Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Martes, 24 abril 2018 | Leída 1918 veces
confidencial

El runrún: El Alvia de Huelva, una gozada

Marcar como favorita

No seremos nosotros quienes nos apuntemos a ese refrán que dice que el mal de muchos es consuelo de tontos. Sinceramente, no está el patio para semejante afirmación cuando de lo que hablamos es de agravios territoriales. Simplemente traemos bajo el brazo el tuit de una usuaria de Renfe que nos ha llamado poderosamente la atención.

Al comenzar a leerlo –”Acabo de hacer un viaje en tren Alvia de Huelva a Madrid...”–, uno espera, desde la perspectiva onubense, que de un momento a otro comience a despotricar de la conexión ferroviaria con la capital de España... pero nada más lejos de la realidad. No solo no tiene queja del servicio que presta la compañía sino que define como “una gozada” poder viajar de Huelva a Madrid “en tres horas y media”. Tan maravilloso fue que el tiempo, literalmente, voló, acortando su trayecto en más de media hora. En realidad –y en el mejor de los casos–, los trenes onubenses se plantan en Atocha en cuatro horas y seis minutos. Pequeñeces, por lo que se ve, para [Img #201031]esta viajera –extremeña suponemos– que lo que pretende es denunciar la discriminación que sufre Extremadura, y más concretamente Badajoz, con respecto a Huelva, que poco menos se presenta como el no va más de las comunicaciones. Indagando un poco, entendimos el porqué de su lamento: viajar de Badajoz a Madrid supone invertir entre cinco horas y pico de camino, en modo ‘express’, y más de 8 horas y media en versión ‘voy a echar el día’, por lo que comprendemos que nuestra amiga suspire por ese Alvia que aquí denostamos (aunque nuestras quejas se refieren más al servicio que presta Renfe y a la cochambrosa línea por la que deben circulan esos trenes). Lo que quizá ella no sepa es que esta ventaja onubense no se debe a un  supuesto trato de favor a Huelva de sucesivos gobiernos populares y socialistas. Ni muchísimo menos. Nuestra suerte, si podemos llamarlo así, es tener la mayor parte del camino ‘alfombrado’ gracias a nuestros vecinos sevillanos, que cuentan con una conexión de lujo con la capital desde hace un cuarto de siglo. La prueba está en el trayecto que nos separa de la estación de Santa Justa, cien kilómetros escasos que sin embargo parecen un viaje de un siglo hacia atrás en el tiempo, con una estación tercermundista que hasta hoy no ha cerrado sus puertas. Por lo tanto, amiga extremeña, suerte... la justa.

 

Se nota, se siente, precampaña en el ambiente. Hablábamos hace unos días en este mismo espacio de las nuevas ‘ofertas’ electorales que íbamos a tener en lo que nos queda hasta las próximas elecciones, y hoy traemos hasta aquí mismo esta otra realidad que se repite, sistemáticamente, cada vez que se acerca una cita con las urnas: la de los anuncios e inauguraciones. Prepárense para meses de cortar citas, promesas y primeras piedras. ¿Qué no? Empezamos esta semana –aún queda más de un año para las municipales y, si se mantiene el calendario previsto, algo menos para las andaluzas- con una nueva estación (aunque por ahora sin inauguración oficial, suponemos que llegará) y el anuncio de las inminentes obras del centro de salud de Isla Chica, ambos temas recurrentes en cualquier campaña de los últimos años. ¿Qué será lo siguiente? ¿Qué más nos prometerán en los próximos meses? Que empiecen Los juegos del hambre… Se nota, se siente, precampaña en el ambiente.

 

[Img #201034]Ninguneo al IES La Orden. Esta semana Huelva se convierte con mayúsculas en la capital del bádminton europeo pero ni la Federación Española de esta modalidad deportiva ni tampoco la Europea le echaron cuentas al IES La Orden, campeón de España hasta en cinco ocasiones, cuando hace algunos meses ya le mostró a los organizadores de la competición su total disposición a echar una mano de manera totalmente altruista. Así que durante estos días poco o nada se va a hablar en Huelva del mejor equipo onubense de la historia, algo a la que en parte también han contribuido nuestros políticos, que llevan ninguneando al IES La Orden durante algún tiempo. Así, los dos últimos años ni siquiera le han hecho una recepción oficial a los integrantes de la plantilla y del cuerpo técnico después de haber conquistado, con mucho mérito, el título de División de Honor ante el potente Rinconada. A buen seguro que el año que viene, que quedará sólo un mes para las elecciones municipales cuando concluya el campeonato, sí que todo son elogios y fotos de rigor si es que el IES La Orden se alza con su sexto entorchado. Se está valorando poco por parte de los políticos la gesta de este club, y encima es un detalle de total falta de respeto el de no haberles hecho en los dos últimos años un reconocimiento público como se merecían por llevar el nombre de Huelva con tanto prestigio más allá de nuestras fronteras. 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress