Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Jueves, 5 abril 2018 | Leída 60 veces
Ciclo Cantero Rock

Ángel Stanich rozó el lleno en las Cocheras del Puerto

Marcar como favorita

12.20 h. El rock alternativo español más diferente y único inundó ayer las Cocheras del Puerto con un nuevo concierto organizado por el Área de Cultura de la Universidad de Huelva. El ciclo Cantero Rock, referente en la cultura onubense, arrancó su programación de primavera con la música intima y rompedora de Ángel Stanich. El publico respondió y vibró con la incontenible personalidad de un músico ciertamente distinto.

[Img #199581]Ángel Stanich lo dio todo en un concierto que llegó a las dos horas de duración y deleitó a un público entregado con sus canciones más representativas. Además, interpretó obras de su nuevo álbum Antigua y Barbuda,un disco plagado de sorpresas que va a descolocar a muchos de sus seguidores e incondicionales. No solo atrapa el retrato de un artista en racha sino algo hoy imposible de encontrar: capacidad de sorpresa. Y es que Antigua y Barbuda, para los expertos, es uno de esos discos que alegra la inteligencia y nos devuelve la fe en la música concebida como arte.

 

Han pasado 3 años de su ya emblemático "Camino Ácido" (2014), una espera mitigada por sutiles himnos generacionales como "Carbura!" (Cuatro Truenos Cayeron, 2015), christmas envenenados (Jesús Levitante) y, ya al borde de este verano, "Siboney", un exuberante EP que clausura ciclo y abre la puerta a nuevas e insospechadas aventuras, al deslumbrante universo de Antigua y Barbuda.


Irreverente, lleno de personalidad y con una voz inconfundible, Stanich logró hacer de las Cocheras del Puerto su propio espacio donde él, junto a su banda, fueron los artífices de un espectáculo en el queno hubo protagonistas individuales. Los espectadores y el propio Stanich se hicieron uno y disfrutaron al unísono de las interpretaciones de un músico extravagante y genial, como toda su obra. Un artista que ha llegado hasta donde está sin dar entrevistas. Solo, él y su banda. Y su público.
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress