito feo de este club pese a que históricamente siempre ha dado buenos futbolistas. Sale gente de Huelva comprometida y que te puede rendir tanto en el presente en el terreno de juego como en el futuro con hipotéticos traspasos. Pero nada, aquí ni una cosa ni la otra. Y ahí están los casos de Antonio Domínguez o Caye Quintana, entre otros. Ahora se marcharán Rubén Gálvez y Alejandro Zambrano y se quedarán Víctor Barroso y poco más en el primer plantel. Ojalá que la pretemporada la hagan varios y que la primera plantilla esté compuesta por 15 ó 16 profesionales y el resto por gente de la casa. Sería un ahorro económico y a nivel deportivo estoy seguro que no se notaría porque esta campaña, y muchas otras más, siempre ha habido ‘paquetes’ de fuera para completar las convocatorias que no mejoraban lo que había aquí. Y todos sabemos que ha sido así. Lo que pasa es que el ‘compadreo’ siempre ha existido a la hora de fichar. No me sobran los Iván Robles, Misffut o Manu Torres, entre otros. Se trata de apostar sí o sí por la cantera y no hacerlo solo de boquilla.

 

Era imposible que el filial se salvara pese a su reacción final con una plantilla tan corta y que apenas cobra. Y lo del juvenil es para hacerles un monumento porque durante muchos meses nadie contaba con que iban a lograr el objetivo. A ver qué ocurre con Jesús Vázquez y Juan Alfaro este verano. Gente muy válida y preparada, pero claro, si los queman, no les dicen la verdad y siguen sin darles cariño pues lo normal es que nos ocurra como con Juan Manuel Pavón y tantos otros técnicos de la casa que se han marchado injustamente por la puerta de atrás y sin que los valoraran aquí y luego acaban triunfando fuera. Y es que hay que tener pocas luces.

 

Pasan los días y no se convoca ni la Junta de Accionistas ni el concurso público de la venta de la mayoría del accionariado del Recre. Tras solventar el problemazo con Hacienda debe haber más candidatos. Pero claro, no van a esperar eternamente. Y encima está el grano en el culo de Eurosamop. En su primer año al frente de la gestión deportiva y económica han fracasado y todavía les quedan nueve años firmados en ese contrato de confidencialidad que no sabemos si veremos algún día. Así que no es nada fácil que ahora llegue alguien de fuera viendo que ya hay un ‘okupa’ dentro. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, lo tuvo todo muy bien maquinado cuando negoció hace un año con Juanma López, siendo muy consciente de que en 2019 hay de nuevo elecciones municipales y el Decano es un juguete muy goloso. Así que hay muchas opciones que el comprador sea Juanma López o ni siquiera eso, es decir, que la venta podría quedar desierta y Eurosamop, cuya posición actual es muy cómoda, seguiría gobernando a su antojo.

 

Y antes de concluir que no se me olvide felicitar al Recre Trust, con el que en los últimos tiempos he tenido algunas discrepancias, por la valiente apuesta de sentar a Pablo Comas en el banquillo. Valiente y nada fácil, por cierto. Ya el madrileño al menos habrá pasado un plato de mal gusto en estos días. Ahora queda esperar a que se haga justicia y a que el Recre salde al menos en parte alguna de las cuentas pendientes que tiene con su aciago expresidente. Qué cinismo y prepotencia pudo verse en el Palacio de Justicia. El que nace chuleta, muere chuleta. Nada cambia. El Decano se ha liberado de sus garras y el presente y el futuro es más halagüeño. Pero quedan muchos deberes deportivos e institucionales por hacer y por mejorar y estas semanas se antojan nuevamente cruciales. Lo de Gildoy fue un mal sueño y pronto se cerrarán la mayoría de las heridas de una etapa negrísima con vencedores y vencidos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 17 mayo 2018 a las 12:20
Ensoñadora
Siempre rezumando odio.
Comas no es el culpable.
El Recre ahora está peor, pues un alcalde ha puesto 8 millones de euros, los jugadores huyen despavoridos a otros equipos, se ha cambiado tres o cuatro veces de entrenador, los filiales hacen el ridículo, nadie se reúne para ver como está el mercado, la empresa Eurosamop se frota las manos ( esos son peor que el Comas y más chulos que él, pues ni siquiera aparecen, nos desprecian )... y ya no está Comas...luego...
Es de admirar lo que hace Huelva por el Recre. La ciudad está sosteniendo un engendro futbolístico construido a base de sueños y que está costando más dinero que algunos de los Clubs no punteros de Primera. Jugadores malísimos, instalaciones paupérrimas, entrenadores que fracasan, afición que traga todo. Y ahí está, en Segunda B, fracasado y sin posibilidades de mejorar.
La solución sería crear una entidad Decano, una fundación, y desligarse del futbol, mandar a la mierda el estadio, las Peñas y todo eso. Ser libres. Hacer más deportes (badminton, atletismo, etc) y tener unos equipillos de futbol juveniles, algo como La Massia. Seríamos felices y seguiríamos teniendo al Decano y no al Huelva o Recre o como le quieras llamar

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress